Cumpleaños del código de barras – José María Barja Pérez

491c7-josc3a9mc2aabarjaCumpleaños del código de barras

José María Barja Pérez

Un cumpleaños poco conocido es el de la primera patente de un código de barras, un elemento de identificación de productos que hoy nos parece común. El 20/octubre/1949, Norman Joseph Woodland y Bernard Silver presentaron una solicitud de patente de un «Aparato clasificador y método», que fue admitida tres años después recibiendo el número US2612994 A. La aplicación del invento tuvo que esperar al desarrollo de lectores apropiados y a la mejora de los sistemas de impresión: la tecnología láser, tanto de lectores como impresoras. Pero ha quedado registrado que el primer producto vendido con un código de barras leído por un escáner, fue un simple paquete de chicles (el 26/junio/1974 en un supermercado de la cadena Marsh en Troy, Ohio); en España la primera venta fue un estropajo de la firma 3M, en el supermercado Mercadona en Valencia el 3/octu­bre/1977. Cuarenta años después, el uso extensivo de ese sistema de identificación, lo ha convertido en cotidiano y común. Los artistas perciben el ritmo y las simetrías internas que aparecen en esos símbolos, por lo que no es extraño que los diseñadores, tanto en gráficos como en productos industriales, empleen esas colecciones de barras por su valor estético. Incluso pueden verse en gran escala pintados en las fachadas de un edificio de la ciudad herculina. Eso sí, muchos de ellos no son conscientes que esos símbolos contienen información que puede ser extraída, aunque realicen cambios menores, pues el último dígito permite controlar la validez. El cálculo de ese dígito de control puede ser objeto de ejercicio en primaria pues, aparte de mostrar el uso de las matemáticas en la vida cotidiana, llevará a fijarse en la información incluida; por ejemplo, poner énfasis en los países que producen los productos que consumimos.

Datos:

  • En la descripción de la patente se dice «Esta invención se refiere a la técnica de la clasificación de artículos a través de identificación de patrones. Proporciona un aparato automático para la clasificación de las cosas de acuerdo a la foto-respuesta a las líneas y/o colores que constituyen las instrucciones de clasificación que se usan para representar las cosas a clasificar. Se proporciona un aparato foto-sensible que deberá clasificar las cosas sin recurrir a sus características; el aparato clasificará cosas pasando ante aparato sin orientación respecto a la dirección del movimiento de traslación. Dicho de forma más concisa, un aparato automático que ejecutará con precisión los resultados del proceso de clasificación de una manera inteligible. Una aplicación de la invención está en el campo de los supermercados, pero no debe conside­rarse que la invención está limitada sólo a ese campo.»
  • Norman Joseph Woodland (6/septiembre/1921-9/diciembre/2012) se había titulado como Bachelor of Science in Mechanical Engineering (BSME) por la Drexel University de Filadelfia en 1947. Bernard Silver, también graduado en Drexel, fue quien le había trasladado el problema de leer automáticamente información en los supermercados; Silver murió en 1963, a los 38 años, antes de la aplicación comercial del invento. La Medalla Nacional de la Tecnología USA de 1992 concedida a Woodland fue el reconocimiento a su trabajo de diseño de los símbolos UPC (Universal Product Code) y EAN (European Article Number), a partir de su idea patentada en 1952.
  • La versión inicial del código de barras, el UPC, fue incluida por Woodland en su diseño del EAN que permitía codificar 13 dígitos. Estos, junto con los separadores de inicio, final y centro (representados por barras un poco más largas), aparecen codificados como 30 barras y 29 espacios; para que no importe la dirección de lectura, la codificación es diferente en las partes izquierda y derecha del símbolo. Usualmente los tres primeros dígitos codifican el país, los dígitos 4º al 7º el fabricante (hasta 10.000), los 8º al 12º el producto (hasta 100.000) siendo el 13º, el dígito de control. Se denominó ese código GTIN-13, otro ejemplo de un acrónimo (aquí, Global Trade Item Number) que suena raro en castellano y en bable; ese Número Global de Iden­tificación de Artículo es una numeración única, universal y no ambigua usada para identificar cualquier unidad comercial, para recuperar información predefinida y que pueda ser valorada, pedida o facturada en cualquier punto de la cadena de suministro.
  • En el año 2005 la asociación EAN se fusionó con la UCC (Uniform Code Council, que gestionaba el UPC) para formar una organización mundial identificada como GS1 (por Global Stan­dards), con sede en Bruselas. Es una organización privada mundial, con sede en Bruselas, dedicada a la normalización de los métodos de codificación empleados en la cadena logística, que establece estándares que permitan intercambio de bienes de consumo, visibilizando la cadena de distribución del productor al consumidor. Están representados más de 110 países e incluyen código para publicaciones periódicas (prefijo 977 en el ISSN) y para libros (prefijos 978 y 979 en el ISBN). Un muestreo básico en el supermercado, aparte de los prefijos más usuales 84… (España y Andorra) y 560… (Portugal), incluye los de otros países: galletas 789… (Brasil), 326… (Francia y Mónaco); chocolate 54… (Bélgica y Luxemburgo), 90… (Austria); desodorante 87… (Países Bajos); pilas 763… (Suiza y Liechtenstein); bolígrafos 49… (Japón).
  • Usualmente el símbolo lleva una linea de interpretación, que contiene los dígitos codificados en las barras, lo cual nos permite conocer el país emisor de ese código. El último de los dígitos es un control que confirma la validez de la codificación. Cuando el lector no es capaz de leer el código de barras, la cajera teclea los números de la linea de interpretación; y en ocasiones vemos que la máquina registradora rechaza esa entrada y debe teclear de nuevo. Lo que ha ocurrido es que el dígito de control ha detectado que ha introducido erróneamente los datos.

El cálculo del dígito de control es sencillo: la suma las cifras en lugar impar con tres veces la suma de las de lugar par debe ser un múltiplo de 10; y se puede ir eliminando de la suma las parciales que sean múltiplos de 10. Por ejemplo en los códigos de barras que empiezan por 84, los de España y Andorra, esos dos primeros dígitos pueden excluirse en la cuenta ya que aportan 8 + 3 ⋅ 4 = 20, un múltiplo de 10.

ean-comprobado-20-octubre-1949

Para cumpleaños antiguo el de As San Lucas, 860 años desde la concesión por Alfonso VII a Mondoñedo en 1156 del privilegio de una feria de caballos de ocho días (este año hasta el do­mingo 23). El 20/octubre es el Día mundial de la osteoporosis y Día Internacional del Contro­lador de Tránsito Aéreo (pues tal día de 1961 se creó su Federación). El 24/octubre es en Zambia el Día de la Independencia (de Reino Unido, en 1964) y, como cuarto lunes de octubre, Día Internacional de la Biblioteca Escolar. El 26 es en Austria su Nationalfeiertag (porque en 1955 finalizó la ocupación rusa y aprobó su ley de perpetua neutralidad); el 27 es el Día Mun­dial del Patrimonio Audiovisual (proclamado por la UNESCO en 2005) y en las caribeñas San Vicente y las Granadinas, Día de la Independencia (del Reino Unido, en 1979); el 28 es festivo en Grecia, Día del No (Επέτειος του Όχι, “Epétios tu Oji”, Aniversario del No, al ultimátum italiano en la II Guerra Mundial) y en la República Checa, Proclamación de la Independencia (en 1918); el 29 es el Día Mundial de la Psoriasis y en Turquía, la Proclamación de la República (en 1923). El lunes 31/octubre es el Día de la Enseñanza («no lectivo en este curso 2016/17 en los centros docentes sostenidos con fondos públicos» según la Xunta, art. 7.3 Orden 7/ junio/2016); coincide con Halloween (contracción de All Hallows’ Eve, ‘Víspera de Todos los Santos’) y Reformationstag (Día de la Reforma, recordando que tal día de 1517, Martin Lutero clavó sus  95 tesis en Wittenberg). Es la víspera de Todos los Santos (festivo no sólo en España, sino en Portugal, Francia, Italia, Bélgica, Austria y länders alemanes) y el Día de la Indepen­dencia de Antigua y Barbuda (del Reino Unido, en 1981).

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, José María Barja Pérez. Guarda el enlace permanente.