COSAS IMPORTANTES QUE NOS JUGAMOS EN LAS EUROPEAS.-Isidoro Gracia

El periodo electoral está pasando y la posibilidad de alguna abstención por desconocimiento a algún grupo de presión quizá le vaya bien a los ciudadanos de a pié la abstención nos es nefasta y cara.

La UE es barata para el ciudadano: menos de 0,8 € al día, frente a los 10,50 € de la Xunta de Galicia, o, los 23 €/día de las decisiones del gobierno del Estado. También, en contra de la opinión extendida, eficaz en el logro de grandes objetivos, por ejemplo el primer objetivo de la U.E., antes C.E.E, se ha venido cumpliendo durante los últimos 75 años: evitar los conflictos armados entre los que somos vecinos y socios. No es un tema menor, durante los 20 siglos anteriores la situación normal era la de guerra abierta, desde 1801 hasta 1944 durante todos y cada uno de los días de ese periodo estuvo activa alguna situación bélica en el territorio de lo que hoy es ámbito U.E.

Sin entrar en otros grandes e históricos argumentos, en el terreno de los intereses más comunes en que nos afectan las decisiones que se toman, en el ámbito para el que podemos y debemos, votar.

¿Tiene usted un automóvil? Pues bien, salvo el color, y poco más, que usted elija, en todo lo demás: condiciones de motor, tipo de asientos, cinturones, luces, neumáticos, accesorios, etc. quien decide es el Parlamento y la Comisión Europeas para las que se vota el próximo domingo.

¿Un teléfono móvil? Sí, también en esto, quien pone algún límite a muchas de las tarifas de las que usted “disfruta”, son los mismos, la U.E., sin ir mas lejos esta misma semana ha entrado en vigor un precio límite para llamadas domesticas dentro de la U.E.

Puede ser que sea una persona que no quiere complicaciones tecnológicas y ni coche, ni móvil, pero usted se alimenta ¿verdad? Quien va decidir que se planta o cría, prioritariamente, con que se abona el tomate o se alimenta el pollo, y como se procesan y se envasan, incluso como deben de rotularse los componentes e el envase y mostrar los precios en su supermercado, son las personas de quien algunos, en este momento quieren desentenderse, dejando a otros la elección de los representantes de su país en donde se van a tomar todas esas decisiones.

En como se va a calentar el próximo invierno, si su pueblo va a tener acceso a internet, en que se va a envasar la cerveza, vino o refresco que normalmente consume, también tomaran decisiones aquellos a los que se eligen el 26A.

Por si opta por la autosuficiencia o el suministro solo local, debe saber que eso de la Sanidad Pública: condiciones medioambientales, garantías del agua potable, tratamiento de residuos, procedimientos frente a epidemias, etc. es un tema con decisión básica en los órganos del la U.E. Incluso los derechos mínimos como paciente, de cualquier sanidad, pública o privada, se aprueban en el Parlamento Europeo.

¿Paga recibos, necesita un crédito, tiene alguna tarjeta? Quien toma las decisiones sobre cuáles serán sus derechos como consumidor y establecerá algún limite al posible abuso de su banco serán esas instituciones a las que quizá usted no da la importancia que tienen.

Por no aburrir, ¿sabe que la composición de su ropa interior está reglada por normativa europea?, etc. etc.

Vargas Llosa dijo una vez: “Los pueblos a veces se equivocan, y a menudo la pagan caro”.

Conciudadano abstencionista, al margen de ideologías, ¿cree sensato dejar en manos ajenas lo que tanto afecta a su vida?, en especial si es de los que quieren que Europa cambie. Le va a resultar caro, sí o sí. Lo malo es que un posible elector no participe le va a salir caro no solo a él, sino a todos nosotros.

Mayo 2019

Isidoro Gracia

 

 

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.