Los 60 compromisos para Francia I – François Hollande

François Hollande

François Hollande, en el proceso electoral para la elección de Presidente de la Republica de Francia del día 22 abril,  se fundamenta en 60 compromisos con sus costes y financiación. Este es su programa y estos son sus 60 compromisos.

Mi proyecto se basa sobre hipótesis de crecimiento de nuestra economía, a la vez prudente y realista. El crecimiento, muy degradado por la política llevada en los últimos años, podrá llegar al 2 o 2,5% al final del mandato.

Para controlar y reducir la deuda de Francia, que la derecha ha duplicado en diez años, voy a restaurar las finanzas públicas en el equilibrio, respetando el compromiso del 3% de déficit con relación al PIB en 2013.

El gasto público será controlado. Las deducciones serán inferiores a 47%, una cifra comparable a la mostrada por la mayoría saliente.

En diez años la derecha concedió a los hogares más ricos y a las grandes empresas más de 50 mil millones de euros en exenciones fiscales que aumentaron la deuda y las desigualdades, sin ningún beneficio para el crecimiento y el empleo. Para restablecer las finanzas públicas, anularé 29 mil millones de euros, equitativamente repartidos entre los hogares y las empresas.

Para poner en práctica mis prioridades, comprometeré nuevas medidas por un importe de 20 mil millones de euros para el horizonte del año 2017. Estas políticas serán equilibradas por reducciones de gastos o por una financiación específica. Por ejemplo, 5 mil millones de euros serán dedicados a la industria y a las PYME, pero las ventajas fiscales concedidas actualmente a las empresas muy grandes y al sector financiero disminuirán 5 mil millones de euros que serán destinados a sostener el empleo de los jóvenes y  luchar contra el paro, pero los gastos que alientan a las empresas a aumentar el recurso a las horas extras serán suprimidos. Controlaré los gastos públicos: todo nuevo gasto será financiado por el ahorro y el número total de funcionarios del Estado no aumentará.

Con esta estrategia global, reactivaremos Francia con seriedad ambición.

Quiero enderezar Francia con este Programa 2012.

Quiero reactivar la producción, el empleo y el crecimiento.

01 – Crearé un Banco público de inversión. A través de sus fondos regionales, favoreceré el desarrollo de las PYME y permitiré a las Regiones, los pivotes de la animación económica, tomar participaciones en las empresas estratégicas para el desarrollo local y la competitividad de Francia. Una parte de las financiaciones será orientada hacia la economía social y solidaria.

02 – Haré de las PYME una prioridad. Movilizaré el ahorro de los franceses, creando una libreta de ahorro industrial cuyo producto será totalmente dedicado a la financiación de las PYME y de las empresas innovadoras. Para eso, doblaré el techo de la libreta de desarrollo sostenible, en el techo de 6.000 o 12.000 euros. Las PYME, el TPE, los artesanos y los comerciantes tendrán, en cada región, un interlocutor único. La búsqueda del crédito será más simple y más accesible. Velaré por que la contratación pública sea abierta, con plena independencia y transparencia.

03 – Favoreceré la producción y el empleo en Francia orientando la financiación, las ayudas públicas y las exenciones fiscales a las empresas que inviertan en nuestro territorio, que localicen aquí sus actividades y que estén orientadas a la exportación. Con este fin, modularé el sistema de contribuciones locales de las empresas con arreglo a las inversiones realizadas. Al mismo tiempo, me comprometeré con las grandes empresas francesas un movimiento de relocalización de sus fábricas en el marco de un contrato específico. Instauraré, para las empresas que se deslocalizan, el reembolso de las ayudas públicas recibidas. Una distinción será hecha entre los beneficios reinvertidos y los distribuidos a los accionistas. Colocaré tres tasas impositivas diferentes sobre las sociedades: el 35 % para las grandes, el 30 % para las pequeñas y las medias, el 15 % para las muy pequeñas.

04 – Sostendré el desarrollo de las nuevas tecnologías y de la economía digital, esencial para impulsar el nuevo crecimiento, organizando con las colectividades locales y la industria local la cobertura íntegra de Francia en muy alta velocidad de aquí a diez años.

05 – Preservaré el estatuto público de las empresas públicas con propiedad mayoritaria del  Estado (EDF, Compañía Nacional de Ferrocarriles Franceses SNCF, Correos ). Pediré que sea adoptada, en el seno de la Unión Europea, una directiva sobre la protección de los servicios públicos.

Quiero defender la agricultura francesa y sostener la ruralidad.

06 – Defenderé un presupuesto europeo ambicioso para el futuro de la agricultura en toda su diversidad, en particular la ganadería, en el marco de la revisión de la política agrícola común. Animaré la promoción de nuevos modelos de producción y de la agricultura biológica. Les daré a los productores los medios de organizarse para reequilibrar las relaciones de fuerza en el seno de los sectores frente a la gran distribución. Garantizaré la presencia de los servicios públicos locales en el mundo rural. Aseguraré la protección de nuestra economía marítima y modernizaré los recursos pesqueros. Haré de nuestro país el líder europeo de las energías marinas renovables.

Quiero poner a los bancos al servicio de la economía.

07 – Separaré las actividades de los bancos que son útiles para la inversión y para el empleo, de sus operaciones especulativas. Prohibiré a los bancos franceses ejercer en los paraísos fiscales. Se pondrá fin a los productos financieros tóxicos que enriquecen a los especuladores y amenazan la economía. Suprimiré las stock options, salvo para las nuevas empresas, y encuadraré las bonificaciones. Tasaré los beneficios de los bancos aumentando su imposición del 15 %. Propondré la creación de un impuesto sobre todas las transacciones financieras así como de una agencia pública europea de calificación crediticia.

08 – Garantizaré el ahorro popular con una remuneración de la libreta A superior a la inflación y que tendrá en cuenta la evolución del crecimiento. Para bajar los gastos bancarios, una ley limitará el coste de los servicios cobrados por los bancos. Para luchar contra el sobreendeudamiento, el crédito al consumo será regulado.

Quiero enderezar las finanzas públicas.

09 – El déficit público será reducido al 3 % del producto interior bruto en 2013. Restableceré el equilibrio presupuestario al final de mandato. Para alcanzar este objetivo, reformaré las deducciones fiscales y los “nichos fiscales” concedidos desde hace diez años a los hogares más ricos y a las grandes empresas. Esta justa reforma permitirá recaudar 29 mil millones de euros en ingresos adicionales.

10 – Se detendrá el procedimiento de revisión general de las políticas públicas y a la aplicación mecánica de la no sustitución de un funcionario sobre dos. A partir de 2012, abriré un ciclo de concertación con los sindicatos de la administración pública sobre todos los temas: perspectivas salariales; lucha contra la precariedad; modos de nombramientos de los empleos superiores de la administración pública; desarrollo de las carreras.

Quiero reorientar la construcción de la Unión Europea.

11 – Les propondré a nuestros socios un pacto de responsabilidad, de gobernanza y de crecimiento para salir de la crisis y de la espiral de austeridad que lo agrava. Renegociaré el tratado europeo nacido del acuerdo del 9 de diciembre de 2011 privilegiando el crecimiento y el empleo, y reorientándome el papel del Banco Central Europeo en esta dirección. Propondré crear eurobonos. Defenderé la plena y entera participación de los parlamentos nacionales y las decisiones europeas. Cincuenta años después del tratado del Elíseo, le propondré a nuestro socio la elaboración de un nuevo tratado franco-alemán.

12 – Defenderé un presupuesto (2014-2020) europeo al servicio de los grandes proyectos de futuro. Apoyaré la creación de nuevos instrumentos financieros para lanzar programas industriales innovadores, particularmente en las áreas de las tecnologías verdes y de los transportes ferroviarios de mercancías. Y lo haría con nuestros socios de la Europa de la energía.

13 – También propondré una nueva política comercial para poner obstáculos a toda forma de competencia desleal y para fijar unas reglas estrictas de reciprocidad en materia social y medioambiental. Un clima de contribución con los países de Europa vendrá para completar esta estrategia. Actuaré en el marco de G20, para que haya una paridad más equilibrada del euro enfrente al dólar americano y enfrente al yuán chino, proponiendo un nuevo orden monetario internacional.

Quiero restablecer la justicia.

Quiero comprometerme a una gran reforma fiscal.

14 – La contribución de cada uno será más equitativa mediante una importante reforma a la futura fusión del impuesto sobre la renta y el CSG mediante un gravamen sobre el procedimiento simplificado (ISP). Una parte de este impuesto se destinará a la seguridad social. Las rentas del capital se gravaran como las del trabajo.

15 – Haré contribuir a las mayores fortunas de los franceses al esfuerzo nacional creando una parte suplementaria del 45% para las rentas superiores a 150.000 euros por unidad. Además, ninguno podrá sacar más provecho de los ” nichos fiscales ” más allá de una suma de 10.000 euros de disminución de impuesto al año.

16 – Mantener todos los recursos asignados a la política familiar. Aumentaré en un 25% el subsidio para la escuela en el próximo año escolar. Haré que el cociente de la familia sea más justo mediante la reducción del límite máximo para los hogares más ricos, que cubren menos del 5% de los hogares con impuestos fiscales.

17 – Resolveré la reducción de impuestos sobre el patrimonio instituidos en el año 2011 por la derecha, elevando las tasas de impuestos de las grandes propiedades. La reducción sobre la herencia se reducirá a 100.000 euros por niño y la exoneración a favor de los cónyuges supervivientes será conservada. Reforzaré los medios de luchar contra el fraude fiscal.

Quiero negociar una nueva reforma de las pensiones.

18 – Procuraré que todos los mayores de 60 años y que han cotizado la totalidad de sus anualidades encuentren el derecho a retirarse con la tasa completa de su edad: este principio se aplicará inmediatamente. Llevaré a cabo una negociación global en el verano de 2012 con los interlocutores sociales para definir, en un marco de equilibrio financiero sostenible, la edad legal de jubilación, teniendo en cuenta la dificultad, el monto de las pensiones y evolución de los ingresos esenciales para la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones solidario. Me comprometo también a una reforma de la dependencia apoyando mejor la pérdida de autonomía.

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s