Cambios en la banca- José María Barja Pérez

8e6df-josc3a9mc2aabarjaCambios en la banca  

El anuncio en gallego en el periódico de mayor tirada nacional llamaba la atención y  hablaba de “servizo de tardes”. Seguramente así se hacen entender mejor que con el icono verde con la sigla p. m. que, aún en pleno dominio de los relojes digitales, no es demasia­do conocida. Esos latines, post merídiem, remiten a que el Sol ha sobrepasado el meri­diano del lugar lo cual ya no está en correspondencia local con la hora, que sigue el meridiano de Berlín; aunque la definición del DRAE, “después del mediodía”, se ajusta mejor al sentido vespertino del concepto.

Cuando se anuncia el reemplazo de trabajadores por máquinas y cuando casi todos nos hemos habituado a recoger billetes de un cajero mecánico, está claro que esa nueva propuesta viene forzada por los problemas del negocio bancario. Estaría bien que ello implicase formación de los bancarios en temas profesionales como el IBAN y las caracte­rísticas de los billetes, junto con las capacidades tecnológicas que hoy se esperan de quien está obligado a manejar terminales. Una buena referencia de los cambios en las profesio­nes es echar la vista atrás y recordar que los empleados de banca eran escogidos por su buena letra y sus capacidades de realizar operaciones aritméticas de forma rápida y segura. La introducción de las calculadoras manuales y sobre todo de las electrónicas produjeron vacilaciones sobre la función de cada uno de los puestos. La revolución infor­mática, con la conectividad y el acceso instantáneo a datos e informaciones, modificó de modo sustantivo la forma de trabajar y se osciló hacia modelos menos presenciales. Pero las colas de pensionistas al fin de mes y las correcciones del  expansionismo han forzado a volver a modelos más personalizados, de tratar cara a cara con el eventual cliente en amplio horario.

Datos:

  • Respecto al concepto del IBAN, los bancarios no sólo es que desconozcan su cómputo es que no han aprendido que debe ser escrito en grupos de cuatro caracteres. Si ni siquiera el Banco de España estaba preparado para el establecimiento de tal estándar el 1/febrero/2014 y ha tenido que establecerse una moratoria española hasta el 2016, son explicables los desconocimientos en los puestos base.
  • Es relativamente poco conocido que la prueba del nueve (véase su magnifica definición en el DRAE) se aplica para determinar la validez de un billete. Incluso la explicación de un billete falso de 20 € que da la Oficina Central de la Interpol en Peru, de Lucha contra la Falsificación de Numerario, no hace referencia a que el billete lleva una numeración incorrecta V05563900123. Mediante la prueba del nueve (la V se sustituye por 22, por ser la vigésima segunda letra) se obtiene de resto 2 cuando el estándar del euro obliga a que sea un 8.
  • La noticia de la implantación de cajas de autoservicio, mediante pago con tarjeta de crédito y con un mecanismo para desactivar el código RFID de la prenda, que Zara está ensayando en tiendas de A Coruña, es un ejemplo de como una máquina puede realizar una tarea que en su día realizaba la vendedoras más especializada. Además la máquina ordena automáticamente la reposición de la prenda vendida y actualiza el control de stocks, tarea que fue la motivación para introducir los códigos de barras que hoy leen los cajeros de los supermercados y que acabarán siendo sustituidos por esos otros Radio Frequency IDentification que se autoidentifican en la caja.
  • Esperanza Aguirre explicó que “tenía que nombrar a un persona suficientemente formada” como consejera de Caja Madrid y que por ello eligió a Mercedes Rojo, aunque esta aseguró luego en sede judicial que “no tenía ni idea de banca”, pero según Aguirre “ella no trabajaba allí, era consejera.”

 Este 12/febrero,  xoves de Comadres del ciclo del carnaval, en algunos estados de U.S.A. (Ari­zona, California, Connecticut, Illinois, Indiana, Missouri, New Jersey y New York) es festi­vo, Lincoln’s Birthday (recordando su nacimiento tal día de 1809; en 2008 dejó de ser festivo fede­ral, optando algunos estados por unirlo al Presidents Day). El 14/febrero es el Día europeo de la salud sexual aprovechando el Valentine´s Day mencionado por Ofelia en Hamlet («To-morrow is Saint Valentine’s day …», acto IV, escena V.47) y por Teséo en Sueño de un noche de verano («Good morrow, friends. Saint Valentine is past …», acto IV, escena I.143). El 15/febrero, que este año coincide con el domingo de Antroido y también con la fiesta de la iglesia armenia   Presentación de Cristo en el templo, desde 1996 es en Canada el festivo National Flag Day (recordando que tal día hace 50 años fue izada por vez primera la bandera de la “maple leaf” en el Parlamento). Como tercer lunes de febrero, en U.S.A. el 16 es el festivo Presidents Day (empezando por la forma de escribir ese nombre y si incluye o no el cumpleaños de Lincoln, hay discrepancias entre los distintos estados sobre esta fecha de cele­bración del cumpleaños de Washington, quien nacido el 11/febrero/1731, al cambiar el calenda­rio cuando tenía 21 años, tal fecha pasó a ser el  22/febrero/1732; con la ley de 1968, la celebración cae en el rango 15-21/febrero, que no incluye ninguna de las dos); en el carnaval de Laza es luns das for­migas. El martes 17 este año corresponde al Martes de Antroido (Entrudo en portugués, Mardi Grass en francés). El 18, Miércoles de Ceniza este año, es en Gambia el Día de la Independencia (de Reino Unido, en 1965).

Acerca de Contraposición

Un Foro de Estudios Políticos (FEP) que aspira a centrar el debate sobre los diversos temas que afectan a la sociedad desde la transversalidad, la tolerancia, la libertad de expresión y opinión. Desvinculado de corrientes políticas o ideologías organizadas, pero abierto a todas en general, desde su vocación de Librepensamiento, solo fija como límite de expresión, el respeto a las personas y a la convivencia democrática. El FEP se siente vinculado a los valores republicanos, laicos y civilistas como base de una sociedad de librepensadores sólidamente enraizada en los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Esta entrada fue publicada en AUTORES, José María Barja Pérez. Guarda el enlace permanente.