PSEUDO METEOROLOGÍA.-José María Barja Pérez*

La ilusoria pretensión de la humanidad de dominar el tiempo llevó al di­seño de ciclos que ajustasen los recurrentes fenómenos astronómicos. Así los calen­darios trataban de ajustar las tareas al momen­to climático e in­cluso pre­tendían antici­par los meteoros que se van a producir en fechas inmediatas. Así aparecieron “predicciones meteorológicas”, como las temporas o las ca­bañuelas, e incluso folklorismos como el día de la marmota. La precisión no es precisamente la característica de esos pronós­ticos; se asemejan más a la paro­dia de la jerga de los analistas económicos que, ante la crisis que llegaba, rea­lizó Ma­nuel Rivas con brillante empleo del oxímoron: “Se puede decir con precisión indetermina­da que se trata de un fenómeno transitorio pero no epi­sódico, más bien superficial aunque con raices profundas. Por supuesto, su naturaleza es de una volatilidad su­mergida.”[¿Qué crisis? El País 17/ma-yo/2008].

Pues ahora ha saltado al ciberespacio la predicción de un chaval de 15 años “experto en cabañuelas”, asegurando la repetición de la gran nevada etiquetada Filomena para finales de enero de 2022. Y a muchos eso les parece más creíble que las afirmaciones de los meteorólogos, que hoy en día no tie­nen ca­pacidad de predicción efectiva de más de unos días. Claro que «un 25% de los españoles cree que el Sol gira alrededor de la Tierra

  • Sorprende la difusión  mediática de la “probabilidad” de una tormenta “calculada” por un presunto algoritmo de “expertos”. Y apenas se encuentran referencias que descri­ban la pseudociencia implicada. Como ocurra algo cercano a lo proclamado, ¡tendrán que inven­tarle cuando menos una subsecretaría !
  • En su origen, las témporas eran breves ciclos litúrgicos al  inicio de cada una de las cua­tro es­taciones del año, consagra­dos especialmente a dar gracias a Dios por los beneficios recibi­dos de la tierra y a pedirle su bendición sobre las siembras, para que produjeran co­sechas abundantes. La institución cristiana de las témporas aparece en Roma, quizá ya du­rante el siglo III, para reemplazar a los festejos paganos de las «ferias de la cosecha», «fe­rias de la vendi­mia» y «ferias de la siembra». Cada témpora comprende tres días de una misma se­mana: el miércoles, el viernes y el sábado (desde antiguo los dos primeros días eran consi­derados días de «estación», de ayuno). Según Jeró­nimo de Chaves tales jornadas eran las más luctuosas de la Pasión de Cristo: “el miércoles, porque Judas vendió a Nues­tro Reden­tor; el viernes, fue Nuestro Señor crucificado, y el sábado, porque fue su santo cuerpo se­pultado” [Cronografía o Reportorio de Tiempos 1588]. En las témporas de septiem­bre se evo­can las dos fiestas judías del séptimo mes: Yom Kippur, Expiación (Levítico 23.27) y Sucot, Ta­bernáculos (Levítico 23.42-43). Las demás témporas fueron condicionadas por algún otro ciclo litúrgico, que transforma el contenido original: por la octava de Pente­costés, las tém­poras de verano; por el Adviento, las témporas de diciembre; por la Cuares­ma, las témpo­ras de primavera.
  • Una tradición muy arraigada entre la gente del campo del Norte de España, desde el Norte de Cataluña hasta Galicia, con una incidencia especial en zonas del País Vasco, em­plea las témporas para tratar de predecir el tiempo que hará en la estación que le sigue. Se definen las témporas como el miércoles, viernes y sábado de la segunda semana de Cua­resma, las Témporas de Primavera (o Primeras); de la primera semana después de Pente­costés, las Témporas de Verano (o Segundas); los tres siguientes al 14 de septiembre, día de la Santa Cruz (si ese día cae en miércoles, se usan los de la semana siguiente; de ahí el nombre de témporas de San Mateo, 21/septiembre), Témporas de Otoño (o Terceras); los siguientes al 13 de diciembre, día de Santa Lucía (si ese día cae en miércoles, entonces los de de la sema­na siguiente), Témporas de Invierno (o Cuartas). En esos días concretos an­tes de las 00:00 h. se observa para ver que tiempo hace en ese momento, si el cielo está des­pejado, si hay nubes, hacia donde sopla el viento… Según esas observaciones, se induce que el tiempo que había el primer día de témporas será el que predomine el primer mes de la estación, el del segundo día de témporas en el segundo mes de la estación y el del tercer día de témpo­ras corresponderá al tercer mes de la estación.
  • Hoy, con una mínima hoja de cálculo, es posible calcular las fechas de las témporas para cualquier año, partiendo del cálculo de la Pascua. Se visualiza así fácilmente el amplio ran­go de fechas para las primeras y segundas témporas, mientras las terceras y cuartas pue­den variar en una semana tan solo. Los extremos se alcanzaran, entre otros años anteriores y posteriores, en 2285 y 2038. En efecto, en 2285 las témporas de primavera serán el 11, 13 y 14 de febrero y las de verano, el 13, 15 y 16 mayo; mientras en 2038, las de primavera serán el 17, 19 y 20 marzo y las de verano el 16, 18 y 19 junio.
  • La palabra cabañuelas proviene de la festividad judía de Sucot ( סֻכּוֹת , sukkōt, ‘cabañas’ o ‘tabernáculos’) que recuerda los años que pasó el pueblo judío vagando por el desierto del Sinaí. Como en esta festividad judía [este año 2022, del 9 al 16 de octubre], se realizan ri­tos referentes a la predicción meteoro­lógica, el término de ca­bañuelas adoptó en caste­llano ese significado. La observación de los primeros 24 días de agosto de cada año (unos días prefijados, y por tanto, invariables y «mágicos») se usan para pronosticar qué tiempo será el que se disfrutará en los próximos doce meses. Los pri­meros doce días pronostican los meses en orden numérico ascendente (1=agosto; 2=sep­tiembre; …) y los segundos doce días, las retornadas, replican el pronostico de los meses en orden numérico descendente (13=julio; 14=junio; …).
  • En USA durante la Candelaria, 2/febrero, hay una tradición popular, el Groundhog Day, [tí­tulo de la película Atrapado en el tiempo, dirigida en 1993 por Harold Ramis, con Bill Mu­rray y Andie MacDowell de protagonistas]. En ese día la marmota (groundhog, wood­chuck) sale de su madriguera tras una larga invernada para mirar su sombra. Si la ve, esto es, si está soleado, piensa que habrá seis semanas de mal tiempo y regresa a la madri­guera. Si el día está nublado, y por lo tanto no hay sombra, lo toma como un signo de la llegada de la primavera y permanece sobre el terreno. El dicho americano es: «If the sun shines on Groundhog Day: Half the fuel and half the hay». La evidencia estadística no está a favor de esta tradición, sino exactamente de su contraria. Vamos, mucho mejor el refrán gallego: “Se pola Candelaria chora, a metade do inverno vai fora; chore ou deixe de chorar a me­tade do inverno falta por pasar.
  • Fray Benito Jerónimo Feijoo y Montenegro (1676-1764) tenía claro que el tiempo atmos­férico (temporal escribía él) nada tenía que ver con los ternarios, los tres días de la tém­poras: “La observación de las mudanzas de temporal, arreglada a los cuatro ternarios de días de ayuno establecidos por la Iglesia, que vulgarmente llaman Cuatro Témporas, no tiene fun­damento alguno ni en la razón ni en la experiencia; antes, la razón y la experien­cia militan contra ella. […] Aunque se quiere decir que hay alguna constitución en Astros, que deter­mina el temporal para los tres meses siguientes (lo que es una quimera) de nada servirá para el propósito; pues la disposición de la Iglesia no liga esos ternarios a tal deter­minada constitución de Astros; y así en distintos años caen debajo de aspectos muy dife­rentes” […] “Cítase a favor de aquella regla la autoridad de los Labradores, como de gran peso en esta materia, por ser los que con continua solicitud están atendiendo la duración y mudanza del temporal. A esto respondo, que así los Labradores, como todo el resto de la Plebe, dan más asenso a las patrañas que heredaron de sus mayores, que a los desenga­ñados que les ministran sus propios sentidos.” [Teatro Crítico Universal. Discursos varios en todo género de materias, para desengaño de errores comunes, Tomo V (1733) Discurso V Observa­ciones comu­nes, 11-12].
  • *José María Barja Pérez. exrector de la UDC
Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en PSEUDO METEOROLOGÍA.-José María Barja Pérez*

DOUS ANOS DO GOBERNO DE COALICIÓN PSOE-UP.-Xesús Veiga*

Realizar un balance do sucedido nos dous anos da lexislatura estatal resulta unha tarefa complicada pola conxunción de tres circunstancias singulares: a carencia de precedentes -no sistema político vixente dende 1977- na existencia e funcionamento dun goberno de coalición no ámbito da Administración central do Estado; as dificultades para manter a maioría parlamentaria que permitiu a investidura de Pedro Sánchez no mes de Xaneiro de 2020 e, -por último pero non o menos importante- o imprevisto desenvolvemento da pandemia do coronavirus a partir de marzo de 2020.

A conformación da actual coalición gobernamental foi consecuencia do cambio substancial no mapa parlamentario operado a partir das citas electorais dos anos 2015 e 2016. O modelo clásico no bipartidismo reinante nas décadas anteriores -maiorías parlamentares absolutas de PSOE e PP ou completadas, no seu caso, con pactos de gobernabilidade con CiU e PNV- resultou inviábel por mor do debilitamento dos partidos maioritarios e o xurdimento de novas formacións -Podemos, Ciudadanos e Vox- ou polo maior peso específico doutras xa existentes (ERC e Bildu). O panorama resultante só ofrecía dúas saídas: promover un acordo de goberno entre PSOE e PP -seguindo o exemplo do sucedido en Alemaña mediante a grande coalición encabezada por Merkel- ou establecer un pacto entre PSOE e UP co aval dos grupos nacionalistas e rexionalistas. As resistencias exhibidas por Pedro Sánchez durante varios meses foron ilustrativas dos atrancos que ía ter que superar o novo goberno. No seo do Partido Socialista visibilizouse unha división entre un sector -minoritario en número pero con importantes apoios na vella garda dos dirixentes históricos- partidario de priorizar a sintonía con C’s ou co PP e o grupo pilotado por Sánchez, disposto a transitar por un vieiro mais acorde coa proclamada adhesión aos idearios socialdemócratas.

A aparición da COVID alterou as previsións e as prioridades contidas no pacto de goberno entre PSOE e UP. No canto de propiciar maiores consensos coas forzas da dereita para facer fronte aos novos e urxentes problemas que se colocaban diante dos xestores públicos, a crise sanitaria foi utilizada para desgastar, sen tregua, ao executivo estatal. A carencia dunha cultura de colaboración federal entre as administracións que posuen competencias compartidas ou concomitantes completou un cadro pouco favorábel ao prestixio da acción política e moi propicio ao desenvolvemento de dinámicas de populismo destrutivo.

A viabilidade e consolidación dun goberno de coalición require, necesariamente, un mínimo compromiso programático que permita acometer as principais demandas daquela parte do corpo electoral que posibilitou o nacemento de semellante alternativa. Mais tamén esixe -como condición suficiente- unha xestión acertada das diferenzas entre os socios de tal goberno. Un acordo debuxa un territorio de consensos pero non elimina todas as diverxencias e, sobre todo, non solventa automaticamente as inercias vinculadas ás tradicións políticas das forzas coaligadas. Combinar adecuadamente a unidade na acción diaria coa preservación da identidade de cada quen é a chave para asegurar a continuidade desa fórmula de goberno.

Aínda que a pandemia eclipsou case todo o demais, PSOE e UP tiveron que enfrontar unha situación de minoría parlamentaria que esixía tecer pactos coas formacións nacionalistas de Cataluña e Euskadi -ostentadoras, como é sabido, da maior parte da representación dos seus territorios no Congreso- para asegurar a estabilidade política e neutralizar a belixerancia opositora de PP, Vox e C’s. O sucedido co episodio dos indultos concedidos aos dirixentes independentistas ilustra a dimensión das dificultades para transitar por unha nova vía no contencioso catalán. Ademais das divisións constatadas entre ERC e JxC, as análises demoscópicas   demostraron que esa medida conciliadora contaba cunha importante oposición en sectores sociais que votan habitualmente ao Partido Socialista en diversos territorios do Estado. Todos os actores políticos involucrados son conscientes de que este asunto vai seguir ocupando un lugar preferente nas axendas que se elaboren para a nova lexislatura. E xa sabemos que unha eventual maioría dos partidos de Casado e Abascal arruinaría calquera posibilidade de pacto para saír do labirinto no que se atopa a vida política en Cataluña.

Cando faltan dous anos -como moito- para o remate do actual mandato parlamentario, PSOE e UP poden analizar a experiencia do goberno conxunto de PSdG e BNG entre 2005 e 2009 para comprobar -por riba das evidentes distancias temporais e de contexto xeral- os efectos nocivos da excesiva confrontación entre os socios gobernamentais. Mutualizar os acertos e minimizar os erros derivados de pretensións hexemonistas inxustificadas resultará fundamental para que o novo Parlamento estatal non contemple o feito inédito dunha maioría construída co apoio dunha formación tan perigosa como Vox.

*Xesús Veiga, economista, ex-deputado do Parlamento de Galicia, profesor xubilado da USC

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en DOUS ANOS DO GOBERNO DE COALICIÓN PSOE-UP.-Xesús Veiga*

GALEGOFALANTES NAS ASTURIES.-Xoan Antón Pérez-Lema*

 É unha realidade case tautolóxica que o uso das diversas linguas non se axusta con exactitude ás fronteiras administrativas. É unha evidencia científica, ratificada dende os tempos de Dámaso Alonso nos anos 40 do século XX por todos os dialectólogos, que o galego que falan uns 40.000 cidadáns asturianos (5% da poboación das Asturies) dos 19 concellos do oeste do Principado é unha variante dialectal do galego, o galego oriental, que partillan tamén os galegofalantes do Berzo e da Seara (administrativamente en Castela-León) e os galegos da parte máis ao leste da Galicia administrativa.

      Velaí que a Real Academia Galega (RAG) cumprise coa súa obriga cando se dirixiu ás autoridades do Principado para que o galego fose recoñecido como lingua oficial na vindeira reforma do Estatuto asturiano, canda a llingua asturiana, falada no resto do Principado, no norte da provincia de León e na vila portuguesa de Miranda do Douro. Propuña a RAG o modelo da lingua occitana en Catalunya, chamada aranés no val de Arán. Na área territorial do val de Arán o occitano é oficial canda o castelán e o catalán, que son oficiais no resto do territorio. Mais as persoas falantes do aranés teñen dereito a se dirixir na devandita lingua ás autoridades da Generalitat, mesmo que estean fóra do val de Arán, por exemplo en Barcelona.    

       Contra toda evidencia científica, o discurso de determinados elementos asturianistas é negar a galeguidade da lingua falada no occidente astur, que no canto dunha variedade dialectal do galego sería unha fala de transición (eonaviego) hoxe e mañá, a pouco que aprofonden nesa ladaíña acientífica,  unha fala máis ou menos conectada coa llingua asturiana. Unha teima semellante- e conexa- á de chamar ría del Eo á que sempre foi na cartografía internacional ría de Ribadeo. Esa galega vila de Ribadeo que constitúe o centro comercial e urbano de referencia para as xentes do Occidente astor, contribuíndo non pouco ao mantemento do galego nese territorio.

       Ogallá a cidadanía astur sexa quen de introducir a oficialidade da súa llingua no seu Estatuto. Mais ogallá que as entidades que defenden a llingua deprendan defendela en cooperación e nunca competición coa lingua galega. Señoras e señores asturianistas, non se trabuquen vostedes de inimigo.

    Por certo que Xunta ten competencias e responsabilidades canto á promoción e ensino do galego na Galicia exterior, consonte cos artigos 35 do noso  Estatuto e 21.2 da Lei de normalización lingüística. Sabemos que estas competencias se exerceron no Berzo, mais nunca en Asturies.Que fixo ao respecto a Secretaria xeral de Política Lingüística? É certo que os gobernos do Principado todos rexeitaron introducir o ensino do galego no Occidente astur?

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en GALEGOFALANTES NAS ASTURIES.-Xoan Antón Pérez-Lema*

ASALTO A LA DEMOCRACIA.-Antonio Campos Romay*

Una reflexión procedente según se avanza en el primer tercio del siglo XXI, es que nivel de fortaleza tiene la democracia, cuál es su capacidad de supervivencia frente a los elementos nocivos que la acechan, y conque grado de calidad va a sobrevivir. 

Dos crisis brutales en el primer tercio del siglo XXI, la Gran Estafa y la Pandemia golpearon de forma cruel las sociedades y su modelo de vida propiciando una crisis general, cuyos efectos se sumaron al no haber casi solución de continuidad entre ambas.

Sus daños colaterales fueron socavar grandes proyectos como la construcción europea que hubo de sufrir el embate más duro desde sus inicios con el desgajamiento del Reino Unido de la iniciativa comunitaria. Unido a ello la deriva autoritaria y desprecio a los  valores humanos que le dan razón de ser de algunos de sus miembros, no dejan de ser motivos de inquietud…

En esos mismos efectos colaterales cabe resaltar la preocupante reaparición notoria de movimientos neo-fascistas. Un creciente fundamentalismo asociado a actos violentos. Caudalosos torrentes migratorios no siempre bien asimilados, originados por la desestabilización de Oriente Medio inspirada por EEUU y los procedentes de regiones africanas depauperadas. La acelerada concentración de la riqueza en oligopolios en detrimento del equilibrio social. El recorte indiscriminado  al amparo de la coyuntura, de derechos sociales, laborales, e incluso políticos, en tanto la brecha social se agiganta de forma alarmante.

La ecuación se hace más compleja con la presencia de un plantel de caricatos políticos cuya proyección se aúpa, como en los años treinta del siglo pasado, en la angustia de una sociedad enfrentada a un horizonte confuso, agobiada tras un largo  periodo de desasosiego.

Son personajes miserables, cuya amoralidad ni les permite ser inmorales. Indiferentes a los valores democráticos, carentes de respeto a las instituciones y cómplices necesarios de un ultra-liberalismo exacerbado y autoritario carente de empatía social. Son la saga ponzoñosa  de los Trump, Bolsonaro, Boris Johnson,  Orban, Ayuso, Le Pain, Casado…

Asoman su turbiedad cabalgando sobre el miedo de una sociedad enfrentada a un cambio de ciclo que se conforma diametralmente distinto a lo que se tenía por certidumbre, enfrentándola a una encrucijada con más interrogantes que respuestas. Que contempla atónita y paralizada como se quebranta impunemente el Estado de Bienestar y las conquistas sociales que se tenían como intocables, para ser convertidas en factor de especulación.  

Como elemento de distracción se eleva a categoría cierto modelo de patriotismo que no deja de ser anécdota en un mundo, ya inevitablemente globalizado, donde la  permeabilidad de las fronteras y  la movilidad  irrefrenable de los capitales pone en cuestión la razón territorial que es armazón de los estados.  Se desempolva un modelo de patriotismo que  históricamente fue  acicate de guerras y enfrentamientos, siempre en detrimento del ser humano. Triste refugio en la diferencia frente a la universalidad. Bernard Shaw gustaba afirmar “Nunca se tendrá un mundo tranquilo hasta que se extirpe el patriotismo en la raza humana”.

Sin llegar a la rotundidad de  Oscar Wilde cuando afirmaba “El patriotismo es la virtud de los depravados”, no cabe duda que si hay mucha indecencia oportunista de patriotas de charanga, pandereta y talonario. Que intentan desvirtuar el concepto noble de patria al servicio de sus intereses obscenos. La palabra patria en su boca, se traduce en vulgar mercancía para satisfacer su avaricia y afán de monopolio del poder.

Nada que ver con la grandeza cívica del concepto patria, como  espacio común de seres humanos, de derechos civiles, de solidaridad y equidad social. Ajena a definirse por sanguinolentas sajaduras de la tierra disfrazadas de fronteras sobre lo  que es hábitat común. Sin falacias de patriotismo constitucional, que no es sino añagaza para esconder la privatización por una facción de un texto común de convivencia.

Entre los muchos retos que plantea este primer tercio del siglo XXI, seguramente el de mayor calado, es justamente evitar el asalto a la democracia, su contaminación. Evitar sean violentados o menoscabados los valores la definen y recuperar la dignidad de las instituciones democráticas.  

Hace un siglo Europa asistió atónita al holocausto de más de 60.000.000 de sus ciudadanos provocado por un individuo de esperpéntico bigotito y un histriónico  personaje regordete, padres del Eje –aquel si auténticamente del mal-, que medraron ante las miradas indiferentes, tolerantes, cuando no cómplices de las llamadas potencias democráticas, -con especial cobardía de Francia  e Inglaterra (traición incluida a la II República Española, primera víctima del fascismo en aquella Europa convulsa)  y de la sociedad ilustrada del momento.

Ignorar el pasado, conlleva repetir el drama ya vivido. El fascismo, con distinto ropaje, pero mismo objetivo, acecha a lo largo y ancho de Europa, y desde luego de España, con vuelo de ave carroñera que percibe una posible presa en la que presume agotada e inerme democracia. 

*Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en ASALTO A LA DEMOCRACIA.-Antonio Campos Romay*

LENGUAJE PERIODÍSTICO Y MATEMÁTICAS.-José María Barja Pérez

 Un brillante artículo de Carlos Yárnoz, actuando como Defensor del Lec­tor del diario El País, lleva por título «A desorden de factores, producto alterado.» Ya había empleado un título análogo tres meses antes, «El desor-den de factores altera el producto», refiriéndose a malas expresiones lin­güísticas en titulares periodísticos (que los convierten en confusos e incluso hilarantes). Su frase es un enunciado del álge­bra no con­mutativa, que él no debe conocer, pues da por sabido que “en las sumas y multiplicacio­nes, el orden de los factores no altera el producto.” Pero, aunque asegura que lo de «restar o multiplicar» no es propio de periodistas, no disculpa los tropie­zos idiomáticos, su herramienta de trabajo. Claro que algunos detallan que «la política no es como las matemáticas» pues «ponerse a cambiar el orden natural de los actos [..] puede ser catastrófico.»

       Se usa en los titulares el término sudoku para indicar complejidad (así,  «El calendario de partidos de la ACB se vuelve un sudoku» o «Organizar la selectividad se convierte en un sudoku imposible»). Pero ese inte­resante entretenimiento, que tiene distintos niveles de dificultad (incluido el mal llamado “imposible”), es un pro­blema que debe tener solución y ella ser única. Es poco conocido que se puede escribir un pequeño algoritmo que resuelve cualquiera de ellos. Claro que algunos de los presuntos “sudokus” publicados en pe­riódicos no tienen solución, lo cual en ocasiones incluso se puede detectar a sim­ple vis­ta.

       El empleo de herramientas matemáticas que utilizamos en la vida diaria producen titulares como «4 fines de semana largos de 4 días cada uno», como detalla el decreto del presidente de Argentina para el año 2022. Esa colección de festivos no se corresponde con los nuestros pues aquí habrá que “construir” el puente perfecto de diciembre.

       Y también las matemáticas nos revelan la información oculta en la viñeta de Forges del año 1987, que fue recordada 35 años más tarde.

  • El año 1987 en una viñeta publicada en Diario16, Forges pegó a la cola de su cometa navideña el recorte de un código de barras (que había sido estrenado en España diez años antes). Aunque no incluye un 8, el primer dígito de ese EAN-13, se pue­de com-probar, gracias al último dígito, que se trata de un código válido. Y hoy el ciberespa­cio nos proporciona toda la información que cifraban esas barras: corresponde a la Compa­ñía de Distribución Integral de Publicaciones Logista SL de Alcorcón, posible­mente la que le llevaba la prensa, siendo tal vez el 74 (codificado en las pequeñas barras adicio­nales) su número de cliente. Su alusión a la inmensa comercialización de esas fiestas hoy nos parece premonitoria.
  • Ya hace diez años se conoce que son necesarias 17 cifras para que un sudoku tenga solución. Fue el arquitecto Howard Garns de Indianapolis quien inventó en mayo/1979 un juego que llamó Number Place. Introducido en Japón en abril/1984 bajo el nombre de Sudoku (数独), que significa “números sueltos”, se popularizó en Reino Unido a fi­nales de 2004. En 2005, Bertram Felgenhauer y Frazer Jarvis demostraron que la canti­dad de sudokus es 6.670.903.752.021.072.936.960 número mayor que el número de se­gundos transcurridos desde el comienzo del universo. Hoy disponemos en el ciberespacio de magníficos portales para jugar con sudokus y aprender activamente reglas algorítmicas que los solucionan.
  • Ya decía Lewis Carroll en La caza del Snark «Agotad lo posible, intentad lo imposible: que no se desperdicie ni una oportu­nidad !».

*José María Barja Pérez, exrector de la UDC

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en LENGUAJE PERIODÍSTICO Y MATEMÁTICAS.-José María Barja Pérez

O LÍDER POLÍTICO DA GALICIA MODERNA.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Cumpríuse este venres, 7-X, o 72 cabodano do pasamento en Bos Aires de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao. Castelao, canda Rosalía, son os principais persoeiros galegos da Idade Contemporánea. Rosalía como construtora espiritual da Nación. Castelao como líder político da Galicia moderna no século XX.

         Malia as grandes remudas sofridas na Galicia e no mundo despois da súa morte é abraiante a actualidade do seu pensamento político. Soubo distinguir entre os seus alicerces  ideolóxicos ( defensa da soberanía galega e do noso dereito a decidir) e a praxe estratéxica da conquista do Estatuto de Autonomía como solución do seu tempo ao encaixe autónomo de Galicia no Estado español. Defendeu un nacionalismo galego cívico e democrático, pacífico, integrador, europeísta e universalista, afastado de supremacismos e imperialismos. E, xa que logo, apostou pola unión confederal de Galicia, Euskadi, Catalunya, Castela e Portugal como parte constituínte duns Estados Unidos de Europa que construirían unha Unión Mundial dende valores de paz, humanismo, cooperación, multilateralidade e multipolaridade.

         Comprendeu tamén Castelao cuestións tan actuais hoxendía como a importancia de construir economía, Nación e sociedade democrática dende a industrialización e desenvolvemento económico baseado nos potenciais endóxenos galegos , a virtualidade do cooperativismo ou a importancia da recuperación do Dereito Civil galego. Defendeu sempre os valores da democracia liberal e refugou de solucións autoritarias de esquerda ou dereita, nunha época onde esa actitude política non era maioritaria..

        Castelao é o grande líder pragmático que, canda Alexandre Bóveda, é quen de facer dun Partido Galeguista transversal e interclasista a vangarda que fixo posíbel conducir outras forzas políticas e sociais cara á aprobación plebiscitaria do Estatuto (28 de xuño de 1936) cun millón de votos favorábeis (case o 74% do censo electoral), superando os inxustos requisitos impostos polos gobernos republicanos de Azaña e Casares Quiroga.

      No exilio bonarense Castelao fixo moitísimo con moi pouco.  Soubo construir a alianza GALEUSCA con vascos e cataláns, dirixida a sobardar o marco constitucional republicano de 1931 para artellar unha República federal plurinacional. Constituiu o Consello de Galiza (novembro de 1944) cos deputados Elpido Villaverde, Alonso Ríos e Suárez Picallo, como institución fideicomisaria da vontade cidadá galega expresada nas eleccións de febreiro de1936 e no plebiscito estatutario de xuño de 1936. E ésta institucionalización da vontade cidadá galega foi chave para que accedese como ministro representante de Galicia como país no Goberno republicano no exilio de José Giral (1946-47).

          O pensamento e a praxce política de  Castelao seguen vixentes.

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en O LÍDER POLÍTICO DA GALICIA MODERNA.-Xoan Antón Pérez-Lema*