EL PROBLEMA VENEZOLANO…José Luis Ortiz*

Venezuela, se ha convertido en un verdadero foco geopolítico, más allá de la legitimidad democrática, cierta por supuesto, una excusa frente a las verdaderas motivaciones que creo que voy a intentar aclarar en este artículo.

Estados Unidos , se nutre, al menos se nutría, en un 40 % de petróleo de Venezuela por ser un petróleo más rico y al que se le sacaba mayor rendimiento, aunque suene extraño. Y este apoyo manifiesto a Guaidó lo que encubre de verdad es un control sobre el mismo, pues será gracias a Donald Trump que el hubiera llegado a poder, muy alejado de unas elecciones libres y reales. La población venezolana por lo tanto seguiría sufriendo penurias.

Por otro lado Rusia y China , son los mayores prestamistas de Venezuela, primero China y luego Rusia. La última vez Rusia les ofreció inversiones en el sector de la minería y del petróleo  por el valor de 6000 millones de dólares. Además China tiene gran interés para entrar y controlar el mercado de Sudamérica, a lo que Estados Unidos se enfrenta claramente.  Rusia con ello espera en recuperar su poder perdido y en este momento Venezuela es lo mismo que era Cuba en 1962 en la era Kennedy.

Por otra parte en esa alienación Irán, Turquía y la India se posicionan a favor de Maduro apoyando a Rusia y China.

En Sudamérica, sus frontera colindantes con Colombia, Brasil y Guyana apoyan a Estados unidos. Especialmente el caso de Colombia hay importantes enfrentamientos originados por errores políticos, militares y especialmente económicos. Con Brasil , se encontraba especialmente el problema de la inmigración, y el nuevo presidente se ha alineado en muchos aspectos ideológicos con el mismo Trump.

Europa, enfrentado a Estados Unidos que le ha declarado la guerra comercial Donald Trump, se ve en un serio compromiso, con el riesgo de sufrir graves daños, los cuales ya esta padeciendo en parte, pues no sólo a ellos les interesa el hundimiento de una Europa fuerte, sino a Rusia.

Ambos necesitan una Europa hundida para poder resurgir, de ahí todos sus movimientos para ir desgastándola y para ello emplean la ayuda del ascenso de las políticas ultraderechistas anti europeístas, el apoyo a todos los movimientos sociales radicales como los chalecos amarillos, etc..

China por su parte es más medida pues necesita a Europa para su expansión económica y se mantiene en un plano mucho más discreto, siempre sin perjudicar a sus aliados naturales como son Rusia  e Irán. Estados Unidos se ha planteado controlar poco a poco Sudamerica, especialmente su patio trasero, el caribe. Sin olvidar que Venezuela además de petróleo tiene  importantes cantidades de oro, diamantes y coltan, entre otras cosas.

España, tiene una peor situación si cabe, pues  en 2017, se encontraban 180.497 españoles, que según reaccione pueden sufrir consecuencias en sus carnes. De ahí que se sea medido y cauto y alabe la posición del Presidente que esté atento a lo que diga Europa y anime a unas elecciones libres y transparentes. Aunque para ello hiciera falta observadores del exterior.

Lo que está claro que no es con “ejercicios cívico-militares” como se debe responder a esta amenaza .  Ojalá lo entiendan muchos, reflexionen , porque Venezuela, lo exige, se lo merece y especialmente sus ciudadanos, los que viven a pie de calle y no en el Olimpo del Poder.

*José Luis Ortiz Güell, funcionario

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.