A propósito de la corrupción del lenguaje – Jesús Penedo Pallas

contrA propósito de la corrupción del lenguaje

“Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.” -Albert Einstein

Por la corrupción del lenguaje, empiezan muchas otras corrupciones, es afirmación atribuida por la prensa a D. Victor García de la Concha, Director de la RAE http://cultura.elpais.com/cultura/2010/03/01/actualidad/1267398010_850215.html.

Yo no me atrevo a contradecir al insigne académico, por mas que la discusión circular entre el huevo y la gallina, bien podría aplicarse al caso.

Aún a riesgo de simplificar y tal vez vulgarizar en exceso el tema que nos ocupa, lo reduciré a una somera referencia al lenguaje público que nos invade, que nos aburre y nos adormece y que amenaza con forzarnos a un debate entre la abulia y la indignación.

Como no, me refiero al lenguaje de las personas públicas que se afanan en elegir mensajes para atraer nuestra atención y nuestro voto. Me refiero a la “liquidez” y variabilidad de los mensajes, y a su cuidada selección, para dirigir nuestra mirada al señuelo adecuado; olvidando no solo la verdad, sinó la buena fe y la ejemplaridad que debería presidir la acción de los ciudadanos con responsabilidades (o aspiraciones) de gobierno de las cosas públicas.

Tratar de centrar el debate en la evidencia de quién fue culpable de la incapacidad para alcanzar un acuerdo de gobierno, compatibilizar afirmaciones de rechazo de las ideologías tradicionales, para a continuación reivindicarse desde una de ellas e incompatibilizarse con otras, son formas de lenguaje corrupto, no menos descaradas, que poner el punto de mira sobre “lo nuevo y lo viejo”, “la casta” o “las nuevas formas”

Pero no es mas corrupto este lenguaje, que el de los que pretenden erigirse en defensores irredentos de no se que Patrias o banderas, sean estas cuales fueren. O los que manifiestan la sólida unidad de sus organizaciones y en la edición siguiente, airean sus miserias y sus vergüenzas ajenos a que los están haciendo al desnudo y expuestos al público escrutinio.

Algunos descarados, afirman que “la corrupción es robar”, pretendiendo con ello un reduccionismo grosero, que nos llevaría a que los poderosos no pueden ser corruptos, porque lo suyo siempre tiene cobertura legal, salvo en el caso de ser pillado. Y asi nos va.

Los ciudadanos votaremos el 26 de junio, después de haber sufrido por segunda vez el acoso de ese lenguaje corrupto, plagiado de cualquier “reality”poco edificante de los que se estilan. Tal vez después unos y otros se empeñen en explicarnos que mensaje han recibido a través de nuestro voto. Ya veremos.

Pero creo no ser soberbio si afirmo que acabar con la corrupción en política, tiene que comenzar por una apuesta decidida por la pedagogía de la verdad y la claridad entre los contendientes para con los ciudadanos. De lo contrario, que no nos sorprendan los resultados.

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, Jesús Penedo Pallas. Guarda el enlace permanente.