Mariano: Un pecador sin redención posible – Jesus Penedo Pallas

contrMARIANO: UN PECADOR SIN REDENCIÓN POSIBLE

Escribo esto en Viernes Santo como corresponde a la liturgia Nacional Católica, con el ánimo penitencial que debe presidir efemerides de tan hondo significado para catolicos beatos y pecadores irredentos.

Debo decir, que yo no puedo pecar por razones filosoficas en las que no voy a profundizar por la levedad de su importancia, pero Mariano si es pecador en abundancia, sin duda reo del infierno y mas vale que lo conozcan sus confeligreses, so pena de acompañarle incautos al sufrimiento del fuego eterno.

Incurre Mariano en pecado de soberbia permanente, despreciando hasta la crueldad no solo a sus adversarios del guiñol, sino a los ciudadanos en general. Recuerden aquel despectivo “vayase y no aparezca mas por aqui” con el que azoto al aprendiz de opositor que oso decirle cuatro cosas mas o menos coherentes con el animo de atraerlo al camino recto. A mayor abundancia, Mariano se considera a si mismo participe de una elite “superior” y desprecia profundamente a los que-incautos ellos-predican la igualdad de los seres humanos. Su rechazo de la igualdad entre seres humanos, viene de lejos. Vean articulo de Faro de Vigo 1983.

http://www.losgenoveses.net/Rajoy/ideas/Rajoy.Faro%20de%20Vigo%2004.03.83.pdf.

Pero tambien incurre Mariano en pecado de avaricia permanente, avaricia que va mas alla del “querer mas insaciable” en lo personal, para confundirse con lo de “siempre mas para los mios”, vease como ejemplo su obsesion por aumentar los ingresos de su cohorte de Registradores varios, a los que su ultimo regalo, es la gestion de tarea tan sensible como el Registro Civil. No se nos olvide el regalo a los potentados de la energia, no solo en forma de tarifas incomprensibles para el ciudadano corriente, sino en llegar hasta considerar cuasi delictivo el uso de energias renovables. Y que me dicen de las entidades bancarias, primero reflotadas, socializando sus deudas y luego “regalandolas” a proceres varios a precios irrisorios; todo ello aderezado con hirientes y crueles desahucios o a costa de destruir los mas genuinos instrumentos colectivos de cohesion social.

Proverbial es su adiccion a la pereza, magistralmente descrita cotidianamente por Peridis, pecado este de trascendencia capital para los ciudadanos vulgares, acreedores de una accion de gobierno diligente que nos saque de este marasmo infinito y agobiante.

Aunque disimulado y flematico, tambien es reo de ira, vease sino la aparente indolencia con la que practico la crueldad con su ex tesorero D. Luis Barcenas al que abandono a su suerte despues de haberlo utilizado como “pagano” digo el termino en todas las acepciones que ustedes quieran; o mas recientemente su indisimulada intencion de dejar a su querida Condesa consorte de Bornos a los pies de los caballos y que Dios la ayude.

De la envidia, la gula y la lujuria, no les hablo, por mas que alguna perversion extraña nos sugieren los comportamientos del personaje, pero si les hablare de su imposible redencion.

Digo imposible, porque no se le observa ni el mas minimo dolor de contriccion, antes bien se observan intentos falsos de mostrar inverosimiles propositos de enmienda que el mismo no se cree. Estoy seguro de que es acreedor del fuego eterno y no hay confesion que valga. Alguien de su confianza, deberia recomendarle el repaso de la Resolucion de su gobierno de 11 de febrero de 2015 (Boe 24/02/2015) por ver si en tan vergonzoso como ofensivo libelo alli publicado, encuentra un hilo de salvacion.

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, Jesús Penedo Pallas. Guarda el enlace permanente.