Cómputo del Antroido – José María Barja Pérez

491c7-josc3a9mc2aabarjaCómputo del Antroido

Cuando por estas fechas nos hablan del comienzo del Antroido (Entroido dicen en Xinzo de Limia) entran dudas sobre el día en que este año cae el Martes de Antroido. Se trata de otra de las fiestas movibles del calendario, que terminamos consultando en un almanaque o en el ciberespacio. Pero es relativamente poco conocida su relación con la fecha movible que determina todas las demás, el Domingo de Pascua de Resurrección. Y conocer como se calcula ésta fecha parece seguir siendo un privilegio de algunos escogidos. Lo que en tiempos se denomi­nó computus, el no va más del cálculo eclesiástico lleno de nombres impactantes (áureo número, indicción romana, epacta, letra dominical), se reduce con la fórmula de Gauss a tres lineas en una hoja de cálculo o en código informático. Un ejercicio escolar que debería ser parte del curriculum de primaria por su alto contenido transversal, tanto por su significado religioso y festivo como cultural.

Es un ejemplo además de como una buena notación algebraica y una simple herramienta de cálculo, transforman un abstruso cómputo en una cuenta elemen­tal. Como ello determina nuestras fiestas, debería ser algo conocido, que sólo llamase la atención por las casualidades que provoca. Como las de ese 24/mayo de este año que, además de final de Liga y domingo electoral, es el domingo de Pentecostés, un fin de semana larga en la mayoría de los países europeos y aquí la víspera de El Rocío.

tabla fechas 2015

Datos:

  • En la primera mitad del siglo VI escribía Flavio Casiodoro «Extírpese el cómputo del mundo y todo quedará sumido en la ignorancia. Es imposible diferenciar de otros seres vivos a quien no sepa lo que es contar.» [David Ewing Duncan El calendario (1999) Emecé, p 92]. Diez siglos después uno de los decretos del concilio de Trento sobre la educación de los sacerdotes establece: «Deben aprender, además de gramática, canto y liturgia, el cómputo de la Pascua y otras artes útiles.» [J. L. Heilbron The Sun in the Church. Cathedrals as Solar Observatoires (1999) Harvard University Press, p 13]
  • En el concilio de Nicea del año 325, se fijó que la Pascua de Resurrección se celebrase en domingo, que no coincidiese nunca con la Pésaj (15/Nisan) y, dado que el año se iniciaba en el equinoccio prima­veral, para que fuese una única celebración anual la Pascua debería ser posterior al equinoccio (entrada del Sol en Aries, fijado en el 20 o 21/marzo). Desde el año 525 se unificó el cálculo de la pascua cristia­na (las diferencias con los ortodoxos se deben a que ellos usan el calendario juliano) empleándose tablas con términos como áureo número, epacta, letra dominical que aún continúan en el DRAE. Así define áureo número como «año en que, cada 19, se volvían a repetir las fases lunares en las mismas fechas, según el ciclo que descubrió Metón en 432 a. C.». A su vez epacta «número de días en que el año solar excede al lunar común de doce lunaciones», lleva una segunda opción que se explicaba en la Escuela de Orientación Marítima “El Hogar del Pescador” de Pontedeume como «edad de la luna el día primero de enero» y se utilizaba para el cálculo de las mareas.
  • Ese modelo de cómputo aritmético es mejorado al utilizar el álgebra y la aritmética modular o “aritmética del reloj” que decía Gauss. Así, a partir del dato año (número del año en el calendario gregoriano) el algoritmo que determina la fecha de la Pascua entre 1900-2099 son tres pasos (la función Mod[x; n] proporciona el resto de dividir x por n) :

a = Mod[19 Mod[año, 19] + 24; 30]; b = Mod[ 2 Mod[año; 4] + 4 Mod[año; 7] + 6 a + 5; 7]; c = 22 + a + b

Si c es menor que 31, ese el domingo de marzo en que cae Pascua ese año; si es mayor que 31, la Pascua cae en el domingo de abril c – 31. La Pascua debe caer entre el 22/marzo y el 25/abril; y para ello se añade que si obtenemos 26/abril (por ejemplo en 1981), la Pascua se adelanta al 19/abril y aún en el caso de obtener 25/abril, si a = 28, b = 6 y 10 < Mod[año, 19] (ocurrió en 1954 y aparecerá de nuevo en 2049), también se adelanta 7 días, al 18/abril.

  • Las fechas de las fiestas movibles son obtenidas directamente de la calculada: Martes de Antroido 47 días antes; Viernes Santo 2 días antes; Ascensión 39 días después; Rocío 50 días después; jueves de Corpus, 60 días después. El inicio de la Feria de Sevilla (llamada Feria de Abril, aunque pueda termi­nar en mayo) depende también de la Pascua: si ésta es anterior al 15/abril, se procederá al “alumbrao” 15 días después; pero si cae entre 16-21/abril, se hará 8 días después y en todo caso, para fechas de Pascua posteriores al 22/abril, se iniciará el 30/abril.
  • A los 154 de los 314 municipios gallegos que tiene como festivo local el Martes de Antroido, hay que añadir 45 de los 88 municipios canarios (incluidos Santa Cruz de la Palma, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria y Puerto de la Cruz). En Cadiz el festivo local es el Lunes de Carnaval, al igual que en 6 municipios gallegos.

 Mientras en el Obradoiro se reunieron los personajes tradicionales del Antroido gallego y en Cadiz ya están seleccionando las chirigotas de Carnaval, el próximo domingo 1/febrero es Domingo Oleiro en Xinzo de Limia. El 2/febrero es La Candelária (el festivo autonómico en la isla de Tenerife) eclipsada por el  Ground Hog Day, popularizado por la película de 1993 que aquí fue titulada Atrapado en el tiempo. Desde 1997 es el Día Mundial de los Humedales (con­memorando la fecha de 1971 en que sobre ellos se adoptó la Convención en Ramsar, Irán). El 4/febrero, que en Sri Lanka es Día de la Independencia (del Reino Unido, tal día de 1948), coincide este año con la fiesta judía Tu Bi’Shevat (15 del mes Shevat) en la que se plantan árbo­les.

 

 

 

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, José María Barja Pérez. Guarda el enlace permanente.