O EPÍLOGO DE FEIJÓO?.-Xesús Veiga*

No ano 2018, cando Mariano Rajoy foi desprazado da Moncloa pola moción de censura presentada polo PSOE, Núñez Feijoo non quixo presentar a súa candidatura á presidencia do partido e permitiu que, finalmente, Pablo Casado gañase as eleccións internas fronte a Soraya Saenz de Santamaría. Catro anos despois, o ex-presidente da Xunta participou na defenestración de Casado e aceitou substituílo no cimo da estrutura do PP. Aínda que el non fose o autor principal do guión para derrocar ao sucesor de Rajoy -semellante papel correspondeulle, sobre todo, ao entorno de Diaz Ayuso-, o seu concurso resultou imprescindíbel. Todo o mundo gañou con esa operación: a presidenta madrileña castigou ao seu vello amigo pola pretensión de xudicializar algunhas prácticas sospeitosas desenvolvidas durante a pandemia e Feijoo acadou a condición mínima que esixía para o tránsito á política estatal. A diferenza do acontecido no 2018, non tivo competidores senón aduladores que aplaudiron a chegada do novo Moisés encargado de conducir ao PP á desexada vitoria electoral.

Non sabemos se o político dos Peares pensou que esa condición necesaria -unanimidade nos apoios internos para a súa investidura partidaria- resultaba suficiente para desempeñar acaidamente o novo rol político. O que si podemos constatar hoxe -seis meses despois da súa aterraxe no escenario estatal- é a caída das expectativas xeradas arredor da súa figura. Descontada a dereita mediática -entregada permanentemente a unha campaña de acoso e derribo ao goberno de coalición-, estaba relativamente espallada unha imaxe de Feijoo como político moderado, capaz de asinar «pactos de Estado»e bo xestor. Na realidade, semellante perfil non se compadecía cunha análise rigorosa da súa traxectoria no universo político galego. Durante os anos que estivo na oposición (2005-2009) non foi quen de asumir, de xeito consistente, «acordos de Pais» en tres asuntos de grande relevancia naquel momento (reforma do Estatuto de Autonomía, lumes forestais e regulación da normalización do galego). O seu modelo de confrontación co bipartito non foi construtivo senón que buscou o máximo desgaste utilizando a vella máxima de que o fin xustifica a utilización de calquera medio.

Durante os trece anos que encabezou o goberno galego non demostrou posuír ese suposto talante de político integrador. Rexeitou o retorno ao consenso lingüístico artellado nos últimos anos do fraguismo, non quixo abrir o debate a respecto dun novo Estatuto e careceu de iniciativa para enfrontar o derrubamento das principais entidades financeiras galegas (as Caixas de Aforro e o Banco Pastor). A súa folla de ruta como gobernante foi aproveitar as graves carencias da oposición -nomeadamente as fracturas internas acontecidas entre 2009 e 2020 no PSdG, no BNG e nas Mareas- para manter a súa hexemonía coa maior comodidade posíbel. Nin sequera a grave pandemia da COVID alterou significativamente ese modelo de xestión.

Durante a súa andaina galega dirixiu o PPdG con man de ferro en luva de seda. Só tivo que desenvolver unha batalla interna relevante: a que perdeu contra a familia Baltar e que lle obrigou a pactar un singular status de autonomía orgánica ourensá. A situación do PP estatal non garda semellanza con esa experiencia previa. Ayuso dispón dun poder económico e mediático moi superior ao de Baltar e, para mais inri, a recente vitoria de Moreno Bonilla convérteo nun hipotético adversario perigoso para o futuro. Definitivamente, o actual PP non é o balneario que Feijoo coñeceu durante mais dunha década.

A relación co sistema mediático marca, tamén, outra importante diferenza. No escenario galego, a grande maioría dos medios acompañaron acriticamente o labor gobernamental e apostaron pola continuidade do liderado de Alberto Núñez. No ámbito estatal, a lóxica non é a mesma: a dereita mediática ten mais fidelidade co clan de Ayuso -grazas ás millonarias axudas recibidas- que co recen chegado e actúa, en determinados momentos, cunha axenda propia que pretende delimitar o terreo de xogo aos seus aliados políticos.

Co rexeitamento do preacordo sobre a renovación do CXPX utilizando a desculpa dunha eventual mudanza do Código Penal no relativo ao delito de sedición, Feijoo arruinou as expectativas creadas sobre a súa figura. Seguiu a mesma liña que Casado: como este goberno non é lexítimo (lémbrese a retórica: formado por bolivarianos comunistas e apoiado por independentistas e seguidores de ETA) non se poden asinar pactos de envergadura con semellante executivo e hai que seguir alimentando a máxima belixerancia a respecto do conflito político e social que se ven manifestando en Cataluña na última década.

As enquisas publicadas nos últimos meses constatan a existencia dunha porcentaxe de votantes do PSOE -non superior ao 10%- atraídos polo novo líder do PP. O que ven de suceder co CXPX dificulta seriamente ese transvase potencial porque elimina a imaxe «centrista» que se estaba vendendo. Sexa polas presións internas e mediáticas recibidas, sexa pola falta de personalidade para defender os seus propios criterios ou por ambas cousas, o certo é que Feijoo está no seu peor momento dende que chegou aos despachos da rúa Génova. Vista dende agora, a cita electoral do ano que ven pode ser o epílogo da súa carreira política.

*Xesús Veiga, economista, ex-deputado do Parlamento de Galicia, profesor xubilado da USC

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en O EPÍLOGO DE FEIJÓO?.-Xesús Veiga*

CLAREXARMOS O DA SEDICIÓN.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Todos os Estados democráticos castigan os actos de violencia que tentan alterar pola forza o seu sistema constitucional (rebelión, chamada noutros sistemas legais  traizón e á que os ingleses nomean como high treason) e máis os actos de violencia para impedir a aplicación das normas, sentenzas e actos administrativos (o que se chama sedición no Código Penal español ). En termos xerais o primeiro delito adoita ser sancionado de xeito bastante máis grave ca o segundo. No conxunto da Europa democrática as penas son bastante semellantes ás lexisladas no Estado español.

          O gravísimo prroblema é que a definición legal no Código Penal español da sedición non require da violencia, senón que inclúe calquera alzamento público á marxe das vías legais para impedir a aplicación das leis ou das resolucións administrativas e xudiciais. De feito, o concepto delictivo é tan disfuncional que en 40 anos de democracia só houbo unha condena antes da decidida polo Tribunal Supremo (TS) no xuizo do procès a respecto dos líderes soberanistas cataláns. Ao abeiro dunha definición tan escura, o TS puido condenalos a penas absolutamente desaqueladas de até once ou trece anos de cárcere.

          Eis o problema legal e político. O Estado español mantén un delicto contra a orde pública, a sedición, que non require do elemento da violencia, o que prohibe directamente calquera exercicio da protesta masiva e globalizada non violenta. Para pormos un exemplo, as protestas e resistencias non violentas de Gandhi serían condenábeis por sedición, se fose xulgado polo TS.

         E velaí o cerne da cuestión que separa radicalmente o sistema xurídico-penal español do propio dos outros Estados da Europa democrática e que explica os sucesivos fracasos acadados polo TS nas súas reclamacións de extradición intraeuropea perante os tribunais escoceses, belgas ou alemáns e de extradición común perante os tribunais suizos que tiñan por obxecto os líderes cataláns exiliados nos devanditos países. Na Europa democrática convocar unha consulta cidadá ou un referéndum pode, como moito,  ser unha actuación  que non xere efectos xurídicos se a Autoridade convocante non é a competente, mais non constitúe delicto  ningún.

        Esta anomalía, xunto con outras como a tipificación delictiva das inxurias ao Xefe do Estado e máis ultraxes ás bandeiras afastan o Dereito Penal español da lexislación e xurisprudencia europeas e mesmo da dos USA e xustifican a derrogación das formas non violentas da sedición (prometida por Pedro Sánchez na súa investidura e adiada como tantas outras cousas) e das devanditas  inxurias  e  ultraxes para achegar o sistema penal español ao das democracias liberais. Do que tan afastado está nesas concretas-mais moi importantes- cuestións.

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en CLAREXARMOS O DA SEDICIÓN.-Xoan Antón Pérez-Lema*

UNA PICADORA DE CARNE.-Antonio Campos Romay*

El Sr. Feijoo, a estas alturas, en la soledad de su despacho de la Calle Génova, enfangado en sus mentiras y mensajes vacíos, sabe perfectamente que tiene los días contados en lugar afamado   como la mas perfecta picadora de carne de Madrid. Si estuviesen en el barrio de los Austria, les vendría a la perfección afincarse, en “La Casa de la Carnicería”.

Embobado útil para hacer saltar por aire a su desquiciado antecesor, quizás como descargo de su conciencia intenta hacerlo bueno con sus permanentes dislates y muestras de raquíticos recursos políticos. En tanto, se le cae a trozos la piel de cordero de hombre dialogal, moderado, eficaz y conocedor de la res-pública. Sus apariciones desvelan su capacidad más reseñable, eficaz vendedor de humo. Arropado por el botafumeiro manejado por sus fieles y amaestrados canónigos, no hay en su hoja de servicios al frente de la Xunta, no política de reactivación industrial, energética, recuperación económica, respaldo a la precariedad social…Sus cartas credenciales quedan reducidas a su ladina experiencia de experto fogonero lanzando humo con la muy bien pagada ayuda de sus canónigos infatigables del botafumeiro y la TVG.

Cuando en sus jiras guiadas por sendas envenenadas con el amable propósito de propiciar que en breve se reúna con su antecesor, seguro que en su mente estará la pésima experiencia de un entrañable arteixano que celebre por su cautela y prudencia, no en balde se lo rebautizó como el ”Zorro de Arteixo”, y que cometió su mayor error dejándose arrastrar al vestuario del Bernabeu siendo triturado en pocos meses por la picadora de carne de la Villa y Corte.

D. Alberto firmó su certificado de defunción al romper la negociación ya concluida para renovar algo tan fétido como el CGPJ cuya ocupación alegal de sus poltronas entra en el quinto año. Y lo hace recurriendo a una indecencia mayúscula. Invocar una posible iniciativa legislativa que habrá de ser  debatida en el  Congreso tras su paso por el Consejo de Ministro dentro del legitimo derecho que le acoge constitucionalmente, y que Doña Cuca Gamarra (su portavoz parlamentario si lo recuerda el Sr. Núñez Feijoo) consideró tema ajeno para la negociación casi ultimada.
La secretaria general del PP, Sra. Gamarra, manifestó en Europa Press el martes 25 octubre que “desvincula la negociación del CGPJ de la reforma del delito de sedición, que el PP según ha avanzado,  votará «no» si llega al Congreso de lo Diputados.

Por mucho que se intente repartir responsabilidades de este bloqueo, es la derecha nacional, tan nacional ella que se sale del yugo por las flechas, la que por razones obscuras que están en la mente de todos, los que “inasequibles al desaliento” una vez tras otra  desbaratan el acuerdo. Los que sin haberla votado en su día, se adueñaron la Constitución para agredir a cualquier demócrata autentico que le salga al paso,  no dejan de conculcarla con desvergüenza con los argumentos mas peregrinos y menos creíbles. Ahora el vocero nacional populista Sr. Bendodo (o quizás, vendo todo) exige un papel firmado interfiriendo la soberanía de un grupo parlamentario a la hora de presentar sus iniciativas, vinculando a ello su tropecientos no a la renovación de unos órganos claves del poder judicial. Y eso tras el espantoso ridículo de no encontrar el acuerdo suscrito por el Sr, Casado en el ejercicio de sus funciones.

Cabe conceder al Sr. Feijoo, llegase a creer que era el hombre de estado, centrista y moderado capaz de poner ponderación en la jaula de grillos, (formula literaria, pues los grillos son criaturillas simpáticas y decentes) en el partido al que sirve, o que este se sirve de el, que tanto monta. Pero el Sr, Feijoo, a estas alturas debe ser consciente ya de su situación…El triste papel de ser la marioneta de Ayuso, cuyo oficio mas con conocido era cuidar de la perrita Pecas, debilidad de Doña Espe. Pero más patético es ser marioneta de quien es marioneta del MAR de tierras adentro que según dicen solo responde ante la deidad…Aznar Imperatus…

En su cada día mayor soledad, el Sr. Feijoo, que no esta muy lejos su caída del caballo que brioso pareciera le conducía a La Moncloa leerá desolado el poco sutil el giro de los medios adictos a la derecha eterna. Los Hados y las Hades siempre crueles con España y si el caso deparara una nueva losa en las urnas en el siempre duro e incierto camino del Progreso y la Libertad,  nos castigarían de los dos males posibles, con el peor.

Caracolenate entraría la tal señora que honra su acrónimo IDA en el palacete monclovita llevada de la  brida por su palafrenero, un tal Abascal. Dicho queda tras el Diaz de Todos los Santos, en día de Fieles Difuntos…Cual su antecesor Casado, (del que como del pobre Fernández, nunca mas se supo), es el Sr. Feijoo ya un endeble peón en el camino de la zarina. Si Trump presidió EEUU, Johnson el Reino Unido, la Meloni Italia, la cuidadora de la simpática Pecas se siente con pleno derecho a presidir este país de pecadores irredentos mientras se baja unas  cañas…

Ante tanto fascista de nuevo cuño, tanto vividor presto a ponerse al sol que mas caliente, tantos afanosos en el muera la inteligencia, hasta los mas ateos y agnósticos recalcitrantes entre dientes murmurarían  como ultima ratio, que Dios nos pille confesados…. 

*Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en UNA PICADORA DE CARNE.-Antonio Campos Romay*

REINO UNIDO, REALIDAD CAMBIANTE.-José Luis Ortiz Güell

Estamos viviendo momentos desconcertantes, pero solo es un remake de un momento que ya se vivió en la década de 1970.

Si bien las noticias se han centrado en que la caída de Liz Truss ha sido favorecida por la bajada de los impuestos, la realidad no es así del todo y quiero en este artículo dejarlo claro. En sus cuentas ella tenía previsto bajar los impuestos 1 /3, pero eso iba acompañado de otra medida, que se ha omitido y era el incremento de 2/3 en gasto público y eso fue decisivo para su caída. Si se reducen los ingresos es necesario reducir los gastos, “controlar” los gastos, eufemismo político.

Porque digo que esto ya se repitió, ahora lo detallo y con ello solo espero que el que lo lea saque sus conclusiones, ya se sabe que yo soy un “ignorante” con pretensiones de conocimiento.

En la década de 1970 la OPED redujo la producción de crudo y ya fue el mismo Nixon, Estados Unidos, que planteo el control de precios para reducir la inflación. Una medida transitoria de tres meses que duró tres años y cuando se levantó se produjo una verdadera debacle económica. La famosa Crisis Mundial de 1973.

En el año 1973 y 1974 la electricidad y el gas natural estaba por las nubes y el Primer Ministro de ese momento, el conservador Edward Heart, lo mismo que ahora, “casualidad”, realizo cortes de luz a excepción de los servicios esenciales como los hospitales y centros similares y llego a afectar hasta la misma televisión. En este momento es lo que se plantea la UE.

Eso produjo revueltas y en el resto de Europa, Francia, Italia y hasta Alemania no era menos. Esa respuesta provocó un choque inflacionario que provoco que los Bancos Centrales subieran sin control los tipos y los intereses y se generó un cierre global de la economía conocido por estanflación. Por cierto, lo mismo que tenemos.

Los bancos buscaban comprar oro hasta alcanzar entre un 4 y un 6 % del PIB, frente a terceras potencias en ese caso era Rusia. La era Brézhnev, que controlaba parte del Tercer Mundo en un estado del terror y con hambrunas provocadas.

Ahora los bancos quieren comprar oro hasta alcanzar un 4 % de su PIB para hacer frente a China.

Guerra, por supuesto, no podía faltar, estaba el conflicto de Camboya que comenzó con las “operaciones tácticas”, invasión por el general Abrams en la época Nixon. Un conflicto que se ha alargado hasta 1991, 24 años.

Ahora estamos viendo un remake similar, pero con diferentes actores, Rusia ha sido sustituido por China, Estados Unidos por Rusia y Europa mantiene su protagonismo como actor secundario principal, víctima iracunda de las iras.

Para concluir esta columna dejo unas preguntas para que se las respondan aquellos que la lean.

¿Cuánto va a durar el conflicto de Ucrania?, si ante mismo problema, mismas soluciones, ¿qué resultado se espera?; ¿Son novedosas las medidas tomadas?

Aquí lo dejo y porque no reflexionemos sobre la situación y especialmente por aquellos que se erigen de representantes y su capacidad.

Me exacerba la falta de originalidad de los guionistas de un remake que los espectadores, los ciudadanos, no queremos volver a ver.

Me despido con una frase en latín en honor a la historia y a la columna:

Haec missione stercore et victos semper ídem est ( “Este panorama es una farsa y los perdedores somos los mismos”).

José Luis Ortiz Güell, funcionario

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en REINO UNIDO, REALIDAD CAMBIANTE.-José Luis Ortiz Güell

1984.-Xoan Antón Pérez-Lema*

Un lapsus de Núñez Feijóo ven de nos lembrar que hai agora 74 anos o escritor inglés George Orwell apuraba a escrita da súa novela 1984 na illa escocesa de Jura, pois que prometera ao seu edtor entregalo para o prelo antes de que rematara 1948. Nesta distopía o británico afondaba no seu compromiso coa liberdade e contra o totalitarismo, nunha Europa  que saía aos poucos da fame de postguerra e da terríbel experiencia do nazismo. Unha Europa medoñenta diante da ameaza nuclear e sometida na súa metade oriental a ese stalinismo que él xa denunciara nas súas obras  Animal Farm (1945) e Homage to Catalonia (1938). Unha Galicia que padecía fame e represión vivía daquela a longa noite de pedra do franquismo, mentres Castelao partillaba no nome do noso País un Goberno republicano no exilio que aínda confiaba  que o bloqueo internacional ao Estado español, só rachado entón pola axuda peronista, habería  traer de volta a República traizoada polos militares golpistas do 1936.

      Chegou 1984. Por sorte  o mundo non estaba controlado polo Big brother orwelliano. O réxime soviético amosaba evidentes sinais de esgotamento. Margaret Thatcher e Ronald Reagan, alicerzados nas desaqueladas teorías económicas de Milton Friedman, rachaban o compromiso da dereita democrática coa xustiza social, encetando un camiño de desigualdade e desregulación financeira que levou a Europa á Grande Depresión do 2008, Na Galicia aprobábanse por aqueles tempos nun clima de consenso leis fulcrais como a da creación  da CRTVG e a de Normalización Lingüística, inserindo nesta última un deber de coñecer o galego que sería eliminado despois por ese árbitro caseiro chamado Tribunal Constitucional. 200 alcaldes asinaban un compromiso a prol da normalización do galego nos concellos e a chegada dos restos mortais de Castelao era protestada por milleiros, no decurso dun serán no que salientou unha represión policial máis propia do franquismo ca dunha democracia.

  Mais no 2022 que vivimos semella que o big brother está  máis preto ca nunca na historia da humanidade. A privacidade persoal é descoñecida por gobernos e grandes empresas. A CIA recoñeceu que gravan millóns de persoas e o sistema de espionaxe Pegasus espiou, seica ilegalmente, ducias de cidadáns de Catalunya, entre eles avogados no exercicio da súa función de defensa legal. Milleiros defenden recurtes nas liberdades a prol da seguranza.

 A distopía 1984 escrita por Orwell no 1948 é, por desgraza, moi real no 2022. As nosas liberdades están ameazadas polo control que queren os poderes políticos e económicos. Nunca como arestora tan preciso foi reivindicar o control cívico destes poderes, as garantías xurídicas dos dereitos humanos  e máis o equilibrio entre liberdade e seguranza.

*Xoan Antón Pérez-Lema, avogado e analista político

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en 1984.-Xoan Antón Pérez-Lema*

UNA SOCIEDAD DEL DESCONCIERTO.- Antonio Campos Romay*

Brilla la indignidad de los seres inhumanos que desde las poltronas  y los despachos de caoba  construyen con los huesos de la plebe sus imperios , en tiempo preciso y bien tasado, Que usan sus modos arteros y la sangre inocente para paliar reveses o engrandecer victorias pirricas.

Brilla la indignidad en su rezos hipócritas que recuerdan al «Gott mit uns” (Dios con nosotros) que usaban los nazis en las hebillas de los cinturones. Vanidades y orgullos de ínfimos personajillos en el el puente de mando de poderosos almacenes de destrucción masiva, a los aque solo alienta su infame locura de la destrucción planetaria jaleada por fundamentalistas desquiciados. Los que no dudan en trazar estelas sangrientas, convirtiendo a modestos seres del común en carne de cañón   obligados a ser asesinos al servicios de oligarcas y poderosos holdings internacionales especializados en la industria de la muerte.


Las calles destrozadas con inquina criminal son avenida de caras mustias y rostros que liban las lagrimas que ya no quedan para ser paridas por ojos horrorizados ante los cadáveres de deudos y amigos….Avenidas que sustituyen las flores de malva, los girasoles, las rosas y hortensias, los viejos arboles de frondoso ramaje hoy arrancados de cuajo en noche sin mañana, en un mar de horror que entrega a la playa del olvido muertos en las posturas mas inverosímiles…El  drama de un niño destripado en la proximidad de lo que fue un colegio no es hazaña bélica sino crimen salvaje de una vida que morirá en un baño de sangre y moscas sin saber porque.

Un sol frio, desvaído, tan frio como las almas encanalladas que provocan el holocausto será apenas sudario de su muerte mientras ni los mas atrevidos de los gorriones se fían de la aparente serenidad de la tarde. Ya ni la luna asqueada de tanto horror mira piadosa cuando llega la noche. Ni la sequedad helada del viento helado que sacude cruel las llanuras hace un mínimo gesto solidario con las victimas del canalla del Kremlim, o del cinismo especulador y oportunista de Wasingthon que ve goloso como los dividendo del negocio del horror crecen como la espuma al tiempo que  manipula a sus cipayos necesitados de bailar a sus sones.

El Dragón Rojo (lo de rojo es un decir), el Celeste imperio, observa con sus ojillos oblicuos la escena con su ancestral paciencia, listo para saltar a la yugular del púgil que sonado a duras penas se mantenga en el cuadrilátero, aunque no quepa descartar que para entonces el túnel del tiempo nos haya devuelto a la edad de piedra…

Algo muy posible cuando ya existe el precedente de un genocida en la Casa Blanca, siempre llena de almas negras, que tras una guerra ya ganada no dudó en usar armas nucleares sobre dos poblaciones civiles para marcar como perro rabioso su territorio ante la guerra fría que estaba por comenzar…

La brutalidad de ciertos “seres humanos” frente al tablero de ajedrez de sus intereses especulativos y económicos, que no patrióticos, en  su ansia enfermiza de dominar el mundo para su beneficio, (jamás para el bien común), en cada jugada cada pieza tiene una ¿razón? …noooo…sinrazón. Mientras cantos de sirena de todo tipo mienten de forma permanente para blanquear una partida de auténticos mafiosos.

Una sociedad dc desconcierto, desconcertante por su rumbo erratico, ignorante de pautas trabajadas durante décadas, confiando su destino a personajes siniestros, estrambotes y chabacanos, cual fantasmas venidos del ayer mas negro, cuya música es trágico silencio de cementerio.

 .Es casi imposible a un  autocrata con capacidad de apretar un botón nuclear  ponerle trabas a su locura…Hitler, Musolini, Stalin fueron los últimos ejemplos de la locura en el poder. Incluido un Churchil deificado  inicialmente con clara simpatía por el dirigente fascista italiano y entusiasta en la destrucción de la República Española, aunque  posteriormente blanqueó sus veleidades con diligencia. Cabria invocar la mente flexible y abierta de la Sra. Eleanor Roosvelt exigiendo una ponderación ausente ante lo que desenbocaria en la II Guerra Mundial…. “mentes grandes hablan de ideas; las mentes medianas hablan de eventos; las mentes pequeñas hablan de los demás. 

No dejemos en olvido las palabras de D. José de Saramago, Premio Nobel, lo que no deja de ser anécdota, siendo la categoría el hombre colmado de sabiduría y ponderación : “ A veces lo que más deseas, nunca se cumple y a veces lo que menos esperas que suceda, ocurre. Por ello es importante no olvidar que dentro de nosotros hay algo que no tiene nombre, ese algo es lo que nosotros somos.

*Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia

Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN | Comentarios desactivados en UNA SOCIEDAD DEL DESCONCIERTO.- Antonio Campos Romay*