PRECISAMOS DUN BANCO PÚBLICO GALEGO.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Nunha recente palestra na Fundación Luzes o profesor  da USC Edelmiro López Iglesias advertía do grande gap que a liquidación do subsistema financeiro galego (absorción de Caixa Galicia e Caixanova e dos Bancos Gallego, Galicia, Pastor e Etcheverría) posterior ao 2012-2014 tiña xerado á economía galega, avaliando nuns 21.000 M€ ( 3.000 M€/ano) o excedente de aforro galego que agora financiaba investimentos doutras economías. Un gap  financeiro esmagador que  mesmo  sería superior se non mantivese Abanca a cota de liderado en activos que mantén.O obxectivo nº un de calquera Goberno nunha tal conxuntura habería ser intermediar ese excedente de aforro cara á economía produtiva, cara á empresa galega.

              Os Bancos Pastor e Galego facían unha banca de empresas achegada ao territorio e boa coñecedora das pemes galegas. Caixa Galicia e Caixanova, con todos os seus problemas de xestión, mantiñan investimentos absolutamente estratéxicos en cadanseus sectores industriais. A liquidación a prezo de saldo dos investimentos empresariais  das Caixas deixou ao pairo, a mercede dos grandes Fondos internacionais, empresas estratéxicas. A concentración bancaria fanou de vez as posibilidades de acceso recorrente ao crédito por parte de moitas empresas galegas. Mesmo para empresas potentes do punxente sector conserveiro os Fondos internacionais constitúen ás veces o principal recurso de financiamiento alleo.

            As elites extractivas do palco do Bernabeu que manexan o deep state español e os seus voceiros mediáticos adoitan dicir que a Banca pública non encaixa no sistema económico de mercado. Mais, como en tantas outras cuestión, minten. Na Europa son 31 os Estados os que manteñen banca pública. As caixas de aforro e rurais francesas operan a medio do Credit Agricole. As caixas de aforro alemás danlle canle ao aforro das familias destinándoas ás necesidades de financiamiento das pemes e do sector público de cadanseu Lander, mentres o banco público de desenvolvemento KFW desenvolve a función e grande banco de desenvolvemento no nivel federal.

            O Banco Público galego habería cumplir, xa que logo, a función fundamental de lle dar canle a ese aforro que agora emigra. O que permitirá ofrecer condicións comerciais que superen a exclusión financeira de centos de milleiros galegos e reduzan as comisions e condicións desavantoxas que lles impón a Banca comercial. A captación en condicións máis acaídas deste aforro permitiría enfrontar as necesidades de financiamiento da nosa empresa, nomeadamente das start up, das medianas empresas en proceso de crecemento e  da ampla e estratéxica economía de propiedade cooperativa.

           A Xunta de Galicia xa ten na mán os instrumentos institucionais iniciais para construir este Banco: Instituto de Crédito (IGAPE), fondo de capital risco ( XESGALICIA) e sociedades de afianzamento recíproco ( AFIGAL e SOGARPO). Nestas institucións xa traballan persoas que coñecen ben a economía gaega e as súas necesidades de financiamento.

            Darlle canle ao excedente de aforro galego cara ao investimento no noso país a medio dunha Banca Pública galega é a clave para o noso desenvolvemento.

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en PRECISAMOS DUN BANCO PÚBLICO GALEGO.-Xoan Antón Pérez-Lema*

DEBE SER PRIMAVERA…

Ella… estaba sentada en un banco al sol, situado en un parque engalanado con un brillante y aceitunado césped. El conjunto ajardinado lo complementaban diferentes tipos de árboles y macizos de flores. Disfrutaba de aquel encantador paraje y… fue entonces cuando los vio pasar…

Un anciano bajaba el camino de cemento, que separaba el verdor del parque de las grises colmenas de viviendas, apoyado en un andador metálico, y lo dejaba caer en el suelo arrastrándolo pasito a pasito. Parecía un tacatá como el que, posiblemente, habría utilizado para aprender a andar en su etapa de bebé… Ahora aprendía a desandar. Se sentó al lado de Ella, en el otro extremo del banco, y comenzó a contar su historia. Había sido marinero  durante cincuenta años, y había navegado sobre las olas de todos los mares. Hacía veinte años que, estando en alta mar, había perdido a su esposa, y ni siquiera había podido llegar a tiempo para darle el último adiós. Muchos años lejos de casa, mucho sacrificio, que habían servido para darle a su única hija la mejor educación. Era una reputada abogada, igual que su yerno. Cuando enfermó y vio reducida su movilidad, lo “deportaron” del pueblo. No le faltaban cuidados, porque su hija tenía una chica de servicio que se ocupaba de él. Pero ella y su marido nunca estaban en casa… nunca: trabajo, compromisos, vacaciones, viajes… Estaba solo, absolutamente solo. Sus compañeros de calendario y parque ya no estaban. A unos, sus hijos, los habían exiliado en aquello que llamaban residencias para mayores: soledad y abandono familiar. Y otros habían fallecido. Y él pensaba, demasiado a menudo, en la posibilidad de irse con los unos… o con los otros. No quería estar solo… pero tampoco quería ser un obstáculo en la vida de su hija. De pronto, interrumpió el triste lamento de su historia y se levantó despacito, despacito, acariciando su tacatá… Mientras se alejaba observaba los árboles cargados de pequeños gorriones que, juguetones, entonaban melodiosos cánticos…  Y una lágrima se bajó de sus gastados ojos, la acarició con los dedos, y su voz musitó: “Trinan los pájaros… Debe de ser primavera”.

Ella… disfrutaba de las tibias caricias del sol en su cara… cuando vio pasar a una rubia de melena leonina, hombros cuadrados  y una inexistente cintura, apuntalada por unas piernas atléticas y larguísimas, que se prolongaban con la ayuda de unas botas de altísimo tacón. Vestía un short de terciopelo negro y una camisa de gasa, también negra, que dejaba ver un sujetador de encaje y un pecho completamente plano. Su rostro, tapado amorosamente por una mascarilla a juego con su ropa, permitía distinguir un óvalo facial fuerte y armoniosamente masculino. Caminaba con gracia, contoneándose, y tiraba de un carrito de la compra, hacía delante, como si se tratase del cochecito de un bebé. Por el paseo, de frente, venían tres hombretones, casi tan altos y fuertes como ella. Al pasar a su lado… los tres soltaron unas colosales carcajadas, tan hirientes, tan humillantes, que producían pánico. La rubia se puso nerviosa, tropezó y se cayó en el césped. Uno de los hombretones murmuró con sarcasmo: “ Ha tropezado con el rabo”, y bises de carcajadas. La rubia, tirada en el suelo con su mascarilla empapada de aflicción, rompió un puñado de margaritas en la caída. Muy apesadumbrada las recogió tiernamente en sus manos, se levantó y desapareció zigzagueando sus tacones para evitar pisar a las otras, al tiempo que decía: “ Ya han salido las primeras flores… Debe de ser primavera”.

Ella… seguía pegada a la tristeza de aquel banco… cuando sus ojos se deslizaron hacia las colmenas de viviendas. Un hombre introducía a un niño en un contenedor de basura y, con un marcado acento extranjero, le ordenaba: “¡Busca, busca!”. El niño fue quitando objetos del contenedor: un secador de pelo, un paraguas roto, y diferentes piezas metálicas, que el hombre acomodaba en un pequeño carro de madera tirado por dos ruedas. Cuando el hombre llenó el carro, rescató al niño de entre la basura, y, cuando el pequeño puso los pies en el suelo, sus ojos se encontraron con unas maravillosas zapatillas deportivas de color amarillo, que, al pisar, emitian luces en las suelas. El portador afortunado de aquella divinidad zapatera, era un niño cariñosamente custodiado por sus padres, que lo llevaban a jugar al parque infantil. El niño del contenedor seguía los pasos de aquellas zapatillas con auténtica devoción… Entonces, reparó en un lateral del contenedor… Había unas botas viejas, ni más grandes ni más pequeñas que sus pies.  Las recogió, las sacudió, las apretó contra su pecho, y pensó en voz alta: “Tiran los zapatos de invierno… Debe de ser primavera”.

Ella… reflexionaba sobre todo aquello que estaba ocurriendo a su alrededor… y, de pronto, unos gritos la alertaron. Del interior de una colmena de viviendas, una mujer salía atropelladamente al balcón y echaba medio cuerpo fuera de él. Estaba semidesnuda, y a su ropa interior le acompañaba un hilo de sangre que manaba de su boca. Inmediatamente, el portador de los gritos salió tras ella, la asió por el pelo y la tiró al suelo. Seguidamente, con igual violencia, la introdujo en la vivienda, al tiempo que gritaba: “ ¡Te he dicho que no salgas a la calle. Tu sitio está aquí dentro! ”. La joven, apenas pudo susurrar: “ Perdóname. Solo quería ver los geranios de mis macetas. Ya han florecido… Debe de ser primavera”.

Ella… se disponía a abandonar el parque y el banco, que habían sido testigos y cómplices de tanta soledad, miseria y dolor, cuando una mujer muy joven se sentó a su lado. Se quitó la mascarilla y entre sus, inexistentes, dientes apretó un cigarrillo. Se presentó y le dijo que iba a un centro de desintoxicación, al otro lado del parque, e iba a hablar con su doctora, para saber si era prudente dejar su terapia por unos días. El motivo era ir a cuidar a su madre, que vivía en la otra punta de la península… y padecía un cáncer terminal. Entonces, comenzó a plañir su historia… A los diecisiete años había dejado su casa para irse con su novio… de treinta. Pasados unos meses, él empezó a compartir sus diferentes y múltiples adicciones con ella… y, sin darse cuenta, se convirtió en puta y drogadicta. A los dos años quisó dejar sus malos hábitos y huir de su proxeneta, para lo que pidió ayuda a su madre, pero ella se la negó… dijo no. Una noche de ir de calle en calle, de hombre en hombre, de sumirse en alcohol y saturarse de anfetaminas, un ángel con uniforme de policía la encontró varada en un oscuro y solitario callejón, desnuda e inconsciente. La llevó a un centro de ayuda, y luchando con ilusión por una vida digna, allí estaba… limpia y decente. Siempre reprochó a su madre el desamparo en que la dejó, cuando más ayuda necesitaba. Y, caprichos del destino, ahora, reclamaba auxilio para ella. Y… y… no sabía qué hacer… ¿ ir o seguir con su lucha? De pronto, guardó lloroso silencio, se levantó y se alejó… con la espalda encorvada por el peso de los informes médicos que llevaba, abrazados a su vientre, en una carpeta verde… esperanza. Y… miró al cielo, señaló a una bandanda de golondrinas, y dijo para sí: “ Vuelven las golondrinas… Debe de ser primavera”.

Ellos… se alejaron del parque con el gélido aliento del invierno en el alma. Ella… se marchó detrás, con los ojos de la lluvia  descargando torrencialmente. Y… fue, en ese momento, cuando llegó y no la vio pasar, pero… debía de ser La Primavera.

María Purificación Nogueira Domínguez.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en DEBE SER PRIMAVERA…

UN ANO DE PANDEMIA.-Xesús Veiga*

Estase cumprindo, agora, un ano dende o comezo da pandemia sanitaria. Pouco tempo se consideramos a perspectiva dos prazos que se computan nas mudanzas que se rexistran na historia. Moito tempo, poren, se manexamos as referencias psicolóxicas das persoas que atravesamos esta ruta incerta que nos deparou o destino.

A diferenza do que ocorreu noutros momentos do pasado recente, esta crise non estaba prevista nas análises prospectivas da práctica totalidade dos poderes ou dos creadores de opinión de ámbito internacional. Instalados na resaca dos efectos provocados pola treboada xurdida nos mercados financeiros dos USA na última parte da primeira década do século XXI, non se viu chegar o tsunami provocado por un virus descoñecido que alterou todos os equilibrios previos e someteu ás distintas sociedades a unha proba de resistencia para a que non estaban preparadas.

A pandemia tivo -está tendo- unha dimensión mundial aínda que as consecuencias prácticas da súa existencia varían en función da situación na que se atopaban, previamente, os distintos países. Con carácter xeral, pódese afirmar que o coronavirus consolidou e/ ou alimentou as desigualdades entre as persoas (por motivos socio-económicos, por razóns de xénero, polas identidades raciais…) e tamén entre os territorios. A partir deste denominador común, apareceron as singularidades vinculadas ao estado que presentaban as redes de prestación de servizos públicos (primordialmente os sanitarios e os de atención ás persoas maiores e dependentes) e os sistemas de investigación de novas vacinas e fármacos para combater a doenza.

Se nos cinguimos ao ámbito do Estado español, os meses transcorridos revelaron as insuficiencias dos distintos sistemas sanitarios. Nalgúns casos (Comunidade de Madrid, Cataluña, Galiza…) eran de dominio público porque foran reiteradamente denunciadas por moitas organizacións sindicais e cívicas (lémbrense as manifestacións masivas promovidas, no noso Pais, pola plataforma SOS Sanidade Pública); noutros -nomeadamente o Pais Vasco- as eivas resultaron mais sorprendentes dado o maior financiamento realizado nas últimas décadas. Neste ano, tamén puidemos visualizar as graves carencias nos coidados ás persoas maiores: o grande volume de falecementos rexistrado nas residencias foi unha durísima moción de censura para gobernantes e dirixentes empresariais que fixeron posíbel un modelo baseado na aceptación da lóxica do beneficio privado por riba do medre substancial dos recursos públicos asignados a semellante servizo de benestar.

O funcionamento da estrutura territorial do Estado foi posto a proba nestes meses de pandemia por mor da relevancia competencial das CC.AA. na prestación daqueles servizos públicos mais requiridos polos efectos da crise. As tensións entre o goberno central e os executivos das Comunidades demostraron que, mais alá das limitacións asociadas ao modelo de reparto do poder contemplado no texto constitucional e nos distintos Estatutos, non están consolidados os niveis de cooperación e lealdade institucional tradicionalmente asociados aos sistemas de orientación federal. Hai que deixar constancia, en todo caso, dunha circunstancia chamativa: nunha situación tan excepcional como a vivida dende Marzo de 2020 non existiu unha corrente de opinión maioritaria -tanto no ámbito da política como no universo mediático- que reclamara cambios legais para facer posíbel unha recentralización das competencias actualmente atribuídas ás CC.AA. En diversos momentos houbo alusións despectivas á descentralización vixente (o suposto caos derivado dos “17 estados de alarma”) pero non tiveron a suficiente entidade e continuidade como para conformar unha alternativa social e política que puidera achegar unha preocupante involución fronte ao que hoxe existe.

As alteracións que provocou a pandemia nas condicións materiais -e mesmo emocionais- nas que están a desenvolver a súa vida millóns de persoas, tiveron tal envergadura que suscitaron lóxicas interrogantes sobre os hipotéticos cambios no comportamento político dos diversos sectores sociais concernidos. No ámbito xeográfico estatal celebráronse tres citas electorais previstas con anterioridade (Euskadi, Galiza, Cataluña) e agora aparece, no horizonte do vindeiro mes de Maio, unha nova (Madrid) que non figuraba nos calendarios preestablecidos. O denominador común dos resultados deses comicios -o mantemento das respectivas maiorías gobernamentais- semella indicar que, polo momento, a experiencia pandémica non revolucionou o reparto das influenzas electorais. Haberá que agardar para ver se o grave deterioro das expectativas de benestar para milleiros de persoas e a continuidade de prácticas pouco exemplares no seo dunha parte da elite política (utilización da crise sanitaria como ferramenta obscena de electoralismo, circuitos de vacinación privilexiada, a obsesión pola ocupación do poder institucional por riba da atención a unha xestión eficaz dos efectos do coronavirus…) orixina un punto de inflexión substancial  a favor de propostas de transformación social dignas de tal nome.

Xesús Veiga, economista, ex-deputado do Parlamento de Galicia, profesor xubilado da USC.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en UN ANO DE PANDEMIA.-Xesús Veiga*

PASCUA RETRASADA.-José María Barja Pérez*

La fecha de Pascua de este año tiene la singularidad de ocurrir una se­mana después de la que el cálculo ordinario determina. La razón es que la luna llena que sigue al 20 de marzo este año es el domingo 28/marzo y, como coincide con  la fecha de la Pésajque celebran los judíos, se aplica la norma del concilio de Nicea (año 325) y será el 4/abril. La celebra­ción de elecciones en Isra­el también estuvo condicionada por esa fiesta sometida al calendario lunar, la cual también determina nues­tras fiestas movibles. Un pequeño algoritmo, cuatro lineas en una hoja de cálculo, nos permite calcu­lar esas fechas para cada año. Ese cómputo aritmético fue du­rante siglos un ejercicio numérico nada común al que definitivamente puso fin Karl Frie­drich Gauss en 1800, al basar­lo en la aritmética modular.

  • Una de las tres festividades judías, que conmemora el éxodo israelita de Egipto y la liberación del cautiverio, es la Pésaj, la Pascua (en ladino dicen Pesah). Su fecha coincide siempre con luna llena, pues, en la noche en la que el pueblo judío salió de Egipto, la luz lunar les permitió evitar el uso de lámparas para no ser descubiertos por los soldados del faraón. Es la festividad de la primavera y comienza el día 15 del mes de Nisan, en la noche de luna llena después del equinoccio vernal.
  • En la cena ritual, llamada Séder (“orden, arreglo del servicio”) comen por este orden: Maror (hierbas amargas, simbolizando la amargura de la esclavitud), Zeroa (pata de corde­ro, recordando el sacrificio de la Pascua en el antiguo templo), Choroset (manzana, nue­ces y vino con especies, que representan el mortero usado por los esclavos hebreos), Cha­zeret  (verduras amargas), Karpas (verduras sumergidas en agua salada, representando las lágri­mas amargas durante la esclavitud) y Beitzah (huevos asados, que simbolizan luto, sacrifi­cio, nacimiento y renovación) y el pan sin levadura llamado matza shemura  (por ello tam­bién es llamada Hag ha-Matzot, fiesta del pan sin levadura).
  • Un dato: «La tarta de Santiago es herencia de un postre típico de la Pascua judía, cuan­do los hebreos sustituyen la harina por pasta de almendra porque tienen prohibido usar levadura.» (El Ideal Gallego 31/julio/2012)
  • Un ejemplo del desconocimiento del cálculo de la fecha pascual lo proporcionó nada menos que el predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa, en el sermon presi­dido por Benedicto XVI (la tarde del 2/abril/2010). Dijo: «Por una rara coincidencia este año nuestra Pascua cae en la misma semana que la Pascua hebraica, que es su antepasada y el molde dentro del cual se ha formado.» Precisamente lo raro es lo contrario, que estén separadas mas, aunque tal vez su sermón lo tenía preparado para el año 2008 cuando la Pascua se celebró 28 días antes que la Pesaj (la misma antelación ocurrirá en 2035).
  • El Decreto del Concilio de Trento sobre la educación de los sacerdotes precisaba que «Deben aprender, además de gramática, canto y liturgia, el cómputo de la Pascua y otras artes útiles.» Utilizaban tablas con las denominaciones áureo número, epacta y letra domi­nical, términos que aparecen definidos en el DLE; pero la aritmética modular le facilitó a Gauss la creación de un algoritmo que en tres pasos determina esa fecha.
  • Las funciones Mod[x; n], que da el resto de dividir x por n, y la Int[x], que pro­porciona la parte entera de un número,están disponibles en muchas de las calculadoras de los mó­viles (aparte de ser un ejercicio de escuela elemental cuando se trata de números peque­ños, como es el caso del cómputo pascual). El dato de inicio de ese cómputo es el número del año del cual queremos determinar cuando cae el domingo de Pascua. Las operaciones a realizar son:  

s = Int[año/100] ; t = Int[3 · (s+1)/4] ;

a = Mod[19 · Mod[año, 19] + t – Int[(8 · s + 13)/25] + 15; 30] ;

b = Mod[2 · Mod[año; 4] + 4 · Mod[año; 7] + 6 · a + t + 4; 7] ; c = 22 + a + b

Ese valor c, si es menor o igual que 31, es el número del día (domingo) de marzo en el que cae Pascua ese año; si c es mayor que 31, la Pascua caerá en el domingo de abril que lleva como número de día c – 31. Además Pascua debe caer entre el 22/marzo y el 25/abril, y por ello, si c = 57 (esto es, una Pascua en 26/abril, como habría tocado en 1981), la fecha se adelanta al 19/abril. También en el caso de a = 28 y 10 < Mod[año, 19] (como ocurrió en 1954 y volverá a ocurrir en 2049), también se adelanta 7 días, al 18/abril.

  • Las fechas de las fiestas movibles son obtenidas directamente de la de Pascua: Martes de Antroido: 47 días antes (este año, 16/febrero); Viernes Santo: 2 días antes (2/abril); As­censión: 39 días después (13/mayo); domingo de Pentecostés, un fin de semana largo en la mayoría de los países europeos y aquí la víspera de El Rocío, 49 días después (23/mayo); jueves de Corpus, 60 días después (3/junio). El inicio de la Feria de Sevilla (llamada Feria de Abril, aunque pueda terminar en mayo) depende también de la Pascua: si ésta es anterior al 15/abril, se procederá al “alumbrao” 15 días después (19/abril); pero si cae entre 16-21/abril, se hará 8 días después (19/abril) y en todo caso, para fechas de Pascua posteriores al 22/abril, la Feria se iniciará el 30/abril (como ocurrió en 2011).
  • Como curiosidad en 2008 (y en 2160, 2228,..) el día siguiente de San José fue Jueves San­to e incluso, en 2285 (y en 2353, 2437, 2505,…) el propio día San José será Jueves Santo. La Pascua de los cristianos ortodoxos se calcula del mismo modo pero sobre el calendario ju­liano, lo cual provoca que sean fechas muy posteriores (así este 2/mayo/2021 será el do­mingo de Pascua ortodoxa; en 2013, 2024, 2032, 2040… la separación es de 35 días).
  • Los resultados de las elecciones en Israel no parecen que vayan permitir un gobierno de Benjamín Netanyahu (quien incluso, para buscar el voto árabe, se presentó como Abu Yair “el padre de Yair”, el nombre de su primogénito).

      El 1/abril, es en Iran el Día de la República Islámica (constituida en 1979; allí es 15/Far­vardin/1400, en el primer mes de su calendario, el  Jalali). Y en San Marino, desde  1243, es la fecha de la Investidura de los Capitanes Regentes, dos cabezas del estado ele­gidos para un período de seis meses, cada uno de diferente partido, siguiendo el modelo de la República Romana.

*José María Barja Pérez, exrector de la UDC

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en PASCUA RETRASADA.-José María Barja Pérez*

A MESQUINDADE DE NÚÑEZ FEIJÓO.-Xoan Antón Pérez-Lema*

 No debate parlamentario do mércores 24-M Ana Pontón (BNG) e Gonzalo Caballero (PSdeG) preguntáronlle ao presidente Núñez Feijóo polos 2M€ de cartos negros á Caixa B do PP presuntamente fornecidos polo PPdeG, segundo a declaración testemuñal do antigo xerente do PP, Luis Bárcenas. O noso Presidente, revalidando outravolta o seu recoñecido liderado nos deportes  de lle botar a culpa aos demáis e de lle facer oposición á oposición rexeitou respostar aos devanditos inquéritos e, no caso do BNG, respostoudicindo que de catro conselleiros nacionalistas no goberno de coalición 2005-2009 o 25% (é dicir, o conselleiro Fernando Blanco) foi imputado xudicialmente, polo que seica o BNG habería ficar caladiño nos asuntos da corrupción.

                  Fernando Blanco foi imputado polo Xulgado de Instrución nº 1 de Lugo en abril 2012 e foi liberado da devandita cualidade ( agora  investigado) no outono de 2018. Dende primeiros de 2014 ficou evidente que non había causa ningunha para manter as pescudas penais, polo que a súa defensa ( partillada polos Despachos do prestixioso avogado galego Evaristo Nogueira e de quen asina ) pediu o sobreseimento da causa. A xuiza De Lara, instrutora da pescuda penal, adiou estes pedimentos e botou mán de subterfuxios ilegais para non pechar o proceso até o 2018, rematando por desestimar os nosos pedimentos  en xuño dese ano, abrindo por primeira vez dende 2014 a porta para que a Audiencia, estimando o noso recurso, arquivase a investigación en outubro de 2018.

               Núñez Feijóo coñecía todo isto e soubo, ademáis, que a xuiza Pilar de Lara foi sancionada con sete meses de suspensión polos ilegais atrasos deste procedemento, entre outros. Velaí que, naquel outono, chamase ao conselleiro Fernando Blanco e lle parabenizase pola boa, malia que adiada,  resolución do caso. É nidio que ningún Presidente de ningún país europeo parabeniza a ninguén que sae con bo suceso dunha investigación criminal se non acredita na súa inocencia e no acerto dunha tal decisión xudicial.

               Poucos dúas antes do 24-M o Consello Xeral do Poder Xudicial (CXPX) emitiu o informe preceptivo que a lei lle encarga para determinar se Fernando Blanco ten de ser indemnizado polo Estado polo anormal funcionamento da Administración de Xustiza e respostou afirmativamente, considerando que existiron atrasos gravísimos que dilataron moitos anos a única decisión posíbel dende moi axiña para pechar o procedemento: o seu  sobreseimento. Os avogados e xuristas sabemos da dificultade dun tal informe, mesmo no caso de demoradas investigaciñons penais e mesmo periodos de sofrimento de medidas cautelares de cárcere preventivo. É moi difícil que o CXPX diga que ninguén ha ser indemnizado por sofrir a pena de banco. Mais fíxoo xa no caso de Fernando Blanco.

               Velaí que a resposta na sé parlamentaria de Feijóo o 24-M sexa mesquiña e indigna da persoa que exerce a Presidencia deste País. 

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en A MESQUINDADE DE NÚÑEZ FEIJÓO.-Xoan Antón Pérez-Lema*

EL CRISTONEOFASCISMO, NUEVA RELIGIÓN.-Juanjo Tamayo*

Fascismo y religión son dos fenómenos que históricamente han mantenido una relación de complicidad, que ha desembocado con frecuencia en sistemas dictatoriales, nacionalismos populistas de derecha excluyentes y regímenes confesionales que niegan la libertad de conciencia, persiguen el librepensamiento y legitiman el patriarcado. El avance del fascismo en Italia, Alemania, Austria y España en la primera mitad del siglo XX “fue respaldado, legitimado y autorizado con argumentos teológicos cristianos”, afirma Michael Löwy. El representante más cualificado del uso reaccionario de la teología cristiana para fundamentar el nazismo fue Carl Schmitt.

El nazismo contó también con el apoyo de grupos católicos y protestantes y sus jerarquías. Dentro de la Iglesia evangélica alemana apoyó la ideología del Tercer Reich el movimiento Cristianos Alemanes, creado por el ideólogo nazi Alfred Rosenberg y liderado por el obispo Ludwig Müller. Algunos obispos católicos y el propio nuncio del Papa eran partidarios de contemporizar con el régimen alegando que así se evitaban las persecuciones a católicos. En su libro Más allá de la mera obediencia. Sobre la ética cristiana para el futuro, de 1970, la teóloga evangélica alemana Dorothee Sölle calificó de “cristofascismo” la legitimación y el apoyo de la ideología totalitaria del nazismo por parte de sectores cristianos tanto de la Iglesia católica como de la protestante. Yo califico de “cristoneofascismo” la actual alianza entre las organizaciones políticas y sociales de la extrema derecha, apoyadas por el ultraliberalismo, y los movimientos cristianos integristas, que cuentan con el apoyo de dirigentes eclesiásticos críticos con el papa Francisco. Es la nueva religión.

Como contrapunto, durante el nazismo existieron también movimientos, dirigentes y teólogos cristianos y judíos que recurrieron a una hermenéutica teológico-política emancipadora para combatir el nazismo y defender el socialismo. En el cristianismo evangélico destacó la Iglesia confesante alemana a la que pertenecieron prestigiosos teólogos como Karl Barth, militante del socialismo cristiano, y Dietrich Bonhoeffer, ejecutado por el nazismo. En el entorno cultural judío hay que referirse a Walter Benjamin como uno de los más madrugadores intelectuales de la izquierda alemana que, inspirado en referencias mesiánicas e imágenes judías, denunció el nazismo y entró en el debate contra el culto a la guerra de Ernst Jünger en su famoso artículo Teorías del fascismo alemán. Sus Tesis de filosofía de la historia son el mejor ejemplo de dicha denuncia.

En el caso de España, el fascismo continuó a lo largo de 40 años con la dictadura franquista, legitimada por la jerarquía católica, que dio lugar al nacionalcatolicismo. Con la transición a la democracia se pensó que éste había desaparecido de la esfera política y de las prácticas eclesiásticas. Craso error. Todavía hoy el nacionalcatolicismo sigue vivo, activo y con más fuerza que en décadas anteriores.

En EE UU los diferentes movimientos evangélicos fundamentalistas crearon la organización Moral Majority para apoyar la candidatura de Ronald Reagan. Dicho apoyo fue decisivo para que el republicano ganara las elecciones de 1980 y 1984. En 2020 fueron las Iglesias evangélicas fundamentalistas quienes crearon el movimiento Evangélicos por Trump para apoyar su reelección, cosa que no consiguió. Ante la derrota de Trump, grupos extremistas armados y personas vinculadas a los movimientos cristianos integristas enarbolando la Biblia asaltaron el Capitolio alentados por el propio presidente derrotado. En Brasil gobierna Jair Messias Bolsonaro con el apoyo de las megaiglesias evangélicas, a quienes el presidente concede todo tipo de privilegios. Desde su elección como presidente, Brasil se ha convertido en el epicentro del “cristoneofascismo” y de la extrema derecha de Dios.

En España se ha producido la alianza entre Vox y organizaciones ultracatólicas como HazteOír, Infocatólica, Asociación de Abogados Cristianos, El Yunque, Germinans Germinabit, etcétera, que dicen defender los valores cristianos en su pureza. Tal pretensión es desmentida por sus discursos y prácticas de odio contra el feminismo, la mal llamada “ideología de género”, el matrimonio igualitario, el LGTBI, la educación afectivo-sexual, los derechos sexuales y reproductivos, la Ley de la Memoria Histórica, la inmigración, el laicismo y el ecologismo. Se caracterizan también por el negacionismo de la discriminación de las mujeres, del cambio climático y de la violencia machista, así como por el elogio del franquismo, la defensa del ultraliberalismo, de la familia patriarcal, de la identidad nacional excluyente y de la dialéctica amigo-enemigo en las relaciones internacionales y en política nacional. Sus discursos y prácticas están muy lejos de los valores del cristianismo originario como la opción por las personas y los sectores más vulnerables de la sociedad, el perdón y el amor, incluso a los enemigos. La expresión “cristoneofascismo” ha adquirido carta de ciudadanía en España. Entró en el debate del Congreso de los Diputados el 4 de febrero cuando la diputada de ERC María Carvalho Dantas dijo a la bancada de Vox: “Han entrado ustedes en esta internacional cristoneofascista”. Yo lo ratifico.

Juan José Tamayo es profesor emérito de la Universidad Carlos III de Madrid. Su último libro es La Internacional del odio (Icaria).

(Este artículo fue publicado ayer, 23-03-2021, en “El País” y cedido por su autor para publicar en “Contraposición. República de las Ideas”)

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en EL CRISTONEOFASCISMO, NUEVA RELIGIÓN.-Juanjo Tamayo*