EL NOMBRE DE LOS DÍAS DE LA SEMANA.-José María Barja Pérez*

 Un panel en la Domus do Mitreo expone el calendario romano y finaliza con una referencia a «los días De correctione rusticorum de Martín Dumiense», aunque no ex-plica como se escogió la secuencia de nombres de los días semanales. A la división del día en 24 horas, seguramente por contar usando las falanges de los dedos de las manos, se unió el marcar cada una con el nombre de uno de los siete planasthai “los errantes cuerpos celestes”. Se terminó por nombrar el día con el planeta que regía la primera hora y, como la lista de 24 horas es recorrida tres veces y tres pasos más, se obtiene la regla que señala el planeta que rige la primera hora del día siguiente y que le da nombre a éste. Una representación del heptagrama con los símbolos de los planetas (hoy material de los practicantes del tarot) apareció en las ruinas de Pompeya y explica gráficamente ese proceso. Aunque parezca un tema menor, el día de la semana es sin duda el único dato que comparte la inmensa mayoría de la humanidad que usa muchos tipos distintos de calendarios.

Datos:

  • «Explicaciones teológicas aparte, la semana es el menor período, mayor que un día, que puede ser observado fácilmente mirando al cielo: el tiempo que tarda la luna en pasar de una fase a otra, de luna nueva a cuarto creciente, de cuarto creciente a luna llena, etc» [Anglin, W. S.; Lambek, J. The Heritage of Thales (1995) Springer-Verlag]. Hebreos, babilonios y asirios compartían una perspectiva respecto al tiempo y la historia con unas variaciones individuales tan mínimas que era casi idéntica en todos ellos. De ahí procede el concepto de semana (del latín tardío septimāna, “un siete”), completado por los judíos que dieron significado religioso al séptimo día, sabbath (del verbo sh-b-th, “cesar el trabajo”). El término domingo procede de dies dominica, día del Señor, que aparece en el Apocalipsis (1.10: “Caí en éxtasis el día del Señor…”). La introducción oficial de la semana de siete días se debe al decreto del emperador Constantino del año 321, ya en el siglo IV; el cambio del día de descanso judío al Dominica Dies, el día en que Cristo había resucitado, segu­ramente se debió a que éste era el día dedicado al Sol, del que Constantino era adorador.
  • En las lenguas germánicas los nombres de los dioses romanos son transformados en los de la mitología teutónica: Tuesday [día de Tiw, por Tyr dios de la guerra], Wednesday [día de Woden, Odin], Thursday [día de Thor], Friday [día de Frigg, diosa del amor]. Que ni en griego ni en lenguas eslavas aparezcan planetas en la etimología de los nombres de los días de la semana es porque la iglesia oriental logró suprimir la influencia de la astrología, mientras que Roma tuvo mucho menos éxito. En algunos idiomas (árabe, hebreo, portugués,…) los días de la semana sólo llevan número.
  • Escribe Méndez Ferrín: «No tratado De correctione rusticorum (“Corrección dos campesiños”) Martiño de Dumio reprende os que chaman os días da semana con nomes de deuses paganos, pero non se decata, infeliz, de que el leva, como Martinus, o mesmo nome de Marte que o día Martes. Que fose a admonición de Martiño Dumiense a causa da instauración dos días da semana nomeados como feiras numeradas, mas o Sábado e o Domingo, é algo que nunca foi demostra­do.» (Ocaso da Galicia sueva La Opinión 17/enero/2009).
  • El monje y erudito San Martín de Dumio, obispo de Braga en el siglo VI, menciona y reprueba al mismo tiempo, ciertos usos de los campesinos suevos: «Nam ad petras et ad arbores et ad fontes et per trivia cereolos incendere, quid est aliud nisi cultura diaboli?» (encender velas junto a las rocas, los árboles, las fuentes y en la encrucijada de los caminos, ¿qué es esto sino adoración malvada?) (De correctione rusticorum, 16.2). Natural de Panonia (actual Hungría) vino a Gallaecia para combatir el arrianismo de los suevos establecidos en el noroeste peninsular. En Dumio, muy próximo a Bra­ga, estableció un convento aportando reliquias de su paisano San Martín de Tours. Ante la inva­sión islámica, los monjes de su antiguo convento se retiraron a San Martiño de Mondoñedo, que daría origen a la actual ciudad catedralicia que, hasta 1833, fue una de las siete capitales de Gali­cia, como recuerdan las siete cruces de su escudo.
  • Los romanos antes de la época del Imperio utilizaban ciclos de ocho días, que se marcaban en los calendarios con las letras de la A a la H. El octavo día, que era él de mercado, se denominaba nundiae, el noveno día debido al modo romano de contar inclusivamente. Según Dión Casio, se seguían una serie de precauciones tratando de evitar que el nundiae cayera en las calendas o en las nonas.
  • Lo de infraoctava es uno de esos términos casi ininteligibles por antiguos; el DRAE lo define como «en el antiguo calendario litúrgico católico, los seis días que se cuentan entre una festividad y su octava», de la que a su vez dice «espacio de ocho días, durante los cuales la Iglesia celebraba una fiesta solemne o hacía conmemoración del objeto de ella». Pero este galimatías (nunca mejor empleado lo de κατὰ Ματθαῖον, katà Matthaîon “según Mateo”) sólo se resuelve comprendiendo el complejo modo de datar que usaban los romanos, contando inclusivamente el día presente. Así ellos datarían la fecha 19/abril como ante diem XIII Calendas Maius, para indicar que, contando con ese día, quedan trece para el 1/mayo.
  • Esa cuenta inclusiva pervive en la tan gallega expresión «De hoxe en oito días», que fija una cita para el mismo día de la siguiente semana. Eso lo explica muy bien una cantiga :«Hoxe ê lus, mañan ê martes, carta feira logo vên; é de hoxe en oito dias éch’á semana que vên.» [Milà y Fontanals, Manuel De la poesía popular gallega (1877) Romania, 6, pgs 47-75]
  • El Mitreo, o templo del Dios Mitra, es un yacimiento que conserva los restos de una domus o casa romana datada entre siglos II y III, hoy bajo el edificio del Vicerrectorado de Lugo, en la Pla­za Pio XII, nº 3, inmediato a la catedral. De origen oriental, el culto mitraico era de carácter secre­to y se realizaba en cuevas y viviendas particulares. El espacio central del yacimiento lo ocupa el Ara votiva dedicada a Mitra por un centurión de la Legio VII Gemina encargado de la oficina de impuestos de Lucus Augusti.

 

El primer jueves después del 18 de abril es festivo y no laborable desde 1921 en Islandia, Sumardagurinn fyrsti (primer día de verano) un vestigio del calendario islandés tradicional del siglo X, con solo dos estaciones, verano e invierno. El día nacional de Israel Yom Ha’atzmaut (Día de la Independencia de Israel, en 1948) está fijado en 5/Iyar, que este año corresponde al 20/abril (en origen era 5/Iyar/5708, esto es 14/mayo/1948, ocho horas antes del final del mandato britá­nico en Palestina; de hecho la celebración comienza en la víspera con una ceremonia oficial en el Monte Herzl en Jerusalén).

*José María Barja Pérez, exrector de la UDC

 

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.