PORTADAS DE VANITY FEA… R.-María Purificación Nogueira Domínguez.

Ellas… eran más frías que los crucifijos, nada buenos, que colgaban de sus ricos y nobles cuellos. Más frívolas e insustanciales que las portadas de la prensa rosa… en las que ,siempre y más, salían “ retratadas”. Más decrecidas intelectualmente, más iletradas, que las reuniones festivas y lúdicas a las que, siempre y más, “ se invitaban”.
Eran … tan feas por dentro que, por más que tratasen de maquillar y adornar su Doriangrayniano exterior con carísimos aperos de elegancia y distinción de Chanel y de Dior, por más que se perfumasen de Yves Saint Laurent… olían a falta de higiene ética y moral, de solidaridad, de igualdad. Eran muy feas y olían muy mal… eran de belleza fecal.
Ellas… se habían desarrollado en el útero del Fascismo y nacido en la cuna del Capitalismo, a los que rendían pleitesía… con auténtica algarabía. Vendían, prostituían, su dignidad a Papá y a Mamá, o a un marido rico, que pagaba muy generosamente una vida de mentira.
Eran… las que nunca escuchaban decir, ni con baja sonoridad: “ Bueno, sí, es muy fea, pero… es muy buena chica, inteligente, independiente, trabajadora, y tiene mucha personalidad”. Y, por el contrario, siempre les susurraban en la espalda: “ Bueno, sí, es muy fea, es horrorosa, pero… es muy buena princesa, duquesa, marquesa, hija de banquero, de millonario trepa y trilero. No es nada gratificante para la visión… pero es muy buena inversión”.
Eran… las ovejas rosas vendidas en subasta impúdica, adquiridas por el mejor pastor.
Eran… tan pobres e innobles que no tenían más rédito… que besos de plástico y abrazos de tarjeta de crédito. Las que nunca escucharon a Ben E. King… cantarles al oído: “ Darling, Stand by me”. Portadas de Vanity Fea…r, acompañadas en la soledad de su pie de página por un “ me quiero”… jamás por un “ te quiero”.

Ellos… eran tan insignificantes, tan ineptos, tan faltos de formación, que compraban títulos nobiliarios, universitarios, y profesionales, con American…as Express, solapas y corbatas de Armani, y portafolios a juego ( a juego sucio), en cuyo interior no cabía más trabajo que transportar botas de montar y ridículos sombreros, raquetas de tenis y polos de Ralph Lauren, palos de golf…os con pantalones bombachos de Style Tontos, chalecos verdes acolchados, como manda la buena raza, acompañados de brillantes escopetas de caza. Y si el sudor era excesivo ( por la incapacidad de gestión), un frasco de 150 ml ( millones) de Pierre Cardin o Hugo Boss… para apagar el hedor.
Ellos… por saber no sabían otra cosa que cobrar cheques muy voluminosos… y extender miseria muy flaca a los “rojos” a los que explotaban y de cuya precariedad se nutrían y engordaban.
Eran… tan clasistas que adquirían la distinción, que no tenían, en lujosos despachos de grandes inversores, invasores de la propiedad común.
Eran… tan racistas, subastadores de negros, que blanqueaban sus oscuras almas con baños de leche desna… turalizada. Aclaraban sus sonrisas en clínicas de estética, y ocultaban sus iracundos ojos tras gafas de ahumada mercaduría, porque no eran sus dientes sino sus ojos… los que mordían.

Ellas y Ellos… tan minúsculos humanamente, tan indignos mayúsculamente, tan horribles como eran. Los que siempre han sido… los que son. Los que siempre han estado… los que están. Los que no aportan nada más que confusión, mentiras, violencia, y contaminación. Hijos de la oscuridad, de la involución, del abuso. Facherío de balcón en el que, con ellos, siempre aplauden dos: La Legión y Dios. Los que viven del cuento, escriben de forma vil… y nunca han oído hablar de los Hermanos Grimm. Los que aprovechan los virulentos tiempos para aumentar sus indecentes sustentos. Los portadores de pulsera fachita, con nobilísima inscripción: “ Ande yo pudiente… muérase la gente”.

Los hijos de la Fealdad están muy dolidos y furiosos, no les agrada que los negros… tengan la mirada más limpia y blanca que ellos, que sean tan independientes y “ no suyas” las mujeres, que los hijos de los obreros vayan al colegio, que los pobres coman todos los días, que la diversidad sexual abra de par en par sus armarios, mientras ellos y ellas siguen en lo más oscuro y hondo… agazapados.

“¿Quién me presta una ouija para contactar con ellos, reírme en sus calaveras y escupir en sus pellejos?… No ven lo horrorosos que son… porque los muertos no se reflejan en los espejos”.

“ Mercaderes, traficantes, más que náusea dan tristeza, no rozaron ni un instante La Belleza… La Belleza… La Belleza”. ( L.E. Aute).

 

 

 

 

 

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE OPINIÓN. Guarda el enlace permanente.