Mucho ruido…Demasiado… – Antonio Campos Romay

83bab-antoniocamposromay

MUCHO RUIDO…DEMASIADO

Desde el sábado de gloria, de gloria de Messi, que firmó uno de los goles de más bella factura visto en mucho tiempo, no para de haber casi tanto ruido, como el que epató la Marcha de los Granaderos en el Nou Camp. Ciertamente es una muestra de que no pocos, están necesitados del conocimiento que pudiera derivarse de esa asignatura que la derecha nacional de mano de la Conferencia Episcopal retiró satanizandola de los planes de estudios, “Educación para la Ciudadana”. Otros pensaran que frente al entusiasmo de los monosabios del régimen borbónico que tantos engarces tiene en el franquismo por su origen y en el postfranquismo incorporado a la Transición, y que implementan la política al deporte, haciendo herencia de la “Copa del Generalísimo” en una travestida “Copa del Rey”, cuando posiblemente debiera ser la Copa de España, con la parafernalia que comporta, se sientan autorizados a echarles un pulso.

La pitada a la marcha de los granaderos que actualmente es himno oficial de España, puede que fuese un espectáculo lamentable, en tanto afecta al conjunto de la ciudadanía. Otra cosa es, aunque sea difícil determinar en qué medida, lo que conllevaron como muestra de incomodidad con la institución monárquica y quien la representa. Pero no menos lamentable fue la ausencia, presumiblemente dictada por la cobardía, del presidente del gobierno Sr. Rajoy acompañando al jefe del estado. Al igual que la ridícula risa floja y meliflua del Sr. Mas, que le despoja de cualquier categoría propia de un líder coherente con su responsabilidad. Algo, que una vez más evidencia la mediocridad de los gobernantes que padecemos.  El Sr. Rajoy para acentuar su desubicación, tras el partido saca a través de su fiel escudera, la Sra. Sáez de Santamaría un comunicado, tan patético como la ridícula actuación del Sr. Sánchez perdiendo las nalgas para servir de pañuelo al Borbón… ¿Hubo tal diligencia por parte del Emérito Rey Campechano cuando fue soezmente abucheado el Sr. Zapatero durante los actos del desfile de la las FFAA, con absoluto desprecio tanto a que sonase la Marcha de los Granaderos o el Toque de Silencio? No cabe recordar el crujir de dientes ni el rasgarse las vestiduras de los que hoy semejan al borde del ataque de nervios. Ni llamadas de consuelo o apoyo a la Zarzuela. Si está en las hemerotecas para ser recordado, la entusiástica defensa de los que entonces, si eran “indignados ciudadanos”…”usando legítimamente su libre derecho de expresar su opinión” y otras lindezas que aplaudían comprensivamente los máximos dirigentes del PP y sus corifeos…

Seguramente no poca gente ante estos símbolos –plenamente constitucionales- no por ello en su fuero íntimo pueda dejar de pensar que les han usurpado, no solo la bandera y el himno, sino también el país. Una gran mayoría, sin compartir el comportamiento habido en las gradas, lo contemplen con la indiferencia de un acto contestatario más sin por ello traumatizarse ni hacer ninguna clase de drama. Quizás los de más edad recuerden esa misma Marcha de los Granaderos desletrada, con una letra efímera compuesta por José María Peman, poeta de cámara de cuanto de casposo y fascista hubo en este país y finalmente consejero áulico del Borbón de Estoril…: “Viva España/Alzar los brazos hijos del pueblo español/que vuelve a resurgir/Gloria a la patria que supo seguir/sobre el azul del mar/el caminar del sol/….”

 Diego Esteban Capusotto también conocido como Peter Capusotto , un argentino humorista, actor y guionista a través de uno de sus personajes, Violencia Rivas dice : “Para mí, las tradiciones, los símbolos, las banderas, las nacionalidades, las religiones o cualquier otra cosa que te imponen sin preguntarte, no son más que un montón de veneno, con lo que te asesinan la libertad y convierten en un robot a control remoto, diseñado para obedecer las putas órdenes de una banda de ladrones hijos de puta que nos dominan”. Sin ser tan drástico D. Santiago Carrillo convenció a sus camaradas que si el precio de la Libertad era una bandera, el, por una bandera, no estaba dispuesto a renunciar a abrir el camino… Es de suponer que lo hizo con cierta reserva mental…y no poca melancolía…

Lo acaecido en el Camp Nou es un gesto quizás de mal gusto, de escasa conciencia cívica,  de un deteriorado sentido de pertenencia, una expresión de libertad (en este caso da la impresión que bastante manipulada), pero a fin de cuentas, no deja de ser, simplemente la sintomatología de las cosas mal hechas, de miopías permanentes y de ausencia de capacidad de afrontar algo,  que con las torpezas habituales cada vez se encona más … Y desde luego, con un oportunismo extremo para intentar paliar tras el ruido, un debate de actualidad, el panorama poselectoral y la aguda crisis que dicho panorama ha generado en el escenario político.

¿Por cierto, que hubiera pasado si en vez de la Marcha de los Granaderos hubiera simplemente sonado el himno de Euzkadi y el de Catalunya, -el de los dos protagonistas-, e himnos oficiales ambos dentro del conjunto de España?….

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en Antonio Campos Romay, AUTORES. Guarda el enlace permanente.