PLEITOS TENGAS Y LOS GANES.-Jesús Penedo Pallas*

La tradicional maldición gitana, alcanzó de lleno al gobierno de España. Esperar que las resoluciones judiciales, resolviesen el asunto catalán, se reveló como la peor de las estrategias posibles.

La instrumentalización del Tribunal Constitucional, desde la mutilación del Estatuto aprobado por ambos parlamentos y por los electores catalanes, hasta su utilización como tribunal de instancia para los temas mas insospechados, ha dejado su prestigio en zonas mas que preocupantes.

La judicialización del “proces”, tardía pero arrogante y la estrategia de internacionalización de parte de los dirigentes acusados, han puesto tan patas arriba las pretensiones gubernamentales, que nada es lo que parecía, después de que las respuestas de las diversas jurisdicciones europeas, dejaran  inaplicables al menos en parte, las calificaciones de los jueces españoles.

Así las cosas y dado que la justicia española ha quedado parcialmente desautorizada, (y digo el poder judicial) el resuello recuperado por  los nacionalistas catalanes, les permitirá seguir alimentando el fuego con un cierto desahogo; ya que el esperpento de que a los encarcelados se les pueda juzgar por delitos distintos que a los huidos, sugiere necesariamente que haya de repensarse la lógica judicial.

Que la arriesgada estrategia de los nacionalistas catalanes, haya tenido el éxito de volver la situación al punto de partida de forma ya reiterada, debería hacer reflexionar al gobierno no sobre su errada estrategia, sino sobre lo inconveniente de mantenerla por perniciosa.

Pero de todos los éxitos, el mas inconveniente para la estrategia del gobierno de España, es no solo el éxito de comunicación (o propaganda) que el nacionalismo catalán exhibió en el terreno internacional; ahora magnificado, por sus éxitos al desmontar justamente en el ámbito internacional al menos parcialmente, la escalada judicial.

¿Será suficiente para que el gobierno de Rajoy abandone su senda de la judicialización y la inactividad política, o será preciso que las cosas empeoren todavía mas?

Una buena parte de los ministros/ministras entonando “El novio de la muerte” o la indolencia con la que se despachan las corruptelas y corrupciones varias ya casi cotidianas, sin importar las consecuencias para las instituciones implicadas, no invitan al optimismo. Como tampoco sugiere luz, la despiadada competencia del novedoso Ciudadanos, que por cierto va ganando.

Lo cierto es que si el horizonte no nos depara la esperanza de un cambio de rumbo en la estrategia, es poco previsible que las cosas mejoren.

Y en el “cuanto peor mejor”, los grande perjudicados vamos a ser los ciudadanos españoles en general “para el suyo beneficio político” (Mariano dixit)

Veremos, que diría el maestro Aguilar.

(*) Jesús Penedo Pallas, Ingeniero Técnico Industrial, Licenciado en derecho, Secretario del Patronato de la Fundación Adcor y jubilado de la Función pública.

 

 

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.