CIFRAS EN 2022.-José María Barja Pérez*

Siguen en este año 2022 las informaciones llenas de números tratando de explicar situaciones. La votación del 2/marzo en el pleno de la ONU que re­chazaba el ataque ruso a Ucrania, se comprime en cuatro números: 141 votos a favor, 5 en contra, 35 abstenciones y 12 ausentes. Se resaltaron los países que votaron en contra (Bielorrusia, Corea del Norte, Eritrea, Ru­sia  y Siria) y algo menos a los abstencionistas. Pero si nos fijamos en Áfri­ca, un continente que reúne 55 de los 193 votos (el Vaticano es el único de los pai­ses actuales que no está en la ONU), tenemos una imagen de la si­tuación mun­dial de los bloques de opinión. Aparte del voto en contra de Eritrea, en el continente africano la exten­sión territorial de los países que se abstuvie­ron es muy notable y tam­bién es curiosa la distribución de los que no acu­dieron a votar (empe­zando por nuestro vecino Marruecos).

     Desde abril de 2020, el Instituto Johns Hopkins ha publicado diariamen­te las cifras de infectados y de fallecidos que hacen públicas los distintos países. Cada uno de ellos utiliza diferentes métodos de recuento y se ad­vierten  diferentes políticas de publicidad de esos datos. Los altos datos ini­ciales de China terminaron siendo increíblemente pequeños respecto a cualquier otro país. De hecho, desde febrero/2021 hasta hace una semana el nú­mero de infectados en China aparecía menor que los de Galicia, aun­que su nú­mero de fallecidos era mayor. De golpe, desde el pasado 6/mar­zo, am­bos nú­meros de China son mayo­res que los de nuestra autonomía (de he­cho ellos reportan el doble de fallecidos), pero siguen sin en­cajar con la pro­porción de pobla­ción de ambos territorios (la de China 514 ve­ces ma­yor que la gallega).  

     Una vez más se pone de manifiesto la importancia de emplear, en la va­loración de noticias, un razonamiento que incluya conocimientos aritméti­cos, incluso elementales, que parecen ausentes en la mayoría de los produc­tores y los usuarios de los medios informativos.

  • Sobre Eritrea está reseñado que es un «país africano, en el que Moscú tiene grandes in­tereses, está bajo el mando del dictador Isaías Afewerki desde 1991. Es considerado el país con menor libertad de prensa del mundo, incluso por debajo de Corea del Norte.»
  • El interesante artículo La guerra incesante de Vladímir Putin publicado en El País, recogía informa­ción sobre su actuación en África: «En enero de 2018 empezó a enfrentarse directa­mente a las potencias oc­cidentales en la República Centroafricana, donde envió a los mer­cenarios del Grupo Wagner. Es lo mismo que está haciendo en la actualidad en Malí, don­de la junta militar, con apoyo ruso, acaba de obligar a la mi­sión francesa contra el ISIS a abandonar el país. Rusia también interviene activamente en Libia, desbaratan­do los inten­tos occidentales de llevar la paz al país y desplegando fuerzas a lo largo de la orilla sur del Medi­terráneo, una posición en la que puede ser una amenaza directa contra los intereses europeos.»
  • Es poco conocido que África es en extensión el tercer continente, después de Asia y América, y el continente con el mayor número de países,  54 (Sáhara Occidental es consi­derado un territorio, en disputa).
  • También el empleo eficaz de números permite obtener pronósticos meteorológicos efectivos como los que proporciona la Universidad Libre de Berlin y que son más certeros que los que difunden los servicios que están más cercanos.

*José María Barja Pérez, exrector de la UDC

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.