Plan de ayuda a la familia o tirar con pólvora del Rey – Isidoro Gracia

a8e9d-isidoroPlan de ayuda a la familia o tirar con pólvora del Rey

La propuesta de dedicar 1500 millones de € a mejoras de las pensiones futuras de las madres es otro sablazo la hucha heredada.

Siguiendo el ejemplo de las legiones  romanas, en que el legionario tenía que pagar parte de su equipo, y recibía su salario, en  los tercios españoles, cada soldado recibía una paga, pero la pólvora la solía pagar el soldado de su propio bolsillo.
Pero en ocasiones, como en caso de asedio, se podía obtener pólvora de almacenes o los polvorines del ejército y entonces se tiraba con “pólvora del rey” y por lo tanto no se tenía tanto cuidado y se disparaba más alegremente.

En el partido del actual gobierno debe haber personas de cierta ilustración, y como han asumido las tesis de algunos economistas neoliberales que toda cotización social es un impuesto, han decidido copiar el método y están dedicando los recursos, que llegan desde lo que toda contabilidad recoge como “costes salariales”, y que tienen un carácter finalista, a otros temas en beneficio de la propia imagen “social” del gobierno, e incluso a políticas absolutamente ajenas a fin único de las cotizaciones. Detallemos.

¿Es política social utilizar la práctica totalidad de los más de 60.000 M de € heredados a sostener la deuda pública? Evidentemente no, es, además de una asunción de riesgos ajenos al fin de esos recursos, política estrictamente económica y de un color determinado.

En el caso de la propuesta, no se olvide realizada en un periodo electoral, la expresión que se aplica cuando no se tienen en cuenta los gastos o esfuerzos, porque corren por cuenta de otro, tiene una doble entrada. Una, al aplicarse a partir de 2016, será el próximo gobierno el encargado de su gestión. Y dos, las políticas de ayuda a un determinado tipo de familia (la favorita de los conservadores) no están entre los objetivos del sistema de pensiones contributivas. Sean cuales sean las posibles mejoras, los recursos tienen que llegar desde los Presupuestos Generales del Estado, en su parte financiada por los impuestos.

Otro ejemplo de uso indebido de la hucha, es la cotización de 100 euros al mes por contingencias comunes (básicamente pensiones) para los nuevos contratos indefinidos que supongan un aumento de plantilla en las empresas. No es fácil de cuantificar la pérdida global para las arcas de la SS, pero es fácil la unitaria, tomando un salario bruto medio de 18.000 €/año la pérdida anual está en los 4.000 €/año (multiplicar por el nº de contratos del que presuma el gobierno). Eso si la empresa no cae en la tentación de sustituir un contrato indefinido razonablemente remunerado por dos nuevos, previo ERE o despido, lo que multiplicaría el expolio.

Sumemos los efectos de la tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos. Inicialmente sólo se aplicaba a menores de treinta años pero desde finales de septiembre de 2013 se amplió a todos los nuevos autónomos que cumplieran los requisitos. El cálculo es sencillo, los 170.000 beneficiarios anunciados por la Ministra de empleo por los más de 2.600 €/año perdonados (la cuota mensual mínima son 264 €/mes) igual a 440 M de €/año a restar de la hucha.

Al etc. puede sumarse la bonificación del 100% de la cotización de los becarios y algunas otras presentadas como “medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia”.

Conclusión: No son medidas sociales, ni de estímulo, es simplemente un expolio de los recursos que los costes salariales aportan a la Caja Única de la Seguridad Social, para destinarlos a fines ajenos  a su función.

 Mayo de 2015

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, Isidoro Gracia Plaza. Guarda el enlace permanente.