PENSAR EN TIEMPOS DE ZOZOBRA.-Jesús Penedo Pallas*

Por fortuna, ni siquiera los viejos del lugar, recordamos tan aciaga conjunción de astros como la que nos angustia y nos acongoja desde hace ya casi nueve meses.

Nueve meses, son apenas un instante, pero dan para mucho, si la dimensión de la tragedia los ocupa, como es el caso. La incertidumbre por el desconocimiento, el carácter errático con el que aparentemente se toman las decisiones, las dudas sobre la eficacia de las medidas y la indolencia egoísta con la que algunos manejan una situación tan sensible, causan cuando menos altísima preocupación a cualquier ciudadano.

Sorprende que, en tiempos de tanta zozobra, el maniqueísmo mas descarnado y estéril, se contagie con la misma progresión con la que se contagia el virus. Los unos tachando de fascistas a los otros y los otros tiznando a aquellos de peligrosos comunistas, dejan un aparente corto espacio para la sensatez y para la síntesis razonable.

Los evidentes riesgos de contagio derivados de la pandemia, solo tienen un remedio. Medidas de protección y distanciamiento social. Todo ello, mientras no exista medicamento que permita curar o prevenir frente al ataque del virus.

Las autoridades, con mejor o peor fortuna, toman no se si a veces erráticamente, aquellas medidas que presumen menos costosas en términos económicos y humanos, pero no parece que estén muy interesadas en colaborar entre ellas, en reconocerse mutuamente en sus competencias y responsabilidades. Prefieren echarse las culpas e instalarse en la gresca permanente, brindando el peor de los ejemplos que pueden ofrecerse a la ciudadanía.

No debería sorprendernos, por tanto, que la ciudadanía, tomando lamentable ejemplo de sus dirigentes, traslade la bronca a lo cotidiano y con la sensibilidad a flor de piel, llene las redes sociales que, a falta de tabernas, se convierten en foros propiciatorios, para verter toda la bilis que desborda.

La inmensa mayoría de los ciudadanos son rigurosos cumplidores de las normas, pero hay minorías que por desidia o por inconsciencia, representan una amenaza objetiva para la salud pública. Negacionistas conscientes, simples inconscientes, o los que por vulgar desidia son refractarios a cumplir las medidas, son ejemplo de polémicas cotidianas.

Si a eso añadimos que los segmentos de edad, suponen diversos niveles de riesgo, tenemos los ingredientes perfectos para múltiples polémicas tan desagradables, como estériles, pero que se prestan al desahogo de la feligresía.

Viejos que parecen representar un estorbo a los que confinamos en residencias, porque los hospitales están para otras cosas. Aislamiento preventivo, objeto de polémica a veces violenta con familiares, que ponen por encima de la seguridad sanitaria, el derecho a acompañar y visitar a su mayor.

Jóvenes que seguros de su imbatibilidad por el virus, se comportan despreciando los riesgos y las reglas de limitación del contacto social.

Defensores de tal o cual colectivo, que demonizan toda crítica que de comportamientos pueda sugerirse.

Las tan anheladas vacunas, que aparecen como maná caído del cielo, a meses de ser reales y a miles de muertos de poder ser administradas, aparecen como elemento de discordia, sobre su administración.

Ya solo nos queda que tengamos que pelearnos, por ver a quién se la administran primero, que todo se andará.

Los meses pasan y de modo imperceptible, aquellas primeras declaraciones gratuitas de que la pandemia nos habría hecho a todos buenos, están lejos de confirmarse. Tal vez acusamos la fatiga de meses de incertidumbre, tal vez esa percepción del mundo a través del escaparate mediático y de las redes, es como mirar a través de un cristal distorsionado, pero percibir la insolidaridad de quién hace culpables o apestados a los enfermos huyendo de su convivencia, no sugiere que vayamos por el buen camino.

Me gustaría creer que las situaciones difíciles no nos hacen peores personas, pero las ventanas que nos permiten asomarnos al mundo, por muy distorsionado que nos lo muestren; apenas dejan resquicio para la esperanza.

Y lo peor es que desconocemos lo que vendrá. Solo podemos intuir que la paciencia y la prudencia, seguramente seguirán siendo buenos aliados.

Es posible que vengan tiempos mejores, pero sería bueno que nos aliáramos para facilitarlo. Al menos es un deseo.

 

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

DE FRAGA A FEIJOO.-Xesús Veiga*

A obtención dunha nova maioría absoluta por parte de Núñez Feijóo alimentou unha posíbel análise comparativa coa traxectoria de Manuel Fraga. Algunhas semellanzas resultan obvias: os dous políticos do PP acadaron catro vitorias electorais consecutivas despois de dúas experiencias previas de gobernos de coalición (primeiro PSdG-CG-PNG e despois PSdG-BNG) e comezando -nos anos 1989 e 2009- cun resultado moi apurado de 38 escanos. Tamén coincidiron no feito de reforzar substantivamente as súas maiorías parlamentares nas lexislaturas posteriores á chegada á presidencia da Xunta. Outro factor común foi, sen dúbida, o hiperliderado indiscutido que disfrutaron estes dous dirixentes no interior do PPdG.

Seguir leyendo

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

MENOS MAL QUE NOS QUEDA PORTUGAL.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Xa cos primeiros Borbóns, a mediados do século XVIII, definíronse as comunicacións por estrada dentro da península ibérica de xeito radial, malia que daquela as estradas a Madrid chamábanlle de Castela (Madrid era daquela un pobo sen muralla nin rúas de pedra). O primeiro camiño de ferro da península foi o Matarò-Barcelona, mais axiña o favor da Monarquía borbónica e dos seus Gobernos a prol de determinados traxectos construiu unha rede ferroviaria radial con centro na vila de Madrid. Ronsel que seguiu Primo de Rivera no seu plan de estradas dos anos 20 do século pasado. Valentín Paz Andrade cóntanos como no 1925-26 a reivindicación dun bó camiño de ferro entre Galicia e Francia (fronte ao tren de Madrid que seica cumpría priorizar, segundo dicía o entón gobernador) determinou o peche do xornal Galicia que dirixía e o seu encarceramento pola decisión daquel tirano.

      No franquismo radicalizouse esta radialidade a prol de Madrid, o que sabe case todo o mundo. O que xa non se coñece tanto é a salvaxe recentralización económica e potenciamento deste esquema radial que desenvolveron os gobernos de Felipe González e JM Aznar, deseñando un aeroporto xigante en Madrid, pretendido único hub aeroportuario do Estado, o que destinaron 6.000 M€ (un billón de pts., con “b” de burro) e construíndo un tren de alta velocidade (TAV) que puxera todas as capitais de provincia “a menos de tres horas de Madrid” (Aznar dixit). Un recente estudo da Generalitat  valenciana achega un dado arrepiante: entre 1988 e 2018 case o 44,5% dos investimentos públicos no Estado fixéronse na rexión madrileña, con menos do 18% do PIB e da poboación. O proxecto da España borbónico, primoriverista, franquista, felipista e aznarista sempre foi radial e centralizado.

      Na Península Ibérica existen tres eixos fundamentais en termos de transporte de mercadorías e interconexión entre portos e camiños de ferro: o eixo cantábrico Galicia-Euskadi-Francia, o atlántico A Coruña/Ferrol-Vigo-Porto-Lisboa e o mediterráneo. Tres eixos que foron abandonados durante ducias de anos, malia que arestora o valenciano ministro Ábalos tente reverter o atraso do corredor mediterráneo, o que a exministra Pastor non foi quen a facer co eixo atlántico.

     Para Galicia a comunicación con Porto e Lisboa é o vector fundamental que lle garante a integración transfronteiriza entre máis de 7 millóns de habitantes (máis de 3,3 do norte de Portugal e 2,7 galegos) e a solución para levar cara Europa as mercaderías producidas ou desembarcadas na eurorexión. Solución, ademáis, cofinanciada con folgura polos recursos da Unión  Europea que quere integrar ambos os dous territorios fronteirizos e non aposta por trapalladas recentralizadoras.

    Porén, o Goberno de Sánchez e Iglesias non lles está por esta solución e na recente cimeira ibérica propuxo priorizar a conexión ferroviaria Lisboa-Madrid no canto do noso eixo atlántico. Portugal, por primeira vez dende o ingreso de ambos os dous Estados na UE, priorizou os evidentes intereses atlánticos sobre esta trapallada. E esixiu a atención bilateral e prioritaria a respecto do eixo atlántico Lisboa-Porto-Galicia.

    Como cantaba o noso Siniestro Total: menos mal que nos queda Portugal.

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político.

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

SEPULCROS BLANQUEADOS. Antonio Campos Romay*

Atribuyen a Jesús en el Evangelio de San Mateo esta metáfora. En ella compara a los fariseos con sepulcros blanqueados, relucientes por fuera, pero llenos de podredumbre repugnante y vomitiva en su interior. Metáfora que con diversas variante vale para calificar a hipócritas, farsantes, inconsecuente con sus ideas, que con sus predicas siembran dolosamente semilla vírica  en el pueblo.  

En palabras de ese Evangelio previene Jesús, “Guardaos de los sabios a quienes les gusta andar con vestiduras largas y recibir saludos en las plazas, y los primeros asientos en las sinagogas y los primeros sitios en los banquetes; que devoran los bienes de las viudas fingiendo rezar mucho: ésos recibirán mayor condena” .

Se rasgan con cinismo las vestiduras todo un coro de plañideras por los votos favorables al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (seis dentro de ciento ochenta y tantos) del grupo parlamentario de Bildu. Lo hacen desde la bancada donde la derecha pierde su casto nombre y desde otros espacios donde hace tiempo dejaron de ser castos los que los pastorean. En tanto, los mugidos de los hooligans mediáticos, se alzan iracundos desde sus pesebres.

Piadosos demócratas, cristianos quizás algunos, que se invocan constitucionalistas, rogaban a su Dios que la banda armada dejara el crimen y el horror en la sacristía y entrasen en el Templo de la Democracia para orar todos juntos. Fundamentalmente,  gobiernos socialistas del brazo de la sociedad, con soterrada pena de los que en el dolor de los compatriotas veían un filón de votos, acabaron con la ordalía sangrienta.

Un significativo esfuerzo final del presidente Sr. Rodríguez Zapatero y del difunto Sr. Ruvalcaba, derrotó la violencia.  Y se hizo,  pese al  acoso y zancadillas permanentes desde los bancos siniestros de la diestra, donde se desmelenaba con desusado denuedo un enloquecido Torquemada de vía estrecha, que hoy disfrazado de Vox se sienta, para oprobio de la Soberanía Nacional, en la Mesa del Parlamento.

Muchos de aquellos criminales siguen en las cárceles, otros pese a las apariencias, en el ostracismo social. Alguno aún anda huido de la justicia. Una generación distinta, consciente de la brutalidad del drama habido y de su inutilidad, eligió sin dudar votos frente a balas. Pero, hete ahí que los que los que ayer en este Valle de Lagrimas imploraban encarrilasen su vida por la vía política, hoy rugen escandalizados porque actúen en ella… Y más rugen cuando las urnas se abren y legitiman su presencia… En Euskadi  los hacen segunda fuerza política y en el Estado los equiparan a la clásica representación vasca, PNV.

Estos sepulcros blanqueados ayer, cuando aún eran alguien en Euskadi,  pactaron con este grupo presupuestos en ayuntamientos, medidas legislativas y comunicados conjuntos en la Cámara Vasca  y  negociaron varias veces en la Comunidad de Navarra.  Su Sumo Sacerdote, Aznar, los calificaba en tiempos que el terror acogotaba el país, como “Movimiento Vasco de Liberación” y sin el menor reparo acercaba presos terroristas (más de cuatrocientos) a su lugar de origen…  

Son estos, los sayones que hoy azotan con su casposa hipocresía a los publicanos que intentan enderezar con no pocas dificultades en medio de la pandemia, el camino del país. Demócratas a tiempo parcial. Tan parcial, que no les da tiempo para habituarse a habitar en la democracia. Recuerden, solo el que esté libre de pecado puede arrojar la primera piedra.

No sean cínicos señores…No hable Sr. Casado de rayas negras. Tan notorio fracasado en las citas electorales, de la negrura que puede hablar es de su decencia política. Por mucho que lo arropen el ruido de comparsas útiles que aprovechan la batahola para dar voz a sus fobias, frustraciones, o un mal llevar de la gestión de su orfandad  de  focos. 

No sean hipócritas señoras y señores del circo de tres pistas y unidad de destino en el fundamentalismo. Ni sean farisaicos los palmeros que acompañan el cortejo. El único drama que los acongoja, no son ni los muertos ni las víctimas, con las que juegan sin el menor pudor a antojo y conveniencia.

Lo que les resulta intolerable es la percepción de que si se aprueban estos presupuestos, rompiendo la penosa longevidad de las cuentas generales del Sr. Montoro, habrán sido en gran medida inútiles todas las escaramuzas habidas para deteriorar y derribar el ejecutivo, quedando razonablemente expedita la legislatura… Ese si es su drama…

Lo demás son impúdicos fuegos de artificio.

 *Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

O CASTELÁN NON PRECISA DEFENSA.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Cando Núñez Feijóo acadou outra maioría absoluta este verán, moitas das análises de fóra da Galicia, mesmo non poucas de medios cataláns e vascos, sinalaban como unha das chaves a suposta priorización do país sobre a sinaléctica PP (“Galicia, Galicia, Galicia”) e máis unha mensaxe aparentemente afastada do mainstream españolista do PP madrileño, de Vox e de Cs, verbalizando sen maiores compromisos reais  un esvaído discurso de aceptación do galego como parte do patrimonio da galeguidade. Velaí que extrañara, dende esa caste de enfoques, a chocante agresividade do presidente galego fronte á solución lexislativa pactada no Congreso que permite a cada Administración autonómica a escolla da súa lingua vehicular, suprimindo a obriga do castelán para todo o Estado que impuxera a Lei Wert,  aprobada só cos votos do PP na lexislatura 2012-2016.

   Analisada no contexto político actual a actitude de Feijóo é chocante. A emenda aprobada no Congreso non lle impón á Administración galega ningunha solución. O que lle da é máis  marxe de manobra. Pode ir cara un sistema de inmersión lingüística, mais tamén pode seguer co fracasado modelo actual. Por outra banda, o castelán é omnipresente e non precisa de protección ningunha, fronte ao galego que se atopa nunha grave situación de minorización, xerada en boa parte polas restricións normativas estatais e autonómicas ao seu pleno status de oficialidade. De feito o Consello de Europa ten denunciado o incumprimento da legalidade europea (“Carta Europea das Linguas”) por parte da Xunta, que veta na práctica o galego no ensino infantil e prohíbe dar aulas de matemáticas, física e química en galego.

     Xa que logo, neste contexto a actitude de Núñez Feijóo afástao dos políticos  moderados e útiles, que tentan xerar inclusión e cohesión social, como Urkullu ou os mesmos populares Pedro Puy e Xesús Palmou e achégao aos políticos dos excesos verbais, que xeran división social e non achegan solucións, como Abascal, Rosa Díaz ou Tony Cantó.

       A actitude contra o galego de Feijóo enténdese, porén, en clave de distraer a atención da xestión sanitaria que está a desenvolver a Xunta. Porque nesta segunda ondada da pandemia Galicia ten ampla autonomía para desenvolver as súas solucións e botarlle as culpas ao Goberno do Estado xa non é a solución válida para todas as situacións. A evolución epidemiolóxica de Galicia non evolúe ben e soubemos esta semana que a Xunta faltara a verdade cando proclamara contar con 6.000 persoas rastrexadoras; só eran 700. O resto é persoal de atención primaria do SERGAS, totalmente ultrapasado na súa capacidade de resposta. Núñez Feijóo sabe que arestora é él quen está á fronte e que a resposta preventiva ten moitas eivas, nomeadamente nos centros de ensino de nas residencias da terceira idade.

         O máis grave desta desaquelada opinión presidencial é que achega o PPdeG ao extremismo lingüístico de Vox, Cs e do PP de Madrid.  E envían a clara mensaxe de que o Goberno galego non está nin polo uso nin pola promoción da única lingua que require de políticas de defensa e promoción neste país.  

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN

UN AJUSTADO NOMBRE DE TORMENTA.-José María Barja Pérez*

         En la diaria información meteorológica, los medios aprovechan con  entusias­mo la asignación de nombres a las tormentas. Estos suelen proceder tanto del Cen­tro Nacional de Huracanes (de la Florida International University), como del Grupo Suroeste europeo (los Servicios Meteorológicos Nacionales de Portugal IPMA, Francia Météo-France, Bélgica KMI/IRM y España AEMet). Una nueva lista de nombres para las «Borrascas con gran impacto» se usó por primera vez el día de inicio de la temporada 2020-21, el 1/octubre, con Alex a propuesta de Mé­téo-France. En esta esquina noroeste de la Península apenas tuvo repercusión, aunque en Francia e Italia «provocó considerables daños y decenas de muertos y desaparecidos.» La siguente borrasca, Barbara, fue declarada por AEMET cuando se estaba formando en Madeira el 20/octubre y «atravesó la Península de suroes­te a noreste», aunque las fuertes precipitaciones que produjo afectaron principal­mente a Cáceres. La magnifica página web Saison des tempêtes hivernales en Eu­rope de 2020-2021 recoge no sólo esos nombres sino también la lista de los que van ser usados por Irlanda, Reino Unido y Países Bajos. Y hace explícita referencia al sis­tema de denominación de anticiclones y borrascas del programa «Adopta un vór­tice» de la Universidad Libre de Berlín. Precisamente ahí apareció el nombre de Ma­rola,  para una baja presión que produjo, este pasado 28/octubre, unas espec­taculares olas en Riazor, cuyas imágenes llegaron a los medios locales. Pero no hubo refe­rencia alguna de esa denominación, y de porqué alguien la patrocinó, siendo un tér­mino que aparece en el DLE, en el Dicionario da Real Academia Galega y que es muy popular en la costa coruñesa por designar al islote al que nombra un dicho marine­ro muy conocido.

Datos:

  • El acrónimo IPMA se refiere al Instituto Português do Mar e da Atmosfera, mientras el de Bélgi­ca se escribe en neerlandés KMI, Königlische Meteorologische Institut y en francés IRM, L’Institut royal météorologique. La versión en inglés de esos acrónimos belgas produce RMI, el cual por otra parte identifica a la Republic of the Marshall Islands, al Rocky Mountain Institute (Colorado) y es el código IATA del Aeropuerto In­ternacional Federico Fellini en Rimini, Italia; además en español significa Renta Mínima de In­serción. Los servicios meteorológicos de Irlanda Met Éireann y del  Reino Unido Met Office nombran a las borrascas que primero les afectan a ellos, nombres que son compartidos por el Grupo Suroeste y a la viceversa, con los que les llegan procedentes del sur.
  • La web de Météo-France explica como ellos ponen los nombres a los ciclones tropicales en sus territorios de ultramar, según las distintas zonas de responsabilidad en las que entran (por lo cual cada uno de ellos incluso va  cambiando de deno­minación en días sucesivos).
  • La entrada marola del DLE dice «movimiento de olas del mar grandes», mientras esa entra­da en el Di­cionario da Real Academia Galega explica «estado de axitación violenta do mar, formando grandes on­das» e incluyen, como ejemplo de uso, la frase «hoxe non saíron pescar porque había marola». El di­cho «quen pasou A Marola pasou a mar toda» hace referencia a las bravas aguas que rodean al islote de A Marola, situado frente a las costas de Dexo, en el municipio de Olei­ros. Confluyen en ese punto las rías de Ferrol, Betanzos y Coruña por lo que suele haber fuer­tes corrientes y grandes olas. Una calle del barrio coruñés de Monte Alto y otra en Dexo, Olei­ros, llevan el nombre de ese paraje de la Cos­ta de Dexo-Serantes, la cual es espacio natural pro­tegido, declarado en 2004 como Lugar de Im­portancia Comunitaria, y en 2014, Zona de Espe­cial Conservación.
  • En la web de  la Universidad Libre de Berlín, con un método establecido en 2002 para becar los estudios de la observación del clima en Europa, aparecen los nombres de las tormentas y de los anticiclones que escogen sus padrinos, los cuales aportan 360 € o 240 €, respectivamente, por una alta o una baja presión. Y así, el pasado 27/octubre activaron, para una depresión que avanzaba hacia el norte de Gran Bretaña, el nombre Marola, patro­cinado por Marola Pe­per  y que dio paso el 29/octubre a otro nombre, Nina (patrocinado por Nina Lahusen). En la gráfica de altas y bajas presiones de ese día, aparece casi sobre Islandia otra depresión más fuerte rotu­lada ex-EPSILON. Son los, restos de un ciclón nombrado por el National Hurricane Center con la letra griega ɛ (“epsilon”), al haber agotado para este año los nombres con inicial latina.
  • Actualmente están disponibles, bajo la licencia de dominio público  Creative Commons, gráfi­cos de predicciones meteorológicas del  Global Forecast System (GFS) que usa el ECMWF (Euro­pean Centre for Medium-Range Weather Forecasts). Basándose en ellos, la compañía checa Windy ofrece en su portal web una detallada información de temperatura, viento y lluvia con previ­siones de varios días. Las animaciones de los vientos ya aparecían en proyectos open source, como Earth, promovido por Cameron Beccario, cuyas imágenes permiten que incluso los  sim­ples aficionados a la meteorología puedan “hacer previsiones” (al recordado estilo de Santiago Pemán). Lo que sorprende del portal de Windy es que los datos se pueden cobtener a nivel local (incluso de barrio) y que muestren imágenes de cámaras en localidades que muestran vis­tas de paisajes durante 24 horas, con cambios de luz, e incluso también cruces singulares de in­tensa circulación en algunos momentos.

         Este 12/noviembre es el inicio de los cinco días de Divali (también llamado Deepavali), el Festi­val de las Luces en honor de la diosa hindú de la salud Lakshmi, en la luna nueva de su mes lunar Kartika (del año 1942). En Azerbaiyán es el Día de la Constitución, que adoptaron por referéndum ese día de 1995; precisamente Armenia y Azerbaiyán acaban de alcanzar un alto el fuego en la disputa de Nagorno Karabaj. Timor Oriental (en portugués, República Demo­crática de Timor-Leste; es miembro de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa) conme­mora, como Día Nacional de los Jóvenes, la masacre de 1991 que inició su guerra de indepen­dencia de Indonesia, culminada en 2002.

*José María Barja Pérez, exrector de la UDC

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN