FIN DEL PRIMER CUATRIMESTRE.-José María Barja Pérez*

         En este principio del año 2021 se unen circunstancias variadas que no son usuales y, para tranquilizarnos, debemos buscar eventos regulares que nos dis­traigan del pesimismo circundante. Transcurrido el tercer lunes de enero, a la vez Día de Martin Luther King y del fake llamado Blue Monday, se produce el cambio presidencial en EE. UU. Pero también transcurrió la celebración de esa Epifanía oriental que, con sus 13 días de “retraso”, nos recuerda que hay países cercanos que usan un calendario muy parecido al nuestro, pero distinto. En San Sebas­tián no han podido celebrar su patrón con la tradicional tamborrada, mien­tras la alcaldesa de A Coruña celebra su onomástica este jueves 21. La vida uni­versitaria ha teni­do que adaptarse a las limitaciones que obliga la pandemia, en  el actual calendario universitario, se están rea­lizando los exámenes finales del primer cuatrimestre, en las estrictas condiciones con las que ya se habían hecho las pruebas de ABAU en el año 2020.

Datos:

  • Una fecha fija importante en EE UU es Inauguration Day, la toma de pose­sión de un presidente, que se celebra a mediodía del 20/enero del año siguiente de su elección. Esto fue fijado por la vigésima Enmienda de la Constitución de EE. UU., que cam­bió el inicio del mandato presidencial del 4/marzo al 20/enero (fue ratifi­cada en 1933 y se aplicó ya para el segundo mandato de Franklin D. Roosevelt en 1937). Es festivo en el área me­tropolitana de Washington D. C., la también llamada National Capital Region.
  • Existían marcadores electrónicos para contar los días y horas que faltaban para que Trump se fuese. En la foto de propaganda de uno de ellos, una imagen hecha el 25/oc­tubre/2017, aparece el detalle de escribir el ”último día de Trump” en el formato ame­ricano de fechas mm.dd.aaaa, lo cual produce un capicúa 1.20.2021, al no escribir el 0 inicial.
  • El término palíndromo (del griego, παλίν “de nuevo”, y δρομος “carrera”) señala una palabra o frase que se lee igual en ambos sentidos, mientras capicúa (del catalán cap-i-cua) define un número que es igual leído de izquierda a derecha que de derecha a izquierda.
  • Un verdadero palíndromo es la fecha 12/02/2021, que además resulta ser el inicio del año chino 4718. Ese tipo de fechas capicúas son raras, pero también hay una el año próximo, el  22/02/2022, que es altamente simétrica y con dos únicos dígitos.
  • El cumpleaños de Martin Luther King sería el 15/enero, pero siguiendo el modelo para evitar puentes en los fes­tivos de los funcionarios federales, desde 1986 el tercer lunes de enero se celebra el Martin Luther King Jr. Day (así denominado a partir del 2000). Pero ese mismo día fue calificado en 2005, por una campaña publicita­ria británi­ca, como Blue Monday, el día más deprimente del año. Empleaba una presunta justifica­ción matemáti­ca que, más que sonrojo, produce sorpresa por el uso comercial de una estupi­dez numé­rica. La Universidad de Cardiff tuvo que emitir un comunicado expli­cando que el autor de la formula, el psicólogo Cliff Arnall, «fue un tutor a tiempo par­cial pero se marchó en fe­brero.» Siguiendo la teoría de propagación de errores, Claudi Alsina pu­blicó que en 2011 el Blue Monday fue el 24/enero, pero este era el cuarto lunes del mes [Los asesi­nos mate­máticos atacan de nuevo. Una nueva selección de errores matemáti­cos de los cuales somos vícti­mas o autores (2012) Ariel, p 78-79].
  • Turismo de Canarias impulsó una campaña, #StopBlueMonday, en cuya primera edición «para desmitificar esa fórmula pseudocientífica, fue el propio Cliff Arnal quien desde las Islas se retractaba de su hallazgo y se convertía en embajador del buen clima, ratificando que, con buen tiempo, no existe el Blue Monday
  • En el uso coloquial, blue moon es un evento raro (“once in a blue moon“). Pero lo que designa es a la segunda luna llena que cae en un mismo mes del calendario gregoriano, lo cual ocurre 7 veces en el ciclo lunar de 19 años, el ciclo metónico. El más próximo ocurrirá el 31/agosto/2023, cuando habrá la segunda luna llena de ese mes tras la del primer día (en 2020 ya ocurrió eso mismo en el mes de octubre).
  • El 19/enero es la fiesta de la Epifanía para los cristianos ortodoxos, pues emplean el calendario juliano. El ritual más importante es la Gran Bendición de las Aguas, tras la cual algunos se sumergen tres veces como se ven en imágenes de Rusia y Ucrania. Coincide en los años no bisiestos (en los bisiestos es el 20/enero) con la misma celebra­ción en Etiopía y Eritrea, llamada Timkat, donde usan el calendario copto (origen del ju­liano y el gregoriano).

         El 20/enero, onomástica de Sebastián, debería celebrarse la Tamborrada (según el DLE, “cele­bración popular que consiste en producir estruendo tocando tambores, bom­bos, etc.”) en San Sebastián. En Cabo Verde y Guinea-Bisau es el Día de los Héroes por la fecha del asesinato (en 1973) de Amílcar Cabral, opuesto a la dictadura portuguesa que promovió la liberación de las colonias portuguesas en África.

*José María Barja Pérez, exrector de la UDC

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en FIN DEL PRIMER CUATRIMESTRE.-José María Barja Pérez*

CUANDO LA PANDEMIA ES LA EXCUSA ……….José Luis Ortiz*

Estamos hablando de Cataluña y la pandemia parece que va a obligar a anular las elecciones previstas y pasarlas a otra fecha.

Si bien la salud es lo más importante y así lo comprendo y acepto, bien es cierto que en estos tiempos de eufemismos y pandemia propagandística tenemos que llamar a las cosas por su nombre: retrasar las elecciones es restringir, aunque sea temporalmente, otro derecho fundamental como es el de la participación política. Voy a aclarar este concepto para que no lleve a malos entendidos.

Queda por supuesto aclarado que la protección de la salud ha de prevalecer sobre cualquier otra consideración y ciertamente la evolución de la pandemia es más que preocupante en esta tercera ola y el saber cómo puede encontrarse para esas fechas es muy aventurero y temeroso, pues los augurios son muy oscuros.

Pero bien es cierto que no menos que los de Portugal hoy, o los que pudo haber en el País Vasco o Galicia en su momento cuando en abril se tomó la decisión de retrasar las elecciones. No olvidemos que en ese momento había un confinamiento domiciliario que restringía toda libertad de movimientos, necesaria para cualquier comicio electoral y hubo un consenso entre todas las fuerzas políticas.

En este caso se hace en base a una base jurídica débil y sin un marco legal nada claro que ampare esa decisión. Repito eso no quita que el aplazamiento pueda estar justificado por motivos de salud pública, para que no se me critiquen mis palabras.

Políticamente, un retraso sería una pésima noticia para Cataluña, un gobierno sin Parlamento, pues ya está disuelto y sin Presidente y con partes enfrentadas claramente y que pugnan por un mismo espacio político.

Un Ejecutivo que debería lidiar con problemas terriblemente serios como son la crisis sanitaria, la crisis económica y la crisis social que conlleva y que no existe.

Realmente lo que se esconde en este retraso son intereses partidistas. Ya los hubo a la hora de decidir la fecha en un interminable proceso que terminó con la inhabilitación de Torra como Presidente.

Planteo algunas dudas que creo que son razonables:

¿Quién es el Presidente, el responsable de decisiones determinantes en momentos tremendamente complicados? ¿A quién hay que pedir cuentas de la gestión de la terrible pandemia? ¿Quién asegura que elegido se puedan llevar a cabo las elecciones?

Esas decisiones pueden hacer caer en la irrelevancia a territorios como Cataluña. Puede ser el principio `para restringir el derecho fundamental de la participación en la vida política.

Asimismo, este documento tratará demostrar que los derechos humanos deben estar en el núcleo de cualquier acción de los Estados, porque solo de esta manera se asegurará que la dignidad, la igualdad y la libertad queden indemnes en momentos críticos como emergencias climáticas

No olvidemos que esta crisis del COVID ha cercenado ya demasiados derechos como la igualdad de oportunidades y la no discriminación pilar básico de los Derechos Humanos, especialmente en los mayores y en los discapacitados.

También ha interferido en el derecho a vivir independientemente y a la movilidad personal que se ha visto seriamente restringida.

Ha vulnerado también el derecho a la salud, pues se ha dado preferencia al COVID frente a otras dolencias, si cabe más mortales como el cáncer. En este tiempo han fallecido siete pacientes más por cáncer que antes del COVID por no tener la suficiente atención, por ejemplo.

El derecho al trabajo menoscabado por una situación que está afectando a múltiples sectores, hostelería, cultura, etc….y hace que ese derecho pase a ser casi un privilegio antes que derecho.

Creo que la solución sería muy sencilla., el voto anticipado. Su regulación podría ser absolutamente sencilla y garantista, consistiendo en permitir, durante los días que se considere necesarios, con anterioridad al día de las elecciones, que los ciudadanos pudieran acudir ante la Junta Electoral de Zona, cuya sede es la de los juzgados, para emitir su voto. Este deberá ser guardado y custodiado por el secretario de la Junta Electoral, que a su vez es Letrado de la Administración de Justicia, y que por lo tanto tiene las funciones de fe pública. Posteriormente el día de las elecciones será entregado a la mesa electoral donde debería emitir su voto. Una vez recibido, el presidente de la mesa comprueba debidamente el precinto, y extrae del sobre que le ha sido entregado los que contienen el voto y los introduce en la urna

El sistema implantado después de la transición con pequeñas reformas ha dado excelentes resultados, quizás el voto de los residentes en el extranjero requiera ser dotado de mayor agilidad, pero en definitiva, la inexistencia de denuncias de fraude electoral durante todos estos años pone de manifiesto lo acertado del sistema.

Por último, cabría también una reforma de la Ley Orgánica en las Cortes Generales, ya que el régimen electoral catalán es el establecido en la ley Orgánica General, al no existir ley propia.

¿Por qué ni se plantea esa posibilidad? ¿Acaso priman más los intereses de las formaciones políticas , que el de los ciudadanos?

Por eso escribo este artículo a modo de reflexión cuando la pandemia es la excusa perfecta.

*José Luis Ortiz, funcionario

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en CUANDO LA PANDEMIA ES LA EXCUSA ……….José Luis Ortiz*

E LOGO NON HABÍA MIRAGRES.-Xoan Antón Pérez-Lema*

               Non vou negar unha certa responsabilidade da cidadanía nos altos níveis de afección vírica desta terceira ondada da pandemia. Levamos xa dez meses de pandemia e coñecemos abondo o que vai e o que non vai, canda varias medidas adicionais de dubidosa ou moi curta eficacia.Mais o verdadeiro problema desta enxurrada actual é a estratexia desenvolvida polos políticos á fronte da Xunta de Galicia, única competente no que atinxe ás medidas sanitarias contra a Covid-19. Porque aproximadamente o 60% dos contaxios son responsabilidade das xuntanzas familiares non protocolizadas.

                É dicir, os verdadeiros responsábeis son o presidente Núñez Feijóo e máis o conselleiro de Sanidade Julio Gª Comesaña, que propuxeron a total permeabilidade das persoas que residían fóra do País para visitar aos seus familiares e máis a xuntanza de dous núcleos familiares, malia recomendar xuntarse só no seo do núcleo familiar. Polo menos, no que atinxe á “barra libre” decretada pola Xunta para as visitas desenvolvidas entre as 07.00 e as 23.00 dos días 23, 24, 25, 30 e 31 de decembro de 2020 e 1 e 6 de xaneiro deste ano. Malia que un mesmo  recoñeza que a Noiteboa e o Nadal supuñan unha certa excepción  pola parcial falla de coñecemento na dimensión da enxurrada pandémica durante decembro.

                 Máis Feijóo e Comesaña a mantenta permitiron as enxurradas de amplo contacto interpersoal da Fin de Ano e Reis. Para a fin do 2020 ou primeiros do 2021 era nidio e evidente o problema sanitario da nosa Galicia, tamén xeral no contexto estatal e europeo, mais o alcalde da primeira cidade de Galicia, Abel Caballero, adheriu esta demagoxia xunteira  amosando o seu xorne neglixente, ao presidir o 6-X último unha Cabalgada de Reis na que partillaron 30.000 persoas. Os dous políticos máis votados de todo o País amosaron de vez  a súa falla de responsabilidade.

                  Núñez Feijóo habería acreditar na súa responsabilidade como Presidente deste País sen abdicar das súas responsabilidades no Goberno do Estado, que ten amosado a mesma incompetencia ca os rexedores do Monte Pío e San Caetano. Mais semella que segue xogando ser o campión europeo da modalidade deportiva de lle botar a culpa aos demáis (aínda non recoñecida na Olimpiada de Tokio) e non quere desenvolver a súa función de Presidente dun país europeo, culto e desenvolvido, como é a nación que nos une.

                  Non había miragre galego. 

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en E LOGO NON HABÍA MIRAGRES.-Xoan Antón Pérez-Lema*

EL ESTADO DE DECEPCIÓN. Antonio Campos Romay*

La decepción agosta el alma porque constata que una esperanza alimentada se desvanece. La confianza no se ve asistida por los hechos. Se acompaña de acotaciones como sentimiento de engaño o burla. Produce perplejidad inicial y luego humillación ante la sensación de la confianza traicionada, y termina arrastrando hacia el escepticismo y el distanciamiento 

Es decepcionante, si aún quedaban dudas,  confirmar  la desenvoltura  de  aquellos que estando designados con carácter temporal para administrar el interés del común, se consideran libres de tener comportamientos que sobrepasan la desconsideración hacia la inteligencia  ajena entrando de lleno en un espacio despectivo  desde una soberbia estúpida. Tomando a sus patrocinadores, NOSOTROS EL PUEBLO (We the people…),  como inmaduros, menores de edad, ignorantes o escasos de luces.  

Es decepcionante ver como se instala con alarmante normalidad en un gobierno de coalición progresista, aunado en torno a un proyecto de implementación de políticas sociales, el hábito del enfrentamiento. Haciendo capital lo accesorio en detrimento de lo sustantivo. Una penosa liza de egos en detrimento de lo colectivo y la eficacia.

Es decepcionante escuchar una frase con eco de un pasado reciente, cuando se nos afeaba “vivir por encima de nuestras posibilidades” por el hecho de  asomarnos a una calidad de vida incipiente, y que se nos diga que “disfrutamos una fechas festivas por encima de nuestras posibilidades”, demonizando a la población por el repunte vírico.  En un caso lo dijeron los que ampararon y asistieron a los ladrones y especuladores que se forraron con la burbuja  inmobiliaria. Ahora se dice  tras la evidente cobardía política de unos y otros a la hora de asumir su responsabilidad. Careciendo de la gallardía necesaria para suprimir las celebraciones navideñas, como desgraciadamente hubo que hacer de forma temporal con otras no menos entrañables y enraizadas en el imaginario común, las Fallas, la Semana Santa, o la asistencia a competiciones deportivas  por vía de ejemplo. Mientras, la fatiga pandémica corroe el alma de una sociedad agotada y confusa. Y que pese a ello, en su inmensa mayoría se muestra  ejemplar.

Es decepcionante ver una ministra, con una trayectoria razonable y  correcta en el ejercicio de sus competencias ministeriales argumentar fuera de ellas, para descartar una investigación parlamentaria sobre las “tarjetas negras”  del anterior titular de la Jefatura del Estado afirmar “en una democracia sólida y seria no es bueno que se cuestionen pilares como la monarquía”. A veces sucede que el exceso de celo  puede llevar a tomar el todo por la parte, confundiendo la oración con el sujeto. Bien está que alguien tenga espíritu de buen vasallo, pero mejor sería se agraciase buen señor y que a su euforia cortesana no sumase la historia y la sensibilidad de toda una organización política.

Hasta ese momento el argumento sostenido por el grupo parlamentario de la ministra en cuestión era aceptar el criterio legal de los letrados del Congreso en orden a evitar comisiones parlamentarias sobre el hoy Emérito, Rey, o ambas cosas,  entendiendo que sus actuaciones estaban amparadas por la capa de la inmunidad que le protegía ante cualquier desafuero cometido. En esta ocasión los letrados no tienen ninguna objeción legal entendiendo que tal amparo no subsiste… Lo que quizás pone en evidencia que el “rey desnudo” no es el Emérito precisamente. 

 En una “democracia sólida y seria” con contrapesos robustos y fuerte sentido institucional, tras las vergonzosas escenas del asalto al Capitolio, la señora Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, (la Soberanía Nacional, la expresión de Nosotros el Pueblo), firma tras la votación favorable, el “impeachment” contra Donald Trump, expresando rotunda, “nadie está por encima de la ley, ni siquiera el Presidente de Estados Unidos”.

Es decepcionante contemplar escenas tan bochornosas como la del Líder de la Oposición, fracasado electoral Sr. Casado, jugueteando con una pala  en la nieve ante un inmueble (por supuesto en el Barrio de Salamanca), cual si estuviese todo el día rompiéndose el lomo para hacer algo útil por una vez… Decepciona que sea tan insubstancial que considere a los receptores de las imágenes como gentes con escasa o nula capacidad cognoscitiva. Penoso emulo de su colega Sr. Feijoo, quien con una manguerita de jardín vertía aguas sobre un césped chamuscado en medio de la cruel oleada de incendios  que asoló Galicia hace años.

Es decepcionante que cuarenta años más tarde, el eco siniestro del mensaje emitido desde el entonces llamado “bunker” (el reducto de los franquistas más irredentos) en la Transición: “los españoles no están preparados para la libertad, necesitan mano dura”, vuelva, de forma más sutil pero no menos indecente, a aletear sobre el país.

*Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en EL ESTADO DE DECEPCIÓN. Antonio Campos Romay*

A PROPÓSITO DEL SEÑOR BORBÓN.-Jesús Penedo Pallas*

Anda el foro político-mediático un tanto alteradillo, a cuenta de la iniciativa parlamentaria de investigar al Rey abdicado Juan Carlos I de Borbón.

Es cierto que a estas alturas del serial, habiendo abdicado, se han conocido algunos comportamientos que cuestionan la honorabilidad del sujeto. Y también es cierto, que se rememoran otras que corresponden a la época en la que ejerciendo su magistratura como Jefe de Estado constitucional, a pesar de haberse conocido, todo el mundo había decidido pasarlas por alto.

Pero la brutal crisis de la década pasada, removió-y de que manera-el tablero político y social; emergiendo del contexto, intentos visibles y votables de opciones políticas cuyo objetivo es a la vista de los acontecimientos, cuestionarlo todo, hasta el extremo de aborrecer desde sus orígenes el constitucionalismo nacido de 1978. Algunos argumentan que la solución pasaría por el derribo del Régimen de monarquía constitucional, para sustituirlo por un Régimen republicano, cuyo modelo al menos yo desconozco en este momento. Otros, serían partidarios del regreso a la monarquía absoluta del Siglo XIX, convencidos seguramente de que a la sombra del principio autoritario, sus tesis les darían grandes oportunidades.

Pués así las cosas, caben algunas reflexiones:

La primera es que los comportamientos del ciudadano D. Juan Carlos de Borbón que se hayan producido después de su abdicación y tengan relevancia penal, deben ser investigadas y en su caso enjuiciadas con el rigor aplicable a cualquier ciudadano y si procede, aplicarle la pena o la corrección que de la aplicación de la Ley, deba resultar después de un juicio justo. La investigación parlamentaria de la cuestión, puede resultar un eficaz instrumento de propaganda, pero habría que evaluar el balance coste-beneficio para el conjunto del país, antes de impulsarlo por intereses cortoplacistas. Es una forma de verlo

La segunda, es que si de los hechos anteriores a la abdicación con relevancia ética o penal, no se ha podido conocer, por razón de la inmunidad legal que le resultó de aplicación, debe corregirse de inmediato la regulación legal de la inmunidad del Jefe del Estado, limitándola exclusivamente a la actuación de buena fe en su calidad de tal, para que no pueda volver a ocurrir. Por supuesto, las actuaciones estrictamente privadas, deben de estar sometidas a la ley común como las de cualquier otro ciudadano. Por tanto impulsar una regulación de dicha inmunidad, no es un acto de adhesión a la Corona, sinó de desarrollo de la Constitución, para reforzar particularmente los principios de igualdad ante la ley y de consolidación del Estado de Derecho. También es una forma de verlo.

La tercera cuestión se refiere a la oportunidad de poner en cuestión la monarquía constitucional, confrontándola con un modelo de Jefatura del Estado electiva o republicana. En la actual coyuntura de fragmentación parlamentaria, de debate marcado por horizontes cortoplacistas y por que no decirlo, de una manifiesta carencia de proyectos estratégicos atractivos, abrir un debate que requiere de mayorías de amplia cualificación, tal vez no sea la mejor estrategia.

Para concluir, el objetivo republicano, perfectamente legítimo y razonable, antes de ponerlo en el ágora del debate, debería clarificarse con algunas puntualizaciones: ¿De que modelo de república estamos hablando? ¿Queremos una república presidencialista modelo USA , un modelo mas mixto del modelo francés, un modelo simbólico al estilo de Alemania? De ello dependerá, que queramos que el Presidente de la República sea elegido por sufragio universal, o lo sea por el Parlamento, pero también dependerá que una buena parte del poder sea ejercido de forma personalista, con el contrabalance del Parlamento.

Tengo la sensación de que en este momento, estamos un tanto verdes y si algo merecería esfuerzo, sería el esfuerzo de maduración, para llegar a un debate sereno y riguroso, que pueda alumbrar una salida al actual batiburrillo interesado y poco interesante, con el que nos amenizan en lo cotidiano.

La persistencia en el sectarismo, en el interés coyuntural y en el debate de escasa altura, puede resultar satisfactorio para sus promotores, pero inútil y perverso, para mejorar el futuro de España y de sus ciudadanos.

Una cuestión de opiniones.

(*) Jesús Penedo Pallas, Ingeniero Técnico Industrial, Licenciado en derecho, Secretario del Patronato de la Fundación Adcor y jubilado de la Función pública.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en A PROPÓSITO DEL SEÑOR BORBÓN.-Jesús Penedo Pallas*

A CRISE DA CEG: ANEDOTA OU CATEGORIA?.-Xesús Veiga*

A enésima crise rexistrada no seo da Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) suscita unha lóxica sorpresa e abre diversos interrogantes de cara ao futuro. Sobre todo, nun momento no que están no escenario da atención pública asuntos moi relevantes asociados ás distintas opcións de uso dos fondos europeos destinados ás políticas de reconstrución económica e social dos vindeiros anos. Un dos aspectos invocados habitualmente é a desexábel cooperación entre as institucións públicas e as empresas privadas para deseñar os proxectos mais adecuados.

Que haxa diferenzas de criterio entre as persoas integrantes dunha determinada organización forma parte dos hábitos propios dunha sociedade aberta e pluralista. Cando -como é o caso do que ven sucedendo na CEG- esas diverxencias manteñen unha notábel continuidade no tempo (até o punto de ficar na interinidade o propio funcionamento dalgúns dos órganos representativos desa asociación) podemos afirmar que estamos ante unha verdadeira anomalía que requiriría explicacións convincentes por parte dos distintos responsábeis implicados.

Colocados nun plano teórico, é necesario considerar que a CEG non é unha entidade menor. Está chamada a ostentar a representación do tecido empresarial galego para contribuír á inevitábel interlocución con outros grupos organizados no ámbito económico, social ou político. Que algunhas grandes empresas galegas veñan practicando un voluntario distanciamento desta entidade porque entenden que dispoñen de ferramentas propias para negociar cos distintos poderes institucionais, non explica -nin moito menos xustifica- a incapacidade para estruturar plenamente unha agrupación na que se sintan integradas esas empresas de pequena e mediana dimensión que conforman a grande maioría da realidade económica galega.

Esta situación de acefalia na CEG alimenta dúas tendencias moi nocivas para o mundo empresarial galego. Por unha banda, reforza a pulsión localista, tan característica nas elites galegas dende o remate do réxime franquista. A pesar de que a existencia das institucións de autogoberno (Parlamento, Xunta) dende 1981 estableceu, no ámbito galego, novas canles de comunicación e negociación con todo tipo de entidades xurdidas no seo do tecido social, hai algúns sectores que seguen priorizando os marcos locais ou provinciais, co dano reputacional indirecto que iso provoca ao propio sistema deseñado no vixente Estatuto de Autonomía.

Pero é que, ademais, a carencia de interlocutores solventes na CEG propicia o medre das lóxicas clientelares nas prácticas desenvolvidas dende a Administración autonómica. Sempre resultará mais tentador para os xestores das axudas públicas utilizar o criterio da afinidade política ou ideolóxica se fica desmantelada unha ferramenta representativa que sexa quen de actuar con criterios de racionalidade estritamente económica.

Que a CEG sega no conxelador xa no se pode cualificar como anécdota. Constitúe unha preocupante categoría que revela a urxente necesidade dunha refundación a fondo no asociacionismo empresarial galego que permita afrontar os importantes retos que  ten por diante a economía galega.

*Xesús Veiga, economista, ex-deputado do Parlamento de Galicia, profesor xubilado da USC

 

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en A CRISE DA CEG: ANEDOTA OU CATEGORIA?.-Xesús Veiga*