Más sobre el IBAN – José María Barja Pérez

491c7-josc3a9mc2aabarjaMás sobre el IBAN

Unos alarmantes titulares alertaban, en el ciberespacio y en alguna prensa escrita, de que el cobro de la nómina estaba amenazado por algo llamado IBAN. La catástrofe se produciría a partir del 1/febrero/2014 y, aunque pare­cía que lo debería arreglar cada empresa, se traspasaba la culpa a cada asala­riado por no conseguir ese dato: la nueva identificación de la cuenta bancaria donde le ingresan sus emolumentos.

Desde 1989, las cuentas bancarias en España se identificaban por el Códi-go Cuenta Cliente (C.C.C.), recomendado por el Consejo Superior Bancario y la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorro). Éste es el código que usábamos, formado por 4 cifras que identifican la entidad, 4 para la sucursal, dos rotuladas D.C. (dígitos de control) y 10 para el número de cuenta. El pro­pio Banco de España tuvo que recordar en septiembre/2013 que desde febre­ro/2014 (Diario Oficial de la Unión Europea 30.3.2012) sólo se emplearía el International Bank Account Number. Y aprendimos que éste, según la norma ISO 13616 de 1997, consiste en anteponer dos letras mayúsculas y dos dígitos al formato de numero de la cuenta de cada país. En el caso de España, se anteponen al C.C.C., las dos letras que codifican el país, ES, y dos dígitos de control que se calculan con el algoritmo ISO 7064, MOD 97-10 de 2003. Así, de los 20 dígitos del C.C.C. pasamos a 24 caracteres, dos letras y 22 dígitos, que deben presentarse en grupos de 4 separados por un espacio.

iban en España

Llegada la fecha límite de febrero/2014 hubo que ampliar el plazo al 1/fe­brero/2016 en medio de controversias sobre quien debía realizar la conver­sión, los bancos o cada particular, empresa u organismo. Pero a día de hoy algunos organismos nos piden los componentes del C.C.C. e incluso los ban­carios se sorprenden de que los IBAN de otros países tengan una diferente longitud. No estaría mal que todos conociésemos que, según la versión 68 de ese estándar, en junio/2016 hay 70 territorios (muchos más que los miembros de la SEPA) aplicándolo a sus sistemas de numeración de cuentas, con la curiosidad de que hay IBAN de longitudes de entre 15 y 32 caracteres. Pero ese estándar protege contra errores al transmitir esos datos; no como otros dígitos de control, como los incluidos en el N.R.P. de los funcionarios, que pueden verse en largas listas en el BOE.

Datos:

  • La aparición del IBAN nos llegó ligada a la de la SEPA, acrónimo de Single Euro Payments Area, “zona única de pagos en euros”, formada por «los 28 estados de la UE más Islandia, Lietchestein, Noruega, Suiza y Mónaco.» El papanatismo de usar el acrónimo inglés, en vez de ZUPE, provocó que el Banco de España tuviese que cambiar su página web de información a sepaesp.es ya que la web www.sepa.es era propiedad de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (constituida en 1959 como Sociedad Española de Parodoncia). En las páginas 30 y 31 del libro que editaron por su 50 aniversario, en la foto de grupo rotulada «los patriarcas de SEPA», destacan a «un egregio dentista de fama universal, aunque por otros motivos: Félix Rodríguez de la Fuente». Y acaban de anunciar que en abril/2018 cele­brarán en A Coruña dos jornadas, con asistencia estimada en 4.000 de sus miembros.
  • El uso de acrónimos, aparte apropiación de uno ya en uso, produce conexiones insospe­chados por similitudes fonéticas. Así, próximos a SEPA, nos suenan SEPLA (Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas); Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, originalmente, Sociedad Española de Patología Respiratoria); SEPAC (Small Euro­pean Postal Administration Comparations, de filatélicos); Sepca (Sindicato de Empleados Públicos de Canarias) e incluso SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales).
  • No fue la única metedura de pata de la autoridad de supervisión bancaria, pues su cam­paña publicitaria denominada datecuenta, para explicar a los “emisores de recibos” que el IBAN sería obligatorio desde el 1/febrero/2014, usurpaba el nombre de un dominio dedi­cado al periodismo libre (www.datecuenta.org) que usa el lema «Comunicación para la felicidad, autogestión para la utopía».
  • La longitud del código IBAN (incluidas las dos letras que identifican al territorio emisor) es de 32 en Santa Lucía; 31 en Seychelles y Malta; 30 en Jordania, Kuwait e isla Mauricio; 29 en Brasil, Catar, Palestina y Ucrania; 28 en Albania, Azerbaiyán, Chipre, Guatemala, Hungría, Líbano, Polonia y República Dominicana; 27 en Francia, Grecia, Italia, Maurita­nia, Móna­co y San Marino; 26 en Islandia y Turquía; 25 en Portugal y Santo Tomé y Prínci­pe; 24 en Andorra, Arabia Saudí, Chequia, Eslovaquia, España, islas Vírgenes Británicas, Moldavia, Pakistán, Rumania, Suecia y Túnez; 23 en Emiratos Árabes Unidos, Gibraltar, Israel y Timor Oriental; 22 en Alemania, Baréin, Bulgaria, Costa Rica, Georgia, Irlanda, Montene­gro, Reino Unido y Serbia; 21 en Croacia, Letonia, Liechenstein y Suiza; 20 en Austria, Bosnia-Herzegovina, Estonia, Kazajistán, Kosovo, Lituania y Luxemburgo; 19 en Eslovenia y Macedonia; 18 en Dinamarca, Finlandia y Países Bajos; ninguno con longitud 17, pero 16 en Bélgica y 15 en Noruega.
  • Los dígitos de control calculados utilizando MOD-97-10 protegen la cadena de caracteres contra errores que ocurren cuando la gente copia los datos. En particular, la norma detecta todos los errores de sustitución simple (la sustitución de un solo carácter por otro, por ejemplo 4234 por 1234); casi todos los errores de transposición de dos caracteres (adyacen­tes, como 12354 para 12345, o con un carácter entre ellos, por ejemplo 12543 para 12345); alta proporción de errores de doble substitución (por ejemplo 7234587 para 1234567) y alta proporción de otros errores.
  • Los dígitos de control del IBAN español son cd = 98 – Mod(CCC142800; 97), la diferencia entre 98 y el resto módulo 97 del número de 26 cifras formado por el C.C.C. seguido de 14 (por E), 28 (por S) y dos ceros; si el resto es menor que 10, el primer dígito de control es un 0. De ello se deriva la sencilla comprobación de la corrección de un IBAN: verificar que Mod(CCC1428cd; 97) = 1 [la validez de tal  afirmación proviene de una igualdad aritméti­ca simple: Mod(CCC142800 + 98 – Mod(CCC142800; 97); 97) = 1]
  • La única dificultad es que es esos cálculos intervienen enteros de 26 guarismos y el cóm­puto no puede ser realizado directamente en una calculadora o en una hoja de cálculo. Pero si puede realizarse con un elemental algoritmo: empleando ocho dígitos de cada vez en la orden Mod(; 97), se comienza con las ocho primeras cifras del C.C.C y se repite el cálculo anteponiendo el resto anterior a los siguientes seis guarismos del número CCC142800; fi­nalmente se substrae de 98 el último resto. Por ejemplo, para la cuenta en formato 2310-0001-18-0000012345, el cómputo de ese IBAN sería:

                          Mod(23100001; 97) = 33;  Mod(33180000; 97) = 83;

Mod(83012345; 97) = 36;  Mod(36142800; 97) = 18;  98 – 18 = 80

Así esa cuenta bancaria pasa a ser identificada como ES80 2310 0001 1800 0001 2345 (la separación en grupos de cuatro caracteres esta prescrita en la norma).

  • En otros países el IBAN resultó más sencillo de implementar: en Portugal todos sus IBAN comienzan por PT50; en Francia, si el número de cuenta no incluye letras, el IBAN se inicia por FR76 (aunque emplean MOD-97-10 para los dígitos de control de la cuenta, en ese cálculo tratan a las letras de modo diferente al estandarizado en el IBAN). Un ejemplo de normativa de establecimiento del IBAN es la circular que emitió el Banco Central do Brasil el 14/febrero/2013.
  • El Real Decreto 1405/1986, de 6 de junio, contiene el Reglamento del Registro Central de Personal en cuyo artículo 3 se define el Número del Registro de Personal (cuyo acrónimo es R.P.) diciendo que «estará compuesto por el número del documento nacional de iden­tidad, completado con ceros a la izquierda hasta la cifra de ocho dígitos. A continuación se añadirán dos dígitos, uno de control y otro para evitar posibles duplicaciones, seguidos del código del cuerpo, escala, convenio y categoría a que pertenezca la persona objeto de inscripción.» Dicho Reglamento fue modificado por el Real Decreto 2073/1999, de 30 de diciembre, donde se determina que a «una misma persona le corresponderán tantos núme­ros de registro de personal como nombramientos como funcionario de Cuerpos o Escalas o personal eventual haya tenido, o contratos laborales haya suscrito» (capítulo II, artículo 8.3). Pero mantiene la definición del N.R.P. «basado en el número del documento nacional de identidad cuando inscriba ciudadanos españoles. Este número será el mismo durante toda la vida administrativa de los interesados, por lo que no podrá ser modificado una vez asignado, salvo para corregir errores materiales.» Para quienes, por carecer de DNI apor­ten otro documento de identificación al inscribirse por primera vez en el Registro Central de Personal, le asignarán un número de identificación personal que conservarán durante toda su vida administrativa.
  • El descubrir como se calcula el N.R.P. es un ejercicio de secundaria, si disponemos de alguna Orden de nombramiento publicada en el BOE. Una simple observación nos permi­te descubrir que los dos dígitos de control que añaden al DNI son sólo alguno de estos siete: 02, 13, 24, 35, 46, 57, 68. Inmediatamente descubrimos un patrón en esos números: son de la forma 11 · i + 2, con i = 0, …, 6 y, contrastando con el correspondiente número de DNI, obtenemos que i = Mod(DNI; 7). Así comprobamos que los dígitos de control del R.P. son cd = 11 · Mod(DNI; 7) + 2
  • Esos dígitos de control del N.R.P. no protegen contra ninguno de los errores que pueden producirse al transcribir datos, ni siquiera los de sustitución simple. Sorprende tal desas­troso diseño al contrastar con el del NIF (Número de Identificación Fiscal) que estableció el Real Decreto 1245/1985 en el articulo 6.2 al especificar «al número del Documento Nacional de Identidad, sin modificación alguna, seguirá el correspondiente código de veri­ficación, que será una letra mayúscula.» El Ministerio del Interior explica, como servicio al ciudadano, el «cálculo del dígito de control del NIF/NIE» mostrando la tabla que trans­forma Mod(DNI; 23) en una letra (para evitar confusiones no se usan la I, la O y la U). Este sistema de dígitos de control detecta casi todos los errores comunes, mostrando que diferentes órganos de la administración no comparten las buenas soluciones al problema de una identificación segura.

       Tras el Independence Day (la fecha de 1776 en la que U.S.A. se declara independiente del Reino Unido, el cual no lo reconoce hasta 3/septiembre/1783), el 5/julio es el Día de la In­dependencia en Venezuela (de España, en 1811), en Argelia (de Francia, en 1962) y en Cabo Verde (de Portugal, en 1975); el 6/julio en Malaui (del Reino Unido, en 1964) y en las islas Comoras (de Francia, en 1975) y el 7/julio en Islas Salomón (del Reino Unido, en 1978). El día del chupinazo de  San Fermín este año coincide con Aid el-Fitr (عيد الفطر, Fiesta de la ruptura del ayuno) el final del mes de Ramadán (y el primer día del mes Saawal, el 10º del calendario lunar islámico, de 29 días).

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, José María Barja Pérez. Guarda el enlace permanente.