ALERTA. EL RETROCESO DE LAS ADMINISTRACIONES.-Jesús Penedo Pallas*

–Vuelva usted mañana –nos respondió la criada–, porque el señor no se ha levantado todavía.

–Vuelva usted mañana –nos dijo al siguiente día–, porque el amo acaba de salir.

–Vuelva usted mañana –nos respondió al otro–, porque el amo está durmiendo la siesta.

–Vuelva usted mañana –nos respondió el lunes siguiente–, porque hoy ha ido a los toros.

–¿Qué día, a qué hora se ve a un español? Vímosle por fin, y Vuelva usted mañana –nos dijo–, porque se me ha olvidado. Vuelva usted mañana, porque no está en limpio.

A los quince días ya estuvo; pero mi amigo le había pedido una noticia del apellido Díez, y él había entendido Díaz y la noticia no servía……

Vuelva usted mañana. Fígaro. 1833

Los efectos del virus, proyectados sobre nuestros servicios públicos y sobre las administraciones, amenazan con retrotraernos hacia aquella oscura etapa de hace dos siglos, tan lucidamente criticada por D. Mariano José de Larra.

Décadas de desidia y de austeridad malintencionada, han situado a los servicios públicos en una situación de extrema delgadez. Las consecuencias en lo sanitario o en lo educativo, ya las conocen.

Pero es en el ámbito estrictamente burocrático, donde la anemia provocada, acompañada de otras estrategias, amenazan gravemente la propia esencia de una administración democrática.

La supresión práctica de la administración presencial, reduciéndola cuasitestimonialmente al registro, han multiplicado exponencialmente la demanda de atención telefónica, sin que se observe respuesta a la consiguiente necesidad de refuerzo para responder a tal crecimiento.

Si añadimos la necesidad de concertar cita previa para cualquier gestión, la recuperación de la ventanilla-barrera por razones sanitarias y la actitud mecánica, fría y distante de esos funcionarios que por fortuna son una minoría, observamos una imagen poco edificante de una burocracia, cuya misión es servir con objetividad los intereses generales.

En las sociedades democráticas avanzadas, la administración burocrática, sirve de modo permanente el interes general y actúa con la independencia e imparcialidad . En España esto viene garantizado por el Artículo 103 de la Constitución, desarrollado por el Estatuto básico del empleado público, promulgado en 2007.

Pero ni la Constitución ni las leyes, por si solas, son capaces de responder a los fines que persiguen, si no van acompañadas de una decidida y potente estrategia de gestión y formación y de una financiación suficiente, que garantice el cumplimiento de su misión.

La administración eficiente y próxima a la ciudadanía, es un potente instrumento de legitimación de la gestión pública y de impulso de la cohesión social.

Viejos son los intentos de desprestigio de la función pública, por parte de aquellos que desde su credo pseudo liberal consideran que lo mejor para los intereses que creen defender, pasa por una administración escuálida. Pero los efectos que la actual pandemia proyectan sobre la administración burocrática, reclaman la urgente acción de los poderes públicos.

La pasividad o la inacción consciente, pueden generar un creciente desapego de la ciudadanía, que cada vez la ve mas lejana e inaccesible.

La pandemia está provocando cambios radicales, que requieren de atención y de medios. También en la administración burocrática.

Quién corresponda, debería tenerlo en cuenta.

(*) Jesús Penedo Pallas, Ingeniero Técnico Industrial, Licenciado en derecho, Secretario del Patronato de la Fundación Adcor y jubilado de la Función pública.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

LO QUE ESCONDE LA PANDEMIA……ABRAMOS LOS OJOS.-José Luis Ortiz*

Cuando ocurre un evento que interfiere de manera importante con nuestro día a día, es habitual que éste sea de lo único de lo que hablamos. Así ha sido con la primera pandemia (o epidemia de alcance global) que se vive en varias generaciones, y que ha tenido un impacto como ninguna otra en nuestras rutinas.

Esto no es más que una cortina de humo, de un fuego lamentablemente muy real. Un momento que muchos gobiernos han manipulado para sus intereses y que ahora voy a informar a los desinformados ciudadanos del mundo.

Han asesinado a 15 líderes sociales, al menos que tengamos constancia, desde el comienzo. Asesinatos de personas de las comunidades afro. En México en Veracruz asesinaron a Adan Vez, líder medioambiental. Una indicación de aquellos que son defensores de los derechos humanos y que siguen en su empeño. Lo mismo ocurrió con el abogado especializado en medio ambiente Isaac Medardo Herrera  o los caídos en Brasil bajo el fuego  y las balas de los madereros un respetado líder de la comunidad guajara Zezico Rodrigues.

En el Congo, en el parque nacional Virunga , asesinaron salvajemente a 12 guardabosques , uno  de los ataques más salvajes  de la última década.

Y mientras tanto se aprovechan para seguir atacando al medioambiente impunemente, la desforestación sigue aumentando un 51 %, especialmente en la zona del Amazonas.

Ataques directos a las democracias. El gobierno de Xi Jinping arrestó a más de 12 veteranos del movimiento prodemocrático de Hong Kong que jugaron un papel crucial en las protestas del año pasado, arresto que pasó desapercibido para la magnitud de su significado. Es un fuerte ataque a los últimos esfuerzos democráticos que tiene Hong Kong.

En Estados Unidos, senadores y congresistas republicanos se han escondido tras  el  velo de la Covid-19 para adelantar agendas anti-aborto que son inconstitucionales. Se han esforzado en impulsar la prohibición del aborto en 8 estados, lo que ha dejado “desiertos de aborto” a lo largo del país.

Por último, saltan las alarmas ante las potenciales consecuencias anti-democráticas de las medidas de vigilancia telemática o de limitación o prohibición de la libertad de movimiento que han impuesto casi todos los países del mundo como herramientas para frenar el contagio del coronavirus. Si bien un estado de emergencia sanitaria como el que vivimos justifica algunas de dichas medidas, hay que estar alerta a qué tan dispuestos estarán los gobiernos de abandonarlas una vez superada la emergencia. Si la historia nos enseña algo, es que la tentación autoritaria del poder es grande, y por lo tanto el regreso a los derechos de movilidad o privacidad podría ser un paso difícil de dar, incluyo en este apartado a países europeos que obvio nombrar, pero seguro tenemos en mente muchos de los ciudadanos.

Quienes gobiernan saben que la pandemia es la cortina de humo perfecta y que se va a llevar la inmensa mayoría de lo titulares de prensa y aprovechan para accionar medidas que pueden atentar contra las democracias. Es necesario que estemos vigilantes, que sigamos denunciando cualquier tipo de abuso, venga de donde venga y de quien venga, violencias gratuitas y derivas autoritarias que algunos gobiernos están adoptando aprovechando esta dramática situación y seguramente no revertir.

 Junto con la hiperconcentración del capital y la riqueza, entonces, se da una hipertecnologización que presenta a la vida como prescindible. La vida humana va perdiendo importancia como fuerza productiva y la vida natural va convirtiéndose en estorbo para el progreso o en objeto manipulable y eso es lo que realmente se esconde detrás de la peor crisis vivida desde la II Guerra Mundial.

*José Luis Ortiz, funcionario

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

CELEBRACIÓN ADOPTADA.-José María Barja Pérez*

Este cuarto jueves de noviembre celebran en USA, con sus datos de pandemia  desbocados, Thanksgiving (Día de Acción de Gracias), un “fin de semana larguísi­mo” que inclu­ye un viernes etique­tado por un color, Black Friday. Esa etique­ta, que al parecer se remonta a 1975, ha sido exportada mundialmente como modelo de explosión comercial. Aquí, dado el típico desconoci­miento de idiomas, se ha producido una adaptación del nombre. Lo que parecía una broma lingüísti­ca, Blas Fraile, se ha convertido en un nombre comercial empleado en varias provin­cias e incluso por un sindicato. Este evento es una relevante imagen de como la conectividad mun­dial esta modificando hábitos y comportamientos comercia­les, con graves afectaciones al comercio cer­cano y al empleo. Cuando se nos ad­vierte de las modificaciones que la automatización va a provocar, a muy corto plazo, tanto en los trabajos, como en las habilidades y competencias de quienes los van a desempeñar, este ejemplo debería llamarnos la atención. Y lo más sor­prendente es que, en este país está definido desde 1988 el “puente” de la Constitución-In­maculada. Éste debería ser el tiempo para nuestras compras pre-navide­ñas, que ahora se anticipan porque en otra cultura usan no­viembre para las reu­niones fa­miliares anua­les.

Datos:

  •  El adjetivo negro, según su 13ª acep­ción en el DLE, es «infeliz, infausto y desventurado», por lo cual en la publicidad en su lugar emplean Black o inventan neghro. Incluso circuló un bulo, esto es, «noticia falsa propalada con algún fin», que esa denominación del día procedía de que se vendían esclavos negros a precio reducido. Tampoco sirve la traducción directa de Fri­day, “día de Frigg”, pues se desconoce que Frigg es la diosa ger­mánica del amor y que el nom­bre viernes procede de “día de Venus”, en latín dies Veneris. Aquí, todo eso reunido suena a “Blas Fray de Ahí”, que derivó en Blas Fraile en Plasencia y en abun­dantes memes (pa­labra que el DLE ha admitido explican­do que en inglés fue  «acuñada en 1976 por R. Dawkins, biólo­go inglés, sobre el modelo de gene ‘gen’ y a partir del griego μίμημα “mímēma”, cosa que se imita»). Las variantes de ese calificativo en usos de propagan­da comercial van desde Light Fri­day (Endesa), Black Freedays (Fiat) a los descuentos de la Black Week en SERdUGT (aunque refle­xionan que esas jornadas presentan «un modelo empresarial obsesionado por despreciar el  factor trabajo, entendiéndolo como un mero coste y no como un activo social o corporativo»).
  • La fecha del Blas Fraile oscila entre el 23–29/noviembre, cayendo en el 26 todos los Años Santos Compostelanos (pues son los años comunes que se inician en viernes o los bisiestos que comienzan en jueves), mientras su fecha será el 25 los años en que aquí el puente de diciem­bre es “perfecto” (como en 2022). La fecha del Thanksgiving Day cambió definitivamente en 1941 cuando el presiden­te Roosevelt decretó que fuese el cuarto jueves de noviembre, no el último jueves como había establecido en 1863 el presidente Lincoln.
  • El uso del término Black Friday en los medios de comunicación comenzó a mediados de los años 50, cuando ese viernes después de Acción de Gracias se colapsó la ciudad de Filadelfia, porque  la que miles de personas acudieron a hacer sus compras de Navidad y ver un partido de fútbol al día siguiente. El calificativo vino del cuerpo de Policía de la ciudad, que tuvo que traba­jar a tope ese día. Pero su relevancia proviene del 29/noviembre/1975 cuando el New York Times lo empleó para referirse al caos de tráfico en la ciudad el día anterior. La versión de que los minoristas dejaban de tener sus cuentas “en rojo” (escribían las pérdidas con tinta de ese color) tras ese día de grandes compras fue la explicación del adjetivo que daba The Philadel­phia Inquirer el 28/noviembre/1981 (ese año el Blas Fraile fue el 27).
  • La etiqueta Black Friday se empleó aquí por primera vez en 2010, cuando empezaba la com­pra online. Antes, en 2005, ya había surgido el Cyber Monday propiciando las compras por inter­net; se es­cogió el lunes porque entonces apenas existían las conexiones a internet desde los do­micilios, sino en las oficinas, por lo cual  los norteamericanos tenían que haber  regresado de ese puente de noviem­bre.
  • El origen del Thanksgiving es una celebración en Plymouth en el año 1623, como un festival de la cosecha. Desde 1552 estaba prohibido celebrar la Navidad en Gran Bretaña, que solo se res­tauró en 1660 y de nuevo se  volvió a prohibir en la época victoriana, hasta ser restablecida a media­dos del siglo XIX. Por ello las celebraciones navideñas no forman parte de la tradición estadou­nidense, que en cambio terminó por instituir ese largo puente festivo para que los miembros de familia se puedan reunir con los abuelos. La Navidad fue declarada día feriado federal de los Estados Unidos en 1870, en ley firmada por el presidente Grant, pero aún es una fiesta muy discutida por distintos líderes puritanos(en la actualidad los Testigos de Jeho­vá no celebran la Navidad por considerarla una festividad pagana).
  • Un análisis de Pilar Calleja, titulado «El Black Friday mide el miedo del consumidor», destaca que esa tradición importada «llegó a España en 2012 tras la desaparición de la regulación de los periodos de rebajas.» Pero la especial situación sanitaria actual, ha eliminado aquí la ima­gen de establecimientos abarrotados y disparado la compra on line, «con una víctima, el peque­ño comercio, del que solo un 40% se suma al Viernes Negro, según la Confederación Española del Comercio (CEC).»
  • En estas fechas el DOG va publicando la relación de festivos locales para el año próximo (aún pendientes de publicar la de los concellos de Ourense y Pontevedra). Y un año más se constata que la provincia donde más se festeja el Antroido es Lugo donde en 2021 el 71,64% de sus 67 concellos han escogido como festivo local Martes de Entroido (el 25/febrero), mientras en la provincia coruñesa es el 23,66% de sus 93 (pero el San Xoan lo celebran el 23,66% frente al 4,48% de los lucenses).
  • Este 26/noviembre, aunque no son festivos laborales, se celebra el Día de la República en Mongolia (proclamada en 1924) y el Día de la Constitución en la India (adoptada en 1950).
  • *José María Barja Pérez, exrector de la UDC

 

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

PENSAR EN TIEMPOS DE ZOZOBRA.-Jesús Penedo Pallas*

Por fortuna, ni siquiera los viejos del lugar, recordamos tan aciaga conjunción de astros como la que nos angustia y nos acongoja desde hace ya casi nueve meses.

Nueve meses, son apenas un instante, pero dan para mucho, si la dimensión de la tragedia los ocupa, como es el caso. La incertidumbre por el desconocimiento, el carácter errático con el que aparentemente se toman las decisiones, las dudas sobre la eficacia de las medidas y la indolencia egoísta con la que algunos manejan una situación tan sensible, causan cuando menos altísima preocupación a cualquier ciudadano.

Sorprende que, en tiempos de tanta zozobra, el maniqueísmo mas descarnado y estéril, se contagie con la misma progresión con la que se contagia el virus. Los unos tachando de fascistas a los otros y los otros tiznando a aquellos de peligrosos comunistas, dejan un aparente corto espacio para la sensatez y para la síntesis razonable.

Los evidentes riesgos de contagio derivados de la pandemia, solo tienen un remedio. Medidas de protección y distanciamiento social. Todo ello, mientras no exista medicamento que permita curar o prevenir frente al ataque del virus.

Las autoridades, con mejor o peor fortuna, toman no se si a veces erráticamente, aquellas medidas que presumen menos costosas en términos económicos y humanos, pero no parece que estén muy interesadas en colaborar entre ellas, en reconocerse mutuamente en sus competencias y responsabilidades. Prefieren echarse las culpas e instalarse en la gresca permanente, brindando el peor de los ejemplos que pueden ofrecerse a la ciudadanía.

No debería sorprendernos, por tanto, que la ciudadanía, tomando lamentable ejemplo de sus dirigentes, traslade la bronca a lo cotidiano y con la sensibilidad a flor de piel, llene las redes sociales que, a falta de tabernas, se convierten en foros propiciatorios, para verter toda la bilis que desborda.

La inmensa mayoría de los ciudadanos son rigurosos cumplidores de las normas, pero hay minorías que por desidia o por inconsciencia, representan una amenaza objetiva para la salud pública. Negacionistas conscientes, simples inconscientes, o los que por vulgar desidia son refractarios a cumplir las medidas, son ejemplo de polémicas cotidianas.

Si a eso añadimos que los segmentos de edad, suponen diversos niveles de riesgo, tenemos los ingredientes perfectos para múltiples polémicas tan desagradables, como estériles, pero que se prestan al desahogo de la feligresía.

Viejos que parecen representar un estorbo a los que confinamos en residencias, porque los hospitales están para otras cosas. Aislamiento preventivo, objeto de polémica a veces violenta con familiares, que ponen por encima de la seguridad sanitaria, el derecho a acompañar y visitar a su mayor.

Jóvenes que seguros de su imbatibilidad por el virus, se comportan despreciando los riesgos y las reglas de limitación del contacto social.

Defensores de tal o cual colectivo, que demonizan toda crítica que de comportamientos pueda sugerirse.

Las tan anheladas vacunas, que aparecen como maná caído del cielo, a meses de ser reales y a miles de muertos de poder ser administradas, aparecen como elemento de discordia, sobre su administración.

Ya solo nos queda que tengamos que pelearnos, por ver a quién se la administran primero, que todo se andará.

Los meses pasan y de modo imperceptible, aquellas primeras declaraciones gratuitas de que la pandemia nos habría hecho a todos buenos, están lejos de confirmarse. Tal vez acusamos la fatiga de meses de incertidumbre, tal vez esa percepción del mundo a través del escaparate mediático y de las redes, es como mirar a través de un cristal distorsionado, pero percibir la insolidaridad de quién hace culpables o apestados a los enfermos huyendo de su convivencia, no sugiere que vayamos por el buen camino.

Me gustaría creer que las situaciones difíciles no nos hacen peores personas, pero las ventanas que nos permiten asomarnos al mundo, por muy distorsionado que nos lo muestren; apenas dejan resquicio para la esperanza.

Y lo peor es que desconocemos lo que vendrá. Solo podemos intuir que la paciencia y la prudencia, seguramente seguirán siendo buenos aliados.

Es posible que vengan tiempos mejores, pero sería bueno que nos aliáramos para facilitarlo. Al menos es un deseo.

 

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

DE FRAGA A FEIJOO.-Xesús Veiga*

A obtención dunha nova maioría absoluta por parte de Núñez Feijóo alimentou unha posíbel análise comparativa coa traxectoria de Manuel Fraga. Algunhas semellanzas resultan obvias: os dous políticos do PP acadaron catro vitorias electorais consecutivas despois de dúas experiencias previas de gobernos de coalición (primeiro PSdG-CG-PNG e despois PSdG-BNG) e comezando -nos anos 1989 e 2009- cun resultado moi apurado de 38 escanos. Tamén coincidiron no feito de reforzar substantivamente as súas maiorías parlamentares nas lexislaturas posteriores á chegada á presidencia da Xunta. Outro factor común foi, sen dúbida, o hiperliderado indiscutido que disfrutaron estes dous dirixentes no interior do PPdG.

Seguir leyendo

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

MENOS MAL QUE NOS QUEDA PORTUGAL.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Xa cos primeiros Borbóns, a mediados do século XVIII, definíronse as comunicacións por estrada dentro da península ibérica de xeito radial, malia que daquela as estradas a Madrid chamábanlle de Castela (Madrid era daquela un pobo sen muralla nin rúas de pedra). O primeiro camiño de ferro da península foi o Matarò-Barcelona, mais axiña o favor da Monarquía borbónica e dos seus Gobernos a prol de determinados traxectos construiu unha rede ferroviaria radial con centro na vila de Madrid. Ronsel que seguiu Primo de Rivera no seu plan de estradas dos anos 20 do século pasado. Valentín Paz Andrade cóntanos como no 1925-26 a reivindicación dun bó camiño de ferro entre Galicia e Francia (fronte ao tren de Madrid que seica cumpría priorizar, segundo dicía o entón gobernador) determinou o peche do xornal Galicia que dirixía e o seu encarceramento pola decisión daquel tirano.

      No franquismo radicalizouse esta radialidade a prol de Madrid, o que sabe case todo o mundo. O que xa non se coñece tanto é a salvaxe recentralización económica e potenciamento deste esquema radial que desenvolveron os gobernos de Felipe González e JM Aznar, deseñando un aeroporto xigante en Madrid, pretendido único hub aeroportuario do Estado, o que destinaron 6.000 M€ (un billón de pts., con “b” de burro) e construíndo un tren de alta velocidade (TAV) que puxera todas as capitais de provincia “a menos de tres horas de Madrid” (Aznar dixit). Un recente estudo da Generalitat  valenciana achega un dado arrepiante: entre 1988 e 2018 case o 44,5% dos investimentos públicos no Estado fixéronse na rexión madrileña, con menos do 18% do PIB e da poboación. O proxecto da España borbónico, primoriverista, franquista, felipista e aznarista sempre foi radial e centralizado.

      Na Península Ibérica existen tres eixos fundamentais en termos de transporte de mercadorías e interconexión entre portos e camiños de ferro: o eixo cantábrico Galicia-Euskadi-Francia, o atlántico A Coruña/Ferrol-Vigo-Porto-Lisboa e o mediterráneo. Tres eixos que foron abandonados durante ducias de anos, malia que arestora o valenciano ministro Ábalos tente reverter o atraso do corredor mediterráneo, o que a exministra Pastor non foi quen a facer co eixo atlántico.

     Para Galicia a comunicación con Porto e Lisboa é o vector fundamental que lle garante a integración transfronteiriza entre máis de 7 millóns de habitantes (máis de 3,3 do norte de Portugal e 2,7 galegos) e a solución para levar cara Europa as mercaderías producidas ou desembarcadas na eurorexión. Solución, ademáis, cofinanciada con folgura polos recursos da Unión  Europea que quere integrar ambos os dous territorios fronteirizos e non aposta por trapalladas recentralizadoras.

    Porén, o Goberno de Sánchez e Iglesias non lles está por esta solución e na recente cimeira ibérica propuxo priorizar a conexión ferroviaria Lisboa-Madrid no canto do noso eixo atlántico. Portugal, por primeira vez dende o ingreso de ambos os dous Estados na UE, priorizou os evidentes intereses atlánticos sobre esta trapallada. E esixiu a atención bilateral e prioritaria a respecto do eixo atlántico Lisboa-Porto-Galicia.

    Como cantaba o noso Siniestro Total: menos mal que nos queda Portugal.

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN