Curiosidades pascuales- José María Barja

 

JOSE MARIA BARJACuriosidades pascuales

La respuesta a la apropiada pregunta ¿cuándo cae Pascua? era obvia, e inútil, «Cuando manda la Santa Madre Iglesia». La remisión al calendario anual permitía constatar que otras fiestas estaban a distancias fijas de ese domingo básico, que a su vez parecía depender de la luna llena de marzo. En la prédica  de esos días se aludía a la Pascua judía, pero ni conociamos a ningún hebreo, ni estos eran bien tratados por los medios que los ligaban a conspiraciones. En cuanto a los ortodoxos, con extraños ropajes eclesiás­ticos y barbas, eran parte del Nodo y sus celebraciones pascuales al parecer iban con retraso.

Actualmente no sólo el ciberespacio, sino la prensa cotidiana, reseñan que este 15/abril se celebró la Pesaj y seguro que se refieren a que la Pascua Ortodoxa, que celebra la reina Sofía, este año coincide con este domingo 20/abril, en medio del puente pascual de algunas autonomías. Pero el desconocimiento de los algoritmos de cómputo de esas fechas alcanza a presuntos especialistas, como el mediático predicador de la Casa Pontificia, citado por el exembajador ante el Vaticano en su pregón coruñés de Semana Santa. Ese capuchino, de apellido muy ajustado a su oficio, Raniero Cantalamessa, el 2/abril/2010, en el sermón del Viernes Santo ante el papa Benedicto XVI, afirmó: «Por una rara coincidencia este año [el 2010] nuestra Pascua cae en la misma semana que la Pascua hebraica, que es su antepasada y el molde dentro del cual se ha formado.» Aunque se refiera a un intervalo de siete días la aseveración es erronea y eso que la regla de la Iglesia de Roma, «Pascua es el primer domingo después de la primera luna llena que ocurre en o tras el 21 de marzo», busca explícitamente que no coincida con la Pesaj, el 15 de Nisán, que es primer plenilunio de la primavera. A su vez la mayoría de las iglesias ortodoxas continúan empleando el calendario de Julio Cesar, ignorando la reforma que promovió el papa Gregorio XIII precisamente para ajustar la fecha de la Pascua. Aunque los protestantes acabaron adoptando ese algoritmo de cálculo, la diferencia ortodoxa es parte de una historia nada edificante.

Representando en un gráfico las pascuas católica, ortodoxa y judía, tan sólo con una muestra de 44 años (1996-2040) se comprueba, incluso visualmente, lo erróneo de la afirmación de un sermón titulado Tenemos un gran Sumo Sacerdote (sic; es un pasaje de la Carta a los Hebreos, más que referencia a aquel Papa, atacado por los casos de pederastia).

PascuasGrafico

Datos:

  • En medio del torrente de noticias sobre la accidentada cacería real en Bostsuana se deslizó un dato sobre la Pascua Ortodoxa: «todo ello ha ocurrido mientras la Reina permanecía en Grecia, a donde había llegado antes del accidente para celebrar la Pascua Ortodoxa con su familia griega, como ha hecho otros años; doña Sofía regresará a España mañana lunes.»
  • La Pascua Ortodoxa y la católica se celebran el mismo domingo en 2014 (y en 2017, 2025, 2028, 2031, 2034, 2037, 2038 …) mientras en 2012 (y en 2015, 2018, 2019, 2020, 2022, 2023, 2026, 2039, 2030, 2033, 2036, 2039 …) la ortodoxa se celebra una semana después; pero en 2013 (y en 2016, 2024, 2027, 2032, 2035, 2040…) la separación será de cinco semanas y en 2021 de cuatro semanas.
  • La separación entre Pesaj y Pascua sólo es superior a siete días en 7 de esos 44 años (en 1997 y 2024, 23 días despues; 25, en 2027; 27, en 2016; 28, en 2008 y 2035; 29, en 2005) mientras en 10 de ellos la Pesaj es de un día antes (en 1998, 2012, 2015, 2018, 2019, 2022, 2029, 2032, 2036 y 2039); en 1, dos días antes (2006); en 12, tres días antes (1996, 1999, 2000, 2002, 2003, 2009, 2020, 2023, 2026, 2030, 2033, 2040); en 10, cinco días antes (2004, 2007, 2010, 2011, 2013, 2014, 2017, 2031, 2034, 2037, 2038) y en 4, de siete días antes (2001, 2021, 2025, 2028). Vamos, que en el 84% de los casos ocurre la “rara coincidencia” proclamada por ese predicador pontifício; más propiamente, dado que la semana católica comienza en domingo (primeira feira, para nuestros vecinos) podría haber afirmado que nunca caen en la misma semana.
  • A diferencia de la página web del Observatorio del Pluralismo Religioso en España,dependiente del Ministerio de Justicia, es reseñable la página web de la Comunidade Xudia B’nei Israel de Galicia
  • «Si los cristianos no pudieron ponerse de acuerdo sobre un cómputo astronómico tan elemental [la Pascua], para seguir celebrando el mismo día su mayor fiesta, menos podrán hacerlo en asuntos teológicos sobre los que han tenido tantas discusiones, a veces tan tontas que desde entonces se conoce a esa situación como “bizantinismo”. Por el camino se han acumulado, siglo tras siglo, ofensas, batallas, cruzadas, crímenes, inquisiciones y persecuciones recíprocas» [Jean Meyer La gran controversia. Las iglesias católica y ortodoxa de los orígenes a nuestros días (2006) Tusquets]

Este 16/abril es el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil (en recuerdo del lider pakistaní de 12 años, Iqbal Masih, asesinado este día de 1995). En el calendario judío es el 2º Pesaj, el primer día de la cuenta que se realiza cada una de las 49 noches entre Pesaj y Shavuot, cuando se ofrecen los primeros frutos y la gavilla (omer) de las primeras espigas de la cosecha; su transposición en la liturgia católica es Pentecostés [del griego Πεντηκοστή (ημέρα), Pentekosté (heméra) “el quincuagésimo día” después de la Pascua], la fiesta más importante después de la Pascua y la Navidad, celebración del Espíritu Santo, aunque es más conocida por la romería de El Rocío. También desde 1999 se celebra el Día Mundial de la Voz, propuesta por la Federación Internacional de Sociedades de Otorrinolarin-gología, «con el fin de difundir la necesidad del cuidado de la voz, factor de gran importancia como medio de comunicación interpersonal,como instrumento de trabajo y como expresión estética”.

 

 

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, José María Barja Pérez. Guarda el enlace permanente.